SERMÓN

La iglesia pone el dedo en la llaga de la reelección

  • Fotografía de Jorge Cruz. LISTIN DIARIO.

Adriana Peguero
Santo Domingo

El Sermón de las Siete Palabras encontró en la reelección presidencial, vista como la intención de perpetuarse en el poder, sus mensajes más duros durante el Viernes Santo.

El reverendo José Alberto Vargas, el primero en subir al pulpito en la Catedral Primada de América, lanzó fuertes críticas a aquellos que haciendo uso del principio “el fin justifica los medios”, de Nicolás Maquiavelo, pretenden quedarse en los cargos sin importar que para lograrlo haya que pisotear una vez más la Carta Magna.

Las palabras del sacerdote se producen en momentos en que funcionarios cercanos al presidente Danilo Medina promueven una nueva modificación a la Constitución de la República para que este se pueda presentar a las elecciones de 2020.

Danilo Medina propicio una reforma de la Constitución en 2015 para poder presentarse a la repostulación en el cargo en los comicios de 2016

El reverendo Vargas habló sobre el tema Sermón de las Siete Palabras con la expresión de Jesús que dice: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

Pidió perdón para aquellos que ponen sus intereses personales, de su grupo o partidos por encima del proyecto de nación, olvidando que por encima de la Patria solamente está Dios, Patria y Libertad.

Las frases

“En este viernes santo resuena la misma suplica de aquel día: padre perdónalos, sí padre perdona aquellos que ponen sus intereses personales, de su grupo o partido por encima de nuestro proyecto de nación, olvidando que por encima de la patria solamente esta Dios. Dios, Patria y Libertad reza nuestro lema, aquellos que haciendo uso del principio el fin justifica los medios, pretenden con intensiones mezquinas perpetuarse en sus cargos sin importar que para lograrlo haya que pisotear una vez más nuestra Carta Magna”, dijo el reverendo José Alberto Vargas, quien oficia en Sabana Pérdida.

“Acaso no está gritando Jesús Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado, al ver que la soberanía de nuestro país, nuestra Constitución, ha pasado a ser un simple papel objeto de complacencia y conveniencia de unos pocos alterado para lograr fines partidistas y personales?”, cuestionó el padre Leonardo Aquiles Ozuna, de la parroquia Santo Domingo Sabio.

“¿Si ese 4% en un Ministerio ha revolucionado el país, qué será lo que se está haciendo en las demás instituciones del Estado con el 96% restante?”, dijo el padre David Alexander Soriano, formador del seminario Santo Tomás de Aquino.

“A luchar contra las dificultades que estamos viviendo, luchar contra la delincuencia, luchar contra la corrupción, luchar contra la impunidad, luchar contra la inseguridad ciudadana, luchar contra los feminicidios, luchar contra la pobreza que hace que mucha gente viva de forma infrahumana, luchar contra la injusticia, luchar contra el aborto”, pidió el diácono Blas Bonilla Morfe, adscrito a la parroquia inmaculada concepción.