Listin Diario Logo
11 de noviembre 2019, actualizado a las 06:09 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 21 de diciembre de 2018

Siniestros

Se incrementan quemaduras en niños

  • Se incrementan quemaduras en niños

    Para el doctor Andrés Nieves Paulino, director de la Unidad de Quemados del hospital infantil Robert Reid Cabral, hay que mejorar las condiciones de la gente para que los niños no se quemen tanto.

Doris Pantaleón
Santo Domingo

El 95% de los accidentes donde niños sufren quemaduras se podrían prevenir, ya que ocurren porque los niños están solos, porque hay una olla mal puesta en la estufa, un anafe mal ubicado, una mala conexión eléctrica, un alambre pelado, o se dejó una vela encendida o se produce un cortocircuito eléctrico y los niños estaban encerrados.

Así lo asegura el doctor Andrés Nieves Paulino, director de la Unidad de Quemados del hospital Infantil Robert Reid Cabral, quien asegura que el incremento de ese tipo de casos es fruto de la misma situación social en que se vive la población dominicana, matizada por pobreza, carencias y hacinamiento.

A esos tres factores, dice, que se suma otro preocupante que es el alto número de madres adolescentes, que no tienen conocimientos sobre el cuidado que necesita un niño y que viven en condiciones donde muchas veces esos niños son dejados solos.

Dijo que ese tipo de accidentes marcan de manera dolorosa a la familia. “Nosotros tenemos que mejorar las condiciones de nuestra gente, fíjese que los hijos suyos se queman poco, mis hijos se queman poco, los hijos del señor Presidente de la República se queman poco, por las condiciones en que viven”.

Limitación
El doctor Nieves Paulino dijo que el servicio de atención a niños quemados que dirige en el hospital infantil Robert Reid Cabral, único en el Gran Santo Domingo especializado en niños, tiene muchas limitaciones que abarcan no sólo la falta de espacio, sino de equipos, entre ellos máquinas para retirar piel, que solo tienen uno, y personal de enfermería, ya que tienen 16 y se necesita el doble de esa cantidad.

La unidad funciona en dos salas habilitadas para esos fines en el tercer piso del hospital, ya que el local que albergará la Unidad de Quemados tiene más de 10 años en construcción. Mensualmente se recibe un promedio de 60 niños con quemaduras y se ingresan unos 26. Su capacidad de ingresos es de 14 camas, por lo que con frecuencia deben ingresar pacientes en otras salas del centro.

El costo de la atención médica de un paciente quemado oscila entre siete y 10 mil pesos diarios, porque requiere de una atención integral.

Consejos
Ante una quemadura con líquido caliente, el doctor Nieves Paulino explica que lo que se debe hacer es retirar el menor del lugar, echarle agua y salir de inmediato para el médico; con electricidad tumbar la fuente de energía, no tocar al paciente para evitar ser afectado, lavar el área y salir al médico, y por fuego, lo fundamental es evitarlo no dejando el niño solo o encerrado en la casa con velas encendidas.


Más en La República