Daniel Zovatto: las redes sociales son armas de doble filo

  • Daniel Zovatto a Wanda Méndez: “Existe el peligro de que gobiernos extranjeros las manipulen interviniendo en procesos electorales de otros países”.

Wanda Méndez
Santo Domingo, RD

El director regional para América Latina y el Caribe de la organización IDEA Internacional, Daniel Zovatto, consideró que las redes sociales constituyen un arma de doble filo, porque bien empleadas pueden causar efectos positivos, pero si no se utilizan bien, pueden producir efectos negativos importantes.

Entre los negativos, Zovatto dijo que existe el peligro de que gobiernos extranjeros las manipulen interviniendo en procesos electorales de otros países, y el riesgo de que gobiernos autoritarios las utilicen como herramientas de control social, como afirma ya viene sucediendo.

Y alertó que debido a que carecen de un editor responsable, ya que no existe quien responda por las falsedades que se transmiten, se convierten en fácil vehículo para la difamación. Otro aspecto negativo que identifica es que  están pobladas de autores anónimos, y esto desacredita el debate.  Sostuvo también que al carecer del rigor propio del sistema de chequeo de los grandes medios, están pobladas de “noticias basura” o noticias falsas dirigidas a confundir y desinformar.  

Expuso que al poder ser utilizadas para exacerbar la intolerancia, la exclusión y los discursos de odio, provoca que en las mismas haya más emoción que razonamiento.

Otra desventaja que enumeró es que fomentan la polarización política y erosionan la capacidad de los líderes para forjar acuerdos que sirvan de base para la estabilidad democrática.

Zovatto habló sobre la importancia de las redes sociales y su desafio para la justicia electoral en la apertura ayer de la XI Conferencia Iberoamericana de Justicia Electoral, que se celebra en República Dominicana, con los auspicios del Tribunal Superior Electoral (TSE) y la organización IDEA Internacional, con el tema “Redes Sociales, noticias falsas y desinformación: retos y desafíos para la justicia electoral”.

 “No hay duda de que las redes sociales y las nuevas tecnologías, si son bien empleadas, mejoran el derecho a la información y a la libertad de expresión de los ciudadanos. Pero al mismo tiempo las redes sociales plantean un desafío mayor para las autoridades electorales, porque precisamente debido a la amplia libertad que brindan, su regulación y control se vuelve muy difícil, especialmente con el objetivo de mantener la equidad de los procesos electorales”, enfatizó Zovatto.

Planteó que la prioridad debe ser combatir de manera efectiva y decidida la intoxicación informativa con fines políticos, pero librando este combate con suma prudencia para no incurrir en una violación a la libertad de información, y, al mismo tiempo, fortaleciendo el rol de los medios tradicionales responsables y rigurosos a la hora de conformar la opinión pública. Propuso que los países cuenten con una regulación adecuada para proteger los datos personales de los ciudadanos.

Impacto
Durante el acto inaugural, el presidente del TSE, Román Jáquez Liranzo, consideró que son diversos los efectos que puede producir el uso de las redes sociales para el ejercicio de la democracia y para los derechos de participación política de los ciudadanos, en especial para el rol que desempeñan los órganos electorales, tanto de administración como de justicia electoral.

Precisó que la selección del tema de la conferencia nace a raíz del impacto que tienen las redes sociales en todas las esferas de la vida de los ciudadanos hoy en día, del cual no escapa la democracia. Puntualizó que la idea es determinar los retos que enfrenta la justicia electoral como consecuencia del uso de las redes sociales y las informaciones que se difunden a través de ellas.

Exponentes difieren
Durante el panel inaugural, denominado ¿Sobrevivirá la democracia a las redes sociales?, representantes de varios países, entre ellos jueces, catedráticos de universidad y periodistas, difirieron sobre el tema. Unos consideraron que la democracia sobrevivirá a las redes sociales y otros que no.

 Es la tercera ocasión que el país es anfitrión de ese tipo de ese tipo de conferencia, la cual concluye este jueves con la participación de representantes de México, Panamá, España, Paraguay, Argentina, Ecuador, Colombia, Honduras, Guatemala, Chile, Costa Rica y República Dominicana.

Elecciones con integridad
Zovatto indicó que no hay democracia de calidad sin plena vigencia de los derechos humanos y sin elecciones con integridad y que también es imposible la existencia de elecciones con integridad sin la plena vigencia del estado de derecho y de una justicia electoral independiente, garantista y efectiva.

Sostuvo que ese contexto, la justicia electoral puede y debe hacer un aporte crítico, inyectando confianza al sistema democrático en general y a la integridad de los procesos electorales en particular.

“La combinación de sistemas democráticos combinados con altos niveles de pobreza, la peor desigualdad a nivel mundial, los elevados niveles de inseguridad, corrupción e impunidad, agravados por la crisis de representación constituyen una mezcla explosiva para la calidad de nuestras democracias y la integridad de nuestros procesos electorales”, subrayó.

Percibe que la combinación de esos factores genera un estado de malestar, de cinismo, de enojo ciudadano, que erosiona la legitimidad de las instituciones políticas y disminuye la confianza en las élites, colocando a la política bajo sospecha.

“En este verdadero caldo de cultivo aumentan los riesgos de la irrupción en la vida política (como lo vemos en nuestra región pero también en Estados Unidos, Europa y en otras zonas del mundo) de candidatos anti-sistemas, con un discurso anti-política, y con propuestas populistas, xenófobas e híper nacionalistas”, consideró.

Expresó que con ello aumentan las posibilidades de que la ciudadanía se vea tentada a buscar un “salvador” o bien apoyar soluciones por fuera de los procedimientos democráticos.

Intoxicación
Abundando sobre el caso de las redes sociales, Zovatto planteó que la prioridad debe ser combatir de manera efectiva y decidida la intoxicación informativa con fines políticos.

Polarización
Una desventaja de las redes sociales, según el experto, es que fomentan la polarización política y erosionan la capacidad de los líderes para forjar acuerdos que sirvan de base para la estabilidad democrática.