Listin Diario Logo
06 de diciembre 2019, actualizado a las 12:59 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 16 de noviembre de 2019

Panorama político

Oposición forja alianza variopinta con la mira puesta en los cargos

  • Oposición forja alianza variopinta con la mira puesta en los cargos
Guarionex Rosa | ANALISTA POLÍTICO
guarionexrosa@hotmail.com

Nerviosos y desesperados algunos estrategas de líderes políticos dominicanos que quieren la Presidencia a como dé lugar en el 2020, echaron manos durante la semana que termina, del percance de Bolivia, donde el presidente Evo Morales fue derrocado por un golpe.

En aquel país hubo irregularidades, como aquí en las recientes primarias, según el ex presidente Leonel Fernández. Allá la comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que supervisó los comicios mencionó el uso de un algoritmo que habría facilitado el fraude. La salida forzosa del presidente Morales, quien salvó la vida gracias a la rápida decisión del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y de su Cancillería, pareció deberse al fraude ya que la mitad del país lo rechazaba, pero también a su desgaste.

Morales había ganado las elecciones del 2005 con más del 50% de los votos a favor y así se convirtió en el primer indígena que llegaba a la Presidencia. La plutocracia y el clero del país nunca lo aceptaron, y lo miraron por encima del hombre pese a los logros.

El presidente indígena ganó elecciones subsiguientes totalizando 14 años en el poder, a veces de manera legal y la última por medio de maromas políticas de las instituciones que él mismo había designado. Pese a la mejoría económica y social los bolivianos se cansaron.

La República Dominicana, sacudida por las ambiciones de los políticos que quieren hacerse con el poder, aceptó con sosiego la decisión del presidente Danilo Medina, de no postularse nuevamente. Aunque tres veces presidente, su contrario, Fernández insiste en correr para el 2020.

En su empeño por acompañar la vuelta al Palacio Nacional, los estrategas del doctor Fernández que se han referido al caso de Bolivia no valoran que en gran parte la reacción popular contra su gobierno rancio, se debió al largo ejercicio.

Leonel espera fallo
El doctor Fernández, tres veces presidente estaba pendiente ayer de que el Tribunal Constitucional (TC) conociera varias demandas para que no se le reconozca como candidato presidencial de la Fuerza del Pueblo, que adquirió al Partido de los Trabajadores. El dirigente de ese partido, José González Espinosa dice que el suyo “no se puede fusionar con otro que no existe”.

Los estrategas de Fernández han formulado objeciones vistas como perturbadoras hacia el trabajo de la Junta Central Electoral (JCE). De algunas de esas quejas se desprende que la compañía Deloitte, contratada para auditar el voto automatizado, no quiera continuar.

Si Deloitte dejara el contrato de auditar el voto emitido en las últimas primarias, posiblemente entrará al juego otra compañía, a la cual seguramente se le harán nuevos reparos. Hay quienes temen que se busca una crisis política, mencionada de manera socarrona como amenaza por el exvicepresidente Rafael Alburquerque.  El presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, al hablar tras verse con los delegados de los partidos, la mayoría de los cuales respaldan el voto automatizado, dejó en manos de ellos la selección de una nueva compañía auditora.

Al nerviosismo y la desesperación de los políticos se une el miedo a un régimen que como el del presidente Medina tiene no solamente las llaves del Presupuesto, sino también las simpatías que muchos electores le dispensan, más ahora que se apartó de la lidia.

Medina se beneficia de que el país cerrará el año con un 5% de crecimiento económico según las cifras que ofreció el jueves el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu y que refrendó el Fondo Monetario Internacional(FMI), cuyo subdirector gerente Mitsuhiro Furusawa, asistió a la XVI Conferencia Regional Centroamérica, Panamá y RD, en Punta Cana.

Oposición aliada
El pasado viernes 12 partidos de la oposición, de variadas tendencias, oficializaron una alianza a nivel senatorial en 24 provincias que busca desplazar la mayoría que tiene ahora el Partido de la Liberación Dominicana, aún tras la ruptura que originó la Fuerza del Pueblo.

Los partidos de la alianza son Revolucionario Moderno (PRM), de los Trabajadores Dominicanos (PTD), Reformista Social Cristiano (PRSC), Humanista Dominicano (PHD), Quisqueyano Demócrata (PQDC), Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Unidad Nacional (PUN), Frente Amplio (FA), Fuerza Nacional Progresista (FNP), Alianza por la Democracia (APD), Dominicanos por el Cambio (DxC) y Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS).

En esa compactación solamente se cuentan los puestos al Senado porque al menos tres de los dirigentes de los 12 partidos firmantes aspiran a la Presidencia. Por el PLD aspira Luis Abinader; por el PRSC, Federico Antún, y por PQDC, Elías Wessin Chávez.

La cabeza de ese grupo de partidos la tiene el PRM, cuyo presidente, José Paliza, aparece en los diarios del viernes con las manos levantadas junto a los demás. La secretaria general del PRM, Carolina Mejía, hija del expresidente Hipólito Mejía, tomó distancia.

Aunque la mayoría de los partidos tienen su poco de prensa, se trata de grupos minoritarios o entelequias, que en las últimas elecciones obtuvieron menos del 5%, que es una meta para conseguir candidatos elegibles, y la tajada económica presupuestaria que da la JCE.

Por ejemplo, el PRSC, dividido en varias ramas con el sector comerciante a la cabeza, sus locales y finanzas en el puño, obtuvo en las pasadas elecciones el cuarto lugar y alrededor de un 5%, lo que le valió cerca de 25 millones mensuales.

Los críticos de la alianza variopinta miran de reojo el repentino maridaje de la FNP, que dirige el doctor Vincho Castillo, el sector izquierdista de Fidel Santana y el propio Antún, archirrival a veces del doctor Fernández y  otras del PLD. Qué buscan esos opositores que han disfrutado las mieles del poder en los últimos gobiernos del PLD y antes, podrían preguntarse los electores. De ellos, los cínicos tienen una respuesta rápida: los cargos. Medina le llama macos con cacatas al acuerdo opositor contra Gonzalo Castillo, candidato del PLD.


Más en La República