Espacios

Los “maquitos” no les atraen a los ladrones, pero son más seguros frente a los "pinchazos"

  • Los teléfonos no inteligentes son denominados “maquitos” o “macos”, por no tener identificación certera detrás.

Paul Mathiasen
Santo Domingo

“Maquitos”, “celulares cuquicá” o, simplemente “macos”, son algunas de las denominaciones que les han sido asignadas a los celulares no inteligentes en República Dominicana.

Y todo eso  conlleva una explicación, según un especialista en telecomunicaciones y ciberseguridad consultado por LISTÍN DIARIO.

Estos motes sobre tales dispositivos se deben, principalmente, a que estos “maquitos” no poseen las características físicas para conectarse a internet, visualizar contenido multimedia o que tiene un precio de mercado barato, según César Moliné, especialista en telecomunicaciones. “Los términos populares para referirse a estos celulares han ido cambiando con el tiempo” expone Moliné. Antes, agrega, “se les llamaban cuquicá o teléfono barato; en la actualidad son denominados maquitos o macos, en referencia a que estos no poseen una identificación certera detrás”.

De igual manera, señaló que estos nombres no necesariamente están vinculados a la calidad del teléfono en sí.  

Recientemente, un diario de México publicó un reportaje sobre una actividad que estaban implementado ciudadanos de esa nación para resguardar sus teléfonos inteligentes, debido al alto índice de robos en vías las públicas.

La medida de prevención consiste en la adquisición de un “teléfono falso”. En este caso se hizo referencia a móviles modificados para hacer creer que eran reales o, en su defecto, la compra de un “maquito” como opción a entregar, en caso de  robo.

Preguntado sobre la posibilidad de pinches o intercepciones de teléfonos  “maquito”, el especialista recordó que con la entrada al mercado de la tecnología digital se solía rumorar que “si tu cambiabas hacia esta nueva tecnología celular no te iban a poder pinchar el teléfono, algo que ahora se ha demostrado que es posible”.

Afirmó que el interceptar un “maquito” es posible y que era una práctica similar a la que se implementa actualmente.  

En cuanto a la posibilidad de evitar el robo de un teléfono de mayor valor por uno no inteligente, Moliné dijo que es “una medida contraproducente, ya que no garantiza que el posible ladrón no revise a la víctima”.

SEPA MÁS
Situación crucial con dispositivo
Contra el avance.
César Moliné señaló que el hecho de cambiar de un teléfono inteligente a uno que no lo es representa “ir en contra de la corriente tecnológica”.

Entre opción. “Si a mí me van a atracar y tengo un teléfono barato, asumiendo que soy el ladrón, me llevaría el teléfono independientemente de que sea un “maquito”, advierte el especialista dominicano en telecomunicaciones y ciberseguridad.