Listin Diario Logo
22 de octubre 2019, actualizado a las 08:30 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 08 de marzo de 2019

Propone que jueces puedan identificar al propietario del teléfono a intervenir

  • Propone que jueces puedan identificar al propietario del teléfono a intervenir

    La jueza Miriam Germán Brito envió una comunicación al presidente de la Suprema Corte, Mariano Germán, a raíz del conflicto con el procurador general.

Noticias Relacionadas
Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo

La jueza de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito, sugirió que para verificar la identidad real de la persona objeto de una interceptación telefónica, se provea a los jueces de alguna herramienta.

La presidenta de la segunda sala penal de la Suprema Corte sostiene que esa práctica ha dado lugar a ser usados, editados por uno que otro personaje dedicado al chantaje. La sugerencia de Germán Brito fue externada en una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía, donde expresa preocupación por el “uso abusivo de poder” en las intervenciones telefónicas realizadas por la Procuraduría General de la República.

Manifestó que por los medios de comunicación se enteró que fue solicitada y obtenida una intervención telefónica a una jueza de la Instrucción de la Provincia Santo Domingo, con particularidad de que el número de la solicitud se refería a su celular, pero que indicaba otro nombre.

Empero, Germán Brito dijo que no responsabiliza a la magistrada que emitió el auto, pero sí a quienes utilizaron el método, tras señalar que la solicitud fue firmada por Bolívar Sánchez, adjunto al procurador general Jean Rodríguez.

El pasado miércoles, Sánchez, inspector general del Ministerio Público, dijo que solicitó la intervención de varios teléfonos en el marco de una investigación por narcotráfico, y que al establecerse que uno de esos números correspondía a Germán Brito, decidió no ejecutar dicha orden, por lo que nunca recibió ningún tipo de información, ni registros de llamadas de la magistrada.


Más en La República