Listin Diario Logo
25 de mayo 2020, actualizado a las 10:12 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 30 de marzo de 2020

Desobediencia

La dinámica de la capital al filo del toque de queda

  • La dinámica de la capital al filo del toque de queda

    La Zona Colonial, donde anualmente visitan más de medio millón de turistas, lucía vacía por el toque de queda. JAM

Dalton Herrera
Santo Domingo, RD

Las 4:40 de la tarde y so­lo dos o tres personas de la tercera edad estaban ayer sentados en los ban­cos del Parque Colón de la Zona Colonial.

A pesar de que faltaban solo 20 minutos para que iniciara el toque de queda impuesto por el Gobierno para combatir al Covid-19, aquel espacio que alberga anualmente a más de medio millón de turistas, no se veía tan vacío después de todo.

Allí estaban las palo­mas en el mismo lugar, solo que ya no estaban los niños con sus padres pa­ra arrojarles maíz como acostumbran en tiempos sin pandemia. Tampoco estaban los vendedores ambulantes que cargan con los dulces, cigarri­llos, galleticas, mentas y frito-lays. También otros ausentes eran los bailado­res de brake-dance y los acróbatas que tanto lla­man la atención por sus espectáculos al aire libre.

No obstante, uno de los envejecientes que se en­contraba ahí, sin masca­rillas ni guantes y aparen­temente extranjero, dejó caer un bulto al suelo sin querer que resonó ante tanto silencio; pero ni de esa forma las palomas se espantaron, por el contra­rio, seguían en los alrede­dores de la estatua del na­vegante Cristóbal Colón como si estuvieran nega­das a que la soledad en esa zona tan concurrida les ro­bara el espacio.

Despreocupados

En los sectores del Gran Santo Domingo el ambien­te es de despreocupación. Aunque el flujo de gente es mucho menor si se compa­ra con la cotidianidad en tiempos normales, en las esquinas y enfrente de sus casa los jóvenes no han de­jado de jugar “vitilla” ni de charlar en grupos.

Durante el recorrido por los sectores Herrera, Gualey, Guachupita, Los Guandules, Mejoramien­to Social, San Carlos, Villa Juana, Villa Francisca, Los Mameyes y otros más; pe­riodistas del Listín Diario constataron también que muchos de los ciudadanos salen a las calles sin mas­carillas ni guantes.

Algunas de las perso­nas alegaron que esas he­rramientas preventivas contra el también llama­do coronavirus “no se en­cuentran por ningún la­do”.

El reloj marcó las 5:00 de la tarde…

Las calles y avenidas de la capital estaban solas. En cada intersección, si no ha­bía un policía estacionado con su motocicleta estaba un retén con varios agen­tes policiales esperando detener a cualquier ciuda­dano que haya violado el toque de queda.

Las entradas y salidas de los túneles y elevados del Gran Santo Domingo esta­ban cerrados con conos o bloqueados por los autobu­ses y camiones policiales.

En poco tiempo iban siendo detenidos perso­nas que conducían como si ignoraran la medida del Gobierno. Al ser interveni­dos por los agentes justifi­caban su accionar con que regresaban de hacer com­pras de alimentos.

En nueve días de jorna­da de excepción, 15,989 personas han sido apresa­das violando el toque de queda.

El presidente Danilo Medina había instado a la población dominicana a “quedarse en casa” para ayudar a las autoridades a frenar la propagación del Covid-19 y recientemente dispuso ampliar el horario del toque de queda hasta el 3 de abril de este año.

Un toque de queda es la medida que establece un gobierno en situaciones excepcionales para limitar la libre circulación por las calles y la permanencia en los espacios públicos.

Las demarcaciones don­de más se producen estas detenciones son Santiago de los Caballeros, La Ro­mana, el Gran Santo Do­mingo y Baní.


Más en La República