Listin Diario Logo
21 de octubre 2019, actualizado a las 04:09 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 10 de octubre de 2019

Madrugada mortal en El Tamarindo que aún consterna a sus vecinos

  • Madrugada mortal en El Tamarindo que aún consterna a sus vecinos

    Doña Juana, testigo de tragedia en que un hombre mató a su cuñado e hirió a una niña.

Paul Mathiasen
Santo Domingo, RD

Por temor a ser asesinada, la esposa de Manuel Alejandro Paulino, el hombre que mató a su cuñado e hirio a dos niñas, abandonó junto a otros miembros de su familia el barrio donde ocurrió el hecho, en el municipio Santo Domingo Este, ya que el agresor está prófugo y ha amenazado a la familia.

De acuerdo con la versión de algunos vecinos, la esposa del agresor junto con varios familiares recogieron la tarde del pasado martes todas sus pertenencias de la vivienda que tenían alquilada.

“Una caravana de motores rodeó la zona” comentó Juan, padrastro de una niña de onde años que tambien fue herida con un arma blanca, al referirse al momento en que los motoristas llegaron al lugar, los cuales se presume son parientes de la mujer.

Según el hombre, ocho personas montadas en motocicletas y otras seis ubicadas en la calle paralela a la casa “rodearon el lugar, se mostraban con actitud desafiante y andaban armados”.

Poco después, llegó un camión el cual retiró las pertenencias y muebles del lugar.

El agresor, Manuel Alejandro Paulino, huyó del lugar la madrugada del lunes luego de matar a su cuñado, Yovanny Méndez,  y herir a su hija de dos meses y a otra niña de 11 años de edad.

Por el momento, la Policía Nacional no ha ofrecido informaciones respecto al caso.

Desesperantes gritos en búsqueda de ayuda se escucharon en la madrugada de este lunes el sector El Tamarindo, donde vecinos intentaron socorrer a las mujeres que pedían ayuda y protección para sus hijos.

Según la versión del hecho, Paulino había enviado un mensaje a su mujer, en el que amenazaba con “matar a todos en su casa”, si su cuñada no se mudaba de la vivienda.

Eran poco más de las dos de la mañana cuando, bajo efectos del alcohol y dolido por las molestias que sentía teniendo a sus cuñados viviendo en su casa, Paulino desató con una persecución los gritos de su esposa y cuñada.

CRONO

Juana, la testigo “Él entró a la casa, me tiró para un lado y comenzó a gritar buscando a su cuñada, que estaba encerrada en mi habitación con mi niña, de 11 años, que es mi nieta, y estaba gritando por el suceso”, contó Juana.

El agresor, al escuchar los gritos, supo donde estaba su cuñada y tumbó la puerta, pero la oscuridad le impedía ver. El sintió un cuerpo encima de la cama y lo apuñaló, no sabiendo que se trataba de la niña.


Más en La República