Listin Diario Logo
15 de septiembre 2019, actualizado a las 07:13 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 25 de junio de 2018

Residentes

Ataque con burundanga a 3 médicos del Gautier

  • Ataque con burundanga a 3 médicos del Gautier

    Dispositivo. Jorge Chaín Herrera: "El hospital tiene muchas áreas con cámaras de seguridad, pero donde ocurrió el hecho no había".

Doris Pantaleón
Santo Domingo

Tres médicos residentes de primer año del hospital Salvador B. Gautier se convirtieron en las nuevas víctimas de delincuentes que utilizan la sustancia escopolamina o burundanga para drogar o anular la voluntad  de las personas, cuando un desconocido penetró la mañana del sábado al centro de salud y le frotó un papel en el brazo a una doctora.

El hecho ocurrió en uno de los pasillos del Servicio de Medicina Interna del hospital. La doctora no fue robada ni agredida porque cuando empezó a perder la conciencia fue auxiliada por dos compañeros más, quienes también resultaron afectados por la sustancia, requiriendo los tres de atenciones médicas en el área de emergencia del centro.

La situación, que afectó a los médicos que formalmente tienen previsto iniciar el primero de julio próximo a cursar en el centro una especialidad médica, generó gran inquietud entre todo el personal. El caso fue confirmado a Listín Diario, por el director del hospital, doctor Jorge Chaín Herrera, quien explicó que los tres médicos están fuera de peligro. Dijo que los dos médicos fueron despachados en un par de horas tras recuperar la consciencia y que la doctora fue la que más tardó en recuperarse, pero que al atardecer del sábado logró recuperarse, y los tres durmieron en sus casas.

 Dijo que ocurrió a primera hora de la mañana del sábado y que, según testigos, se trató de una persona joven que vestía una camiseta blanca, por lo que la seguridad del hospital detuvo a varias personas con esas características y fueron activadas las medidas de seguridad, incluyendo nuevas donde a los que entran al centro se le pide enseñar la cédula y detalles de donde va.

  Dijo que el hospital tiene muchas áreas con cámaras de seguridad, pero donde ocurrió el hecho  no había. “El hospital está tranquilo en este momento, he estado dando seguimiento personalmente al caso y vamos a defender al hospital hasta con las manos vacías, con mis  propias manos si es necesario”, dijo Chaín Herrera.

 La información circuló inicialmente al darse a conocer por las redes sociales un audio donde el director del centro informaba a los demás directores de hospitales sobre el hecho.

 En el mismo, Chaín Herrera explica que un desaprensivo entró con la droga  escopolamina y afectó a tres R1 y recuerda que la seguridad del hospital es totalmente pagada por el centro, ya que todavía no tiene apoyo en ese sentido del Servicio Nacional de Salud (SNS).

 Dijo que tuvo que agregar más seguridad al área de emergencia del hospital, y que aunque ya el centro está tranquilo, en inicio quitó la paz en el centro.

 Burundanga
De acuerdo a expertos, la burundanga, también llamada escopolamina, provoca un automatismo en el cerebro de la víctima causando un estado de sumisión ante cualquier orden y que  una vez consumido, la víctima queda totalmente desprotegida.

Recientemente Listín Diario publicó informaciones donde se destaca que  en  los últimos días se han registrado en el país varios casos en los que las personas dicen haber sido despojadas de sus pertenencias mediante alguna sustancia conocida como “droga zombie”, que según los afectados, provoca pérdida de los sentidos. Sin embargo, el  experto del Consejo Nacional de Drogas, José Antonio Tejeda, director de Reducción de la Demanda del Consejo, dijo que no ha sido utilizada en actos delictivos.

Manifestó que la sustancia que presuntamente se implementa en este tipo de casos es la burundanga, conocida científicamente como escopolamina, un medicamento que es utilizado para mejorar síntomas de fiebre, mareos o vómitos y que, de caer en las manos incorrectas, podría ser un mecanismo para violentar la voluntad de otros.

Pese a esto, Tejeda expresó que no están del todo seguros de que esa es la sustancia usada debido a que no han tenido registros de que los asaltados hayan sido sometidos a exámenes toxicológicos para determinar a qué fueron expuestos.


Más en La República