Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 10:45 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 18 de octubre de 2019

CONSTRUCCIÓN DE PLAZA

La corrida de toros en El Seibo, una tradición con opiniones encontradas

  • La corrida de toros en El Seibo, una tradición con opiniones encontradas
Florentino Durán
El Seibo

La corrida de toros es una de las principales atracciones de las fiestas patronales que se celebran cada mayo en El Seibo, provincia ubicada al este de República Dominicana. Con el inicio de la construcción de una plaza que tendría entre sus objetivos presentar las tradicionales lidias, se han dado a conocer opiniones ambivalentes entre defensores de los animales y un grupo que apoya la actividad.

La pasada semana el presidente de la República, Danilo Medina, ordenó la construcción de la plaza de toros y multiuso de El Seibo, que sería colocada en terrenos cedidos por la empresa Central Romana para esos fines, ubicados en el kilómetro 2 de la carretera El Seibo-Hato Mayor frente al bloque de Cacao.

Luego los trabajos de construcción se iniciaron después de un acto protocolar del primer palazo encabezado el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, quien estuvo acompañado de autoridades locales.

Ulises de Beras, presidente de la Federación de Asociación de Ganaderos de la Región Este (FEDAGARA), entidad que formalizó el pedido al Gobierno para la construcción de la obra, explicó que ese espectáculo además de la arraigada tradición, constituye “un juego con los toros”.

Por el contrario, defensores de los animales han estado en desacuerdo con el proyecto y adelantaron que se reunirán con los seibanos para conocer más sobre la construcción de la plaza que también incluirá un pabellón para eventos culturales en adición al terreno dispuesto para rodeos, subastas y otros espectáculos.

De su parte, los promotores del proyecto aseguran que los animales son protegidos por vaqueros y quienes realmente se ponen en riesgos son los toreros, para quienes estará disponible una ambulancia.

Los toros de Lidia serán traídos con previa certificación sanitaria desde México para ser utilizados en las tardes taurinas, además se informó que se enviarán a toreros dominicanos a entrenar a ese país norteamericano.  Asimismo, con este nuevo proyecto se pretende traer este tipo de toro que se caracteriza por genética de los toros de Miura.

Ulises de Beras especificó que durante las corridas no se sacrifica el animal ni se les maltrata, en momentos en los que se percibe algún tipo de tensión en el toro, expertos de Central Romana intervienen para estabilizarlo.

¿En qué consistirá la plaza?

La plaza cultural y multiuso no solo incluirá corridas, también contempla la celebración de diversas actividades, rodeos, subastas, ferias y otros espectáculos. Asimismo, se prevé que tenga un área para eventos culturales, tiendas artesanales y de regalos como atractivo para de los turistas y visitantes.

Mientras que el diseño del local, que tendrá 20,000 metros cuadrados, estará a cargo de dos arquitectos españoles.

El presupuesto de la construcción de la plaza ronda los 87 millones de pesos, y será construida por el gobierno dominicano, vía el ministerio de Agricultura con asesoría y personal especializado de España y México.

La plaza contará con salones para reuniones, cursos, espacios culturales, artesanías y gift shop y graderías con capacidad para 2 mil personas sentadas.

Los promotores del proyecto aseguran que la construcción llevaría  posibilidades de empleo, dinamismo económico y atractivo para la provincia.

Demandan otras construcciones

Por otro parte, la obra se construye en momentos en que el Movimiento Unidos por un Seibo Mejor ha demandado la terminación de cinco obras consideradas prioritarias para la provincia: terminación del hospital público doctor Teófilo Hernández, la planta de tratamiento, la reparación de los caminos vecinales, el traslado de la cárcel pública y la terminación de la Casa de Cultura y puesta en funcionamiento del hotel Santa Cruz.

Al respecto el sacerdote Miguel Ángel Gullón, quien coordina el movimiento, considera impostergable que se dispongan esas obras, que han incluido paralizaciones y una marcha frente al Palacio Nacional el 24 de mayo del 2017.


Más en La República