Listin Diario Logo
19 de junio 2019, actualizado a las 12:59 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 14 de agosto de 2018

RIESGOS

La prevención de desastres y la reducción de los riesgos es un trabajo de todo el año

  • La prevención de desastres y la reducción de los riesgos es un trabajo de todo el año
  • La prevención de desastres y la reducción de los riesgos es un trabajo de todo el año
Santo Domingo

Dos expertos hablaron sobre las prácticas que se implementan en República Dominicana y el Caribe para la reducción del riesgo de desastres durante su participación en una

cumbre regional para el intercambio de experiencias, celebrada en Juan Dolio.

Trabajar los 365 días del año para que la población de los países, especialmente de las islas del Caribe, esté 100 por ciento concientizada sobre su papel en la prevención de los riesgos ante los desastres causados por fenómenos naturales, es una de las misiones de la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (ECHO), parte de la Comisión Europea

Virginie André coordinadora para el Caribe de esta Dirección, explica que “he visto un gran avance en República Dominicana y en el Caribe en comparación con 10-20 años atrás.  Hay un trabajo má persistente de todas las instituciones de respuesta junto a la población para sensibilizarla y orientarla en cómo manejarse ante un desastre causado por fenómenos naturales tratando de preservar su vida y sus bienes”.

Dice la experta, que participó como moderadora de Encuentro Regional para el Intercambio de Experiencias Innovadoras y Lecciones Aprendidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres celebrada en Juan Dolio, que “con la concurrencia de los eventos, y el aumento de la exposición a los desastre, la población está concientizada sobre las evacuaciones oportunas y el trabajo con los organismos correspondientes.  En general se ha progresado mucho en el conocimiento y monitorio de los riesgos. Con la concurrencia de los eventos, y el aumento de la exposición a los desastres, la población está más concientizada sobre las evacuaciones oportundas y el trabajo con los organismos correspondientes. En general se ha progresado mucho en el conocimiento y monitoreo de los riesgos”.

El compromiso de la Unión Europea en el tema y con la región del Caribe no es reciente pero André reconoce que el trabajo debe continuar. Estamos comprometidos con la reducción de riesgos de desastres a nivel mundial.  En República Dominicana desde el 1995 hemos aportado 25 millones de Euros, a través del departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria, de los cuales la mitad fue para la respuesta a los desastres, cuando el país se ha visto sobrepasado por la magnitud del evento, no sólo en tormentas y huracanes, sino tambien en eventos como las epidemias y sequías”.

“El resto del presupuesto se ha dedicado a apoyar los esfuerzos de preparación ante desastres dirigidos al fortalecimiento de las capacidades de la población.  República Dominicana ha trabajado mucho en este sentido.  Adicionalmente, a través del Programa de Reducción de Riesgos de Desastres de la Unión Europea en el Caribe y en alianza con la Comisión Nacional de Emergencias estamos invirtiendo 2.2 millones de Euros para un programa de largo plazo porque siempre piensa y actua en las tres feses de un desastre: antes, durante y después”.

André hace énfasis en que los meses previos a la temporada de huracanes (de junio a noviembre), que son de relativa calma, es cuando se realiza el trabajo más intenso “porque es cuando se deben revisar los planes, el equipamiento, que los protocolos estén marchando bien, que los albergues estén listos, entre otros”. 

Un solo Caribe

“Un solo Caribe” Así es que el Sr. Ronald Hugh Jackson, Director Ejecutivo de la Agencia para la Gestión de Desastres y Emergencias del Caribe (CDEMA), uno de los principales expositores de la cumbre, ve que las islas bañadas por el Mar Caribe enfrentan las mismas amenazas y riesgos.  Dijo que el lenguaje no debe ser una barrera para compartir experiencias  y buenas prácticas en la prevención de los desastres en mitigar sus riesgos.

“Queremos ver un solo Caribe operando de manera conjunta y que todos estemos preparados para trabajar el año completo, 365 días y no solo durante o antes de la temporada ciclónica“ afirmó.

Jackson explicó que la Unión Europea apoya la Estrategia de Gestión de Riesgos del Caribe 2014-2024, que está basada en cuatro pilares con el fin de reducir los riesgos y crear resilencia a través del fortalecimiento de las instituciones, el manejo de riesgos, utilizando el conocimiento del riesgo para informar a los tomadores de decisión, haciendo, manejando desastres con los sectores claves de los países y la construcción de la resiliencia de la comunidad.  

El exporteo dice que entre República Dominicana y las islas del Caribe hay muchas similitudes en el manejo de los desastres causados por fenómenos naturales y que parte del trabajo de la Agencia de Manejo de Desastres del Caribe (CDEMA) es identificar buenas prácticas de uno de los estados miembros, ajustarlas y trasfereirla a los otros para que puedan replicar estas buenas prácticas. 

“En República Dominicana y esta cumbre hemos visto muy buenas prácticas, como los datos que recopila en SIUBEN que ayuda a identificar las poblaciones más vulnerables y es utilizada para apoyar en la mitigación de riesgos”.

Más sobre el Programa:

La cooperación en materia de gestión de riesgos por catástrofes naturales ante los países miembros del CARIFORO y la Unión Europea (UE), tiene lugar en el marco del Programa Regional de Gestión de Riesgos de Desastres Naturales de ACP-EU en el CARIFORO, una iniciativa financiada por la Unión Europea cuyo objetivo es ayudar a reducir la vulnerabilidad de la región ante el impacto ocasionado por catástrofes naturales y efectos asociados al cambio climático. 

Este programa fue lanzado en 2014 por un periodo de cinco años, y cuenta con una donación de la Unión Europea de 20 millones de euros.  Está siendo implementado por la Agencia para la Gestión de Desastres y Emergencias del Caribe (CDEMA), el Banco de Desarrollo del Caribe (CDB) y la Comisión Nacional de Emergencias en coordianción con la Dirección General de Cooperación Multilateral (DIGECOOM) de la República Dominicana.