Listin Diario Logo
22 de junio 2019, actualizado a las 06:47 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 22 de julio de 2018

Funeral

"Va a tener que pagarlo", dice hermano de Anny Montero sobre superior que presuntamente la acosaba

  • "Va a tener que pagarlo", dice hermano de Anny Montero sobre superior que presuntamente la acosaba
  • "Va a tener que pagarlo", dice hermano de Anny Montero sobre superior que presuntamente la acosaba
  • "Va a tener que pagarlo", dice hermano de Anny Montero sobre superior que presuntamente la acosaba
Lewis Martínez
Santo Domingo

"Si su jefe tuvo algo que ver con la muerte de mi hermana, va a tener que pagarlo", fueron las palabras expresadas entre lágrimas por Kelvin Montero, hermano de Anny Montero Montero, la sargento mayor de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte (Digisett) que se suicidó en un baño de la embajada de Estados Unidos la noche del pasado viernes.

Los familiares alegan que el aparente suicidio de la agente de tránsito se debió a causa de que era víctima de un supuesto acoso por parte de su oficial superior.

"Al jefe de ella, su supuesto encargado, no le hemos visto la cara por aquí, ni ha llamado ni nada. Yo quiero saber qué es lo que pasa, por que en todo eso hay algo raro", declaró el otro hermano de la oficial, Melkin Montero.

Este domingo, a tres días del hecho, la Policía Nacional informó que aun se desconoce la identidad del supervisor con el que trabajaba la agente de tránsito. 

En medio del duelo y el llanto, amigos y familiares acudieron esta tarde a darle el último adiós a Anny Montero, de 33 años, cuyos restos fueron sepultados en el cementerio Cristo Salvador alrededor de la 3:30 de la tarde, luego de ser velados en la funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, Santo Domingo Este.

Miembros de su familia dijeron que Anny fue siempre el alma de la familia, una persona que abandonaba sus propios intereses por el bien de los demás.

"Mi hija era una muchacha ejemplar, un excelente ser humano que siempre era amorosa y servicial con su familia, que se sacaba un pan de la boca con tal de que otro comiera", dijo su padre, Zacaria Nadasco, conteniendo las lágrimas que en sus ojos empezaban a asomarse.

De igual manera, la sargento mayor, quien tenía más de 10 años trabajando para la Digesett, fue descrita por compañeros de esta entidad como una persona amable y bondadosa a la que "todo el mundo quería".

Anny, quien era la única hembra de siete hermanos oriundos de San Juan, dejó en la orfandad a un niño de siete años.