HOGARES CREA

Advierte daños si legalizan droga

  • Entrega de reconocimiento

Adriana Peguero
Santo Domingo

El director nacional de tratamiento de Hogares Crea Dominicana, Julio Manuel Díaz Capellán, informó que con el mero anuncio de que la marihuana sería legalizada ha provocado un caos.

Pidió a todas las organizaciones y la población en general a unirse para evitar que en el país se legalice la marihuana, porque sería desastroso.

Informó que iniciarán una cruzada con la finalidad de colectar firmas, para evitar que ONG y otros organismos que están haciendo un proyecto de ley de modificación, no se salgan con las suyas.

“No nos han invitado a las instituciones que se han opuesto a la legalización de la marihuana.

Nos enteramos por casualidad que existía una mesa clandestina. Están haciendo un anteproyecto para someterlo y de ahí empezar con algunas modificaciones y llegar a la legalización”, aseguró.

De su lado la ex directora del Consejo Nacional de Drogas, Mabel Félix, consideró que los estados no deben sucumbir a la iniciativa.

Dijo que la legalización aumentaría el consumo en la población juvenil y aumentaria el poder de los narcos, por lo cual se mostró opuesta.

Apoyo

Díaz Capellán demandó apoyo para el proyecto de recuperación de menores, pues le preocupa que los niños en tratamiento vivan en el mismo ambiente que los adultos.

Sin embargo, aseguró que la peor de las amenazas que enfrentan es que con el solo hecho de proponerse que en el país se legalice la marihuana, ha aumentdo el consumo en la población.

“Nuestro reto es el hogar de menores, pero hemos sido muy maltratados por las autoridades, la sociedad y los organismos.

Teníamos el único hogar de Latinoamérica en La Vega y fuimos desalojados teniendo toda la documentación”, dijo.

Díaz Capellán ofreció las declaraciones en el acto de entrega de certificados a 350 hombres y mujeres que fueron reeducados por la entidad.

Recordó que luego de invertir más de un millón de pesos para rehabilitar una residencia que pertenecía a un narcotraficante, las autoridades los lanzaron a la calle.