Miles de compradores

Convierten la Duarte en vía peatonal en víspera de la Nochebuena

  • Compras. La avenida Duarte ha estado durante estos días muy frecuentada por compradores.

Javier Flores
Santo Domingo

En la víspera de la tradicional cena de Nochebuena, el movimiento comercial y de autobuses toparon su pico máximo ayer debido a la gran cantidad de personas que salieron a comprar y que tomaron sus maletas para viajar a distintos puntos del país a pasarse el largo asueto navideño.

El Gran Santo Domingo se vio embotellado en sus principales calles comerciales debido al gran flujo de personas que decidieron realizar el día de ayer sus compras navideñas.

Otro elemento que primó en la capital dominicana fue la cantidad de guaguas y minibuses que tenían como destino primario salir de los límites de la ciudad y comenzar a dejar pasajeros en alguna de las 32 provincias.

La Duarte peatonal
El movimiento comercial se ha incrementado considerablemente en la avenida Duarte, una de las principales arterias donde se congregan cientos de comerciantes y tiendas por departamentos.

En un recorrido realizado esta tarde por LISTÍN DIARIO se pudo visualizar cómo ese tramo se ha tornado prácticamente intransitable, por el gran “tapón humano”, donde miles de personas se han congregado desde las primeras horas de la mañana en busca de distintos tipos de artículos.

“Esto es un caos, los agentes de Digessett no han podido controlar esto”, exclamó uno de los conductores que iba pasando por la vía.

Aumentan ventas
A pesar de que quienes transitan en vehículos se quejan por las largas horas que duran en el trayecto, los comerciantes muestran su regocijo por el aumento que han registrado en las ventas en los últimos días.

“Aquí es que uno hace su navidad, las ventas prácticamente se triplican. Ya hasta después del día de reyes ese consumo no baja de ahí”, expresó Federico Martínez, quien vende todo tipo de prendas en una de las casetas de la Duarte.

Aunque la amenaza de lluvia era constante, cientos de personas abarrotan las calles aledañas a la zona. Hombres, mujeres y familias completas salieron a buscar las prendas y calzados que tradicionalmente utilizan en la Nochebuena, donde los encuentran a precios más cómodos.

“Hay que salir a aprovechar los especiales. Sabes lo bueno que es comprar polochés a 100 pesos cada uno y que con RD$2,000 tu armes la ropa de todos estos días”, expresó Carmen Santos, mientras caminaba varias de las casetas.

¡Pal’ campo!
Muchas personas también aprovecharon este pequeño asueto navideño para ir a pasarse las festividades con sus familiares que residen fuera de la capital.

Debido a esto los centros de autobuses que viajan para las diferentes regiones del país se ven abarrotados de gente para estos días.

“A veces hay hasta que buscar más guaguas porque las que hay no dan abasto. La central no se ha vaciado en ningún momento del día de hoy (ayer)”, explicaba Frank González uno de los cobradores de uno de los autobuses de la región sur.

Todos los años miles de personas toman rumbo hacia sus pueblos para pasar la Nochebuena y Navidad, a veces con sus familiares, aunque tengan que venir en la tarde del martes o la mañana del miércoles para reintegrarse a la normalidad del trabajo por el resto de la semana.

“A veces uno lo piensa mucho para ir porque muchas veces hay que venir de una vez al otro día, es mucho trote, pero todo eso se olvida cuando te sientas en la misma mesa con toda tu familia”, expresaba Mario Hernández antes de abordar una guagua con destino a San Pedro de Macorís.