Listin Diario Logo
16 de noviembre 2019, actualizado a las 07:32 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 19 de diciembre de 2018

Últimos 7 meses

Diez hombres se suicidaron luego de cometer feminicidio

  • Diez hombres se suicidaron luego de cometer feminicidio

    Agresión. Sicólogo explica que la violencia de género ocurre en hombres que tienen lo que denomina el trastorno de límite de personalidad o con problemas de manejo del control de sus impulsos.

Wanda Méndez
Santo Domingo

Al menos diez hombres se suicidaron después de cometer feminicidios contra sus parejas o exparejas en últimos siete meses y otro intentó hacerlo pero no llegó a concretar la acción.

Envenenarse, darse un tiro con arma de fuego y ahorcarse, son las formas más comunes usadas por los feminicidas para quitarse la vida luego de asesinar a las mujeres, según los casos publicados en los medios de comunicación desde junio a diciembre.

En el 2018 se han reportado más de 90 feminicidios, en muchos de ellos el victimario terminó suicidándose.

El hecho más reciente de un suicidio seguido de un feminicidio fue el del abogado Víctor Radhamés Sosa, quien se mató luego de asesinar a su exmujer Belkis Almonte, en un hecho ocurrido el domingo 16 de diciembre, en el barrio Mil Flores, de Los Tres Brazos.  

Dos semanas antes, el primero de noviembre del 2018, el joven de 22 años, Orlando Antonio Flete, se suicidó después de que mató a su excompañera, la adolescente de 16 años, Gabrielis Sánchez, en el sector Gualey del Distrito Nacional.  

El 23 de octubre, otro joven mató de un disparo a su expareja y luego se quitó la vida, en el sector El Cachón, en Sabana Perdida, en el municipio Santo Domingo Norte. La víctima fue Julissa Sánchez, de 17 años, y el victimario Júnior Martínez Placencia, de 25 años.

Un mes antes, el 24 de septiembre, se envenenó Santo Francisco Guzmán Aybar, después que mató de una puñalada en el cuello a su exsuegra e hirió a su expareja, en la localidad El Jobito, provincia Peravia.  

El 7 de agosto un teniente de la Policía mató a su compañera a tiros y luego se suicidó, en un hecho ocurrido en una cabaña en el municipio de Neiba, provincia Bahoruco. La víctima fue Bienvenida Sena y el feminicida-suicida Ricardo Zarzuela.

Ese mismo mes, pero el 11 de agosto, se suicidó Luis Sención dándose un disparo luego de matar a su pareja Carmen Peguero García, de 35 años, suceso que se registró en la residencia de ambos, en la calle Gregorio Luperón, en el sector Los Molina, de San Cristóbal.   

El 15 de julio, en Monte Adentro, Santiago, Francisco Margarín mató a su pareja sentimental, Mercedes Peña Santiago, y luego se colgó de un árbol, suicidándose.

En esa misma fecha, en el sector Sibila, de Mao, Carlos Manuel Rodríguez Vargas asesinó a su esposa, Mary Inmaculada Álvarez López, y luego se suicidó.

El primero de julio, en el sector El Ocho, del municipio de Bonao, Víctor Alfonso Sánchez, de 23 años, se envenenó después de asesinar mediante estrangulamiento a su pareja Crismeirys Orquídea Muñoz Abad, de 19 años.

El 8 de junio, Domingo de la Cruz Ramos acabó con su vida tan pronto mató a su esposa, Belkis Altagracia Grullón Guzmán, de un disparo de escopeta, cuyo suceso ocurrió en las inmediaciones del aeropuerto de Santiago.

Otros han intentado quitarse la vida pero no llegaron a concretizar el suicidio. Tal fue el caso ocurrido el 6 de septiembre, en Maimón, Bonao, cuando un hombre dio a tomar veneno a su esposa y consumió la misma sustancia, a los fines de terminar con las vidas de ambos, pero solo quedó en intento porque no llegó a materializarse el feminicidio-suicidio.   

(+)
¿POR QUÉ SE SUICIDAN?

El director del Centro de Intervención Conductual para Hombres del Distrito Nacional, el sicólogo Luis Vergés, explica que en ocasiones ya la persona tiene la decisión tomada de incurrir en el suicidio, a lo cual, dice, se le llama una pérdida de amor a la vida, por la forma errónea en que definen el significado de su existencia, cuando una mujer no va al ritmo de sus expectativas.

Sostiene que a veces esos hombres tienen algún tipo de acompañamiento con una condición de fondo, pues enfatiza que todo el que se suicida no lo hace solo porque mata una mujer, sino porque hay vulnerabilidades en su capacidad de afrontar los problemas y que no necesariamente se hacen públicos, sino que son conflictos internos.

El especialista puntualiza que en otras ocasiones hay un escalonamiento del enojo, que explica es una emoción que va aumentando según se va nublando la capacidad de la persona para tener respuestas racionales.

“Hay un desenfreno total en presencia de un enojo que va alimentado por las mismas ideas rígidas, inflexibles, por toda esa ideología de dominación, esa frustración que acompaña cuando no puede lograr lo que quiere con alguien”, señala.

Precisa que se va escalonando todos esos contenidos en la persona hasta que pierde el control y queda en una conducta impulsiva como un animal cualquiera. Observa que a veces no tan solo ocurre con la muerte de la mujer, sino que también matan a otras personas antes de ellos suicidarse.