Listin Diario Logo
14 de mayo 2021, actualizado a las 12:40 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 22 de abril de 2020

Anonimato

El cara y cruz de los contagiados por Coronavirus

  • El cara y cruz de los contagiados por Coronavirus

    La atención a los adultos mayores es vital para que sobrevivan al contagio. / AFP

  • El cara y cruz de los contagiados por Coronavirus
Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD

Los momentos de crisis sacan lo mejor y peor del ser humano, dicen con frecuencia los especialistas de la conducta. Historias reales y ficticias sobre ello son plasmadas con frecuencia en libros y películas, y ahora la crisis del COVID 19 lo pone nuevamente en evidencia.

Historias de irrespeto, violencia, especulación, así como de rechazos y discriminación contra personas sospechosas o confirmadas con la enfermedad se escuchan con frecuencia, lo que ha llevado a muchos a esconder su condición, prefiriendo quedarse aislados en casa, no acudir al médico y los vecinos sólo se enteran cuando ven al personal de laboratorio acudir a la casa a tomar muestras para pruebas diagnósticas.

Contrario a esto, también abundan historias de apoyo, entrega y solidaridad de personas que hacen donaciones, colectas de alimentos e insumos, artistas y empresas que hacen espectáculos para recaudar fondos y llevar alegría durante el aislamiento domiciliario, empresarios y particulares que donan recursos y material médico, personal de salud y seguridad que no descansan, así como voluntarios que acuden a hospitales o lugares empobrecidos para apoyar, dejando de lado el temor natural al contagio.

Estos dos testimonios recogen las realidades de los dos polos opuestos de la crisis que está generando el COVID 19 en la población dominicana.

¡No te acerques!

Lo que observó Santa de la Cruz la tarde del tercer jueves de abril, la dejó angustiada. Narra que escuchó un alboroto próximo a su residencia, ubicada en el sector La Esperanza, en Los Ríos, al asomarse a una ventana la escena era devastadora: un hombre golpeaba a otro con un palo de escoba para evitar que transitara por el barrio.

El motivo de esa reacción era conocido por todos los vecinos. Resulta que un hermano del agredido falleció a causa del coronavirus y la comunidad temía la posibilidad de que toda la familia estuviera infectada.

“Lo más lamentable es que las personas salieron de sus casas a grabar videos con sus celulares, y no se escuchó una voz solidaria”, le contó con tristeza De La Cruz a la periodista Celeste Pérez, quien aportó el testimonio para esta historia.

Explica que el solo hecho de ver una ambulancia alarma el barrio y provoca comentarios ofensivos y que fue testigo de cómo, a través del grupo de WhatsApp de los moradores, se mantuvo la alerta con desgarradores comentarios sobre una vecina, solo porque se había sometido a la prueba, la cual dio negativo.

Dice entender que no se debe ser permisivo con las conductas irresponsables de quienes, a sabiendas que están contagiados, no se resguardan en sus casas, pero no al punto de hacerles daño, “tanto duele el maltrato físico como el emocional”.

Rompen distancia

Convencida de que solo la fuerza de la solidaridad hará posible que muchos puedan sobrevivir a la crisis de la pandemia, Martha Rodríguez, miembro de una iglesia cristiana, se las ingenió para lograr que las medidas de distanciamiento social no impidieran ayudar a una familia en San Cristóbal a la que un incendio le había destruido su cocina y despensa.

“Tenemos un grupo de WhatsApp por el cual se dan a conocer las situaciones de algunos hermanos de la iglesia o sus familiares”, explica Rodríguez y que fue a través de esa herramienta que se enteró que a una viuda, residente en un poblado de San Cristóbal, un incendio le había destruido su pequeña cocina, incluyendo la estufa y la despensa.

Dice que su problema no era de salud, pero igual necesitaba ayuda para poder tener alimentos en estos días de confinamiento.

ORGANISMO

Salud mental.

La Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre las consecuencias del coronavirus en las salud mental y el bienestar psicológico de las personas.

Ansiedad.

Los profesionales de la conducta advierten que cuando alguien se enferma de Covid-19, espera recibir cuidado y apoyo, pero el aislamiento y rechazo puede suscitar niveles elevados de temor y ansiedad.