Listin Diario Logo
21 de noviembre 2020, actualizado a las 06:54 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 16 de febrero de 2020

Elecciones 2020

Una comerciante con sus ventas frustradas y un candidato en cama, parte del panorama tras suspender elecciones

  • Una comerciante con sus ventas frustradas y un candidato en cama, parte del panorama tras suspender elecciones
  • Una comerciante con sus ventas frustradas y un candidato en cama, parte del panorama tras suspender elecciones
  • Una comerciante con sus ventas frustradas y un candidato en cama, parte del panorama tras suspender elecciones
Lilian Tejeda
Santo Domingo, RD

Este día comenzó con grandes expectativas para Theany, quien desde las cinco de la mañana ubicó su puesto de venta de comida próximo a la Escuela Primaria Buenos Aires con la expectativa de que haría grandes ventas.

Sin embargo, cuando el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños, informó a las 11:11 de la mañana de este 16 de febrero del 2020 que las elecciones municipales se suspendían sus expectativas se desvanecieron.

"Todavía nos queda una gran cantidad de venta porque nosotros compramos para el día entero. Ahí tenemos carne a la parrilla, cerdo, pollo longaniza, guineitos, yuca. Ahora tenemos que guardarlo en freezers. Decían que iba a hacer mucho movimiento, mucho dinero y por eso nos preparamos para una buena venta", lamentó la comerciante.

Candidato en cama

Otra persona que fue muy afectada por la suspensión de las elecciones fue el candidato a regidor de Santo Domingo Oeste por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) Willian Almánzar, quien según nos informaron se encontraba acostado porque cuando recibió la noticia se puso muy mal y tuvieron que darle unos calmantes porque está muy afectado.

Por lo demás todo luce normal en Santo Domingo Oeste: gente tomando en los colmados, jugando dominós en sus casas, niños entretenidos en las calles, y en los parques es el panorama general.

Las escuelas que habían sido habilitadas como colegios electorales lucían silenciosas y desoladas. En una de ellas sólo se percibía el movimiento de dos gatos alimentándose de los restos de basura.

Los recintos visitados estaban abiertos y ni siquiera eran custodiados por ningún personal de seguridad.

En general la zona se mantiene tranquila y los residentes afirman que más que pequeños alborotos que hubo en la mañana el día transcurre con normalidad. Pero muchos exteriorizaron su inconformidad por la incapacidad de la JCE de llevar a cabo las elecciones.

Se lamentaron por quienes se sacrificaron para levantarse temprano y perdieron su tiempo votando en vano.


Más en La República