Listin Diario Logo
03 de diciembre 2021, actualizado a las 06:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 30 de enero de 2017

INFORME

Matan a dos hombres que eran perseguidos por la muerte de un cardiólogo en SDE

EL INFORME INDICA QUE ESAS PERSONAS ENFRENTARON A LA PATRULLA POLICIAL, PERO NO ESPECIFICA DONDE FUERON ABATIDOS

  • Matan a dos hombres que eran perseguidos por la muerte de un cardiólogo en SDE
Noticias Relacionadas
Santo Domingo

Dos hombres que eran perseguidos por agentes de la Policía Nacional con relación con la muerte del cardiólogo y general retirado del cuerpo del orden público José Francisco de Jesús Minervino Toribio, resultaron muertos al enfrentar a los efectivos policiales.

La Policía Nacional identificó a los occisos como Jhondely Santiago Peña Romero, alias John, Fuma y/o Bolo, de 22 años, y otro sólo conocido hasta el momento como “Chiquito”, de unos 20 a 25 años.

El cardiólogo y general retirado de la Policía Nacional fue asesinado la mañana del sábado cuando hacía ejercicios, por dos hombres que se desplazaban a bordo de una motocicleta.

Entiendo que la delincuencia sigue viva por los bajos salarios de los policías, porque tú vas a todos los pueblos y están en lo mismo.
ANTONIO GUZMÁN, primo del cardiólogo asesinado

De acuerdo con los familiares, los antisociales no les robaron nada.

El cuerpo del orden dijo que al primero de los fallecidos durante el enfrentamiento se le ocupó una pistola marca Ekol, calibre 380 milímetros y al segundo un revólver calibre 38, de marca y numeración ilegibles.

Dijo que cuando fue depurado en los registros policiales, Peña Romero figura con dos registros por homicidios.

Otro hombre que acompañaba a los hoy occisos se dio a la fuga en una motocicleta y está siendo activamente perseguido por las autoridades.

De acuerdo con familiares, Toribio fue interceptado antes de las ocho de la mañana del sábado por antisociales en la calle Las Caobas, en Vista Hermosa, a 500 metros de su residencia, quienes sin mediar palabras le propinaron varios disparos que le causaron la muerte y huyeron sin robarle ninguna de sus pertenencias.

Ninguno de los familiares quería ofrecer informaciones del caso, hasta la salida de su primo de Toribio, Antonio Guzmán, quien expresó que realmente nadie dijo nada, porque él estaba haciendo ejercicios.

“Él acostumbraba a hacer ejercicios, montar en bicicleta y mantenerse activo, pero lamentablemente la mañana de ayer lo sorprendieron”, dijo Guzmán.

Expresó que una de sus sobrinas le dijo que no le quitaron ni la billetera.

“Él andaba desarmado, porque la pistola está aquí en la casa, te digo que ni la billetera le quitaron. Esos delincuentes lo mataron y se fueron, eso fue lo que me dijo la hija”, expresó cabizbajo.

Aseguró que su primo nunca tuvo problemas con nadie, no era un Policía que estaba buscando a nadie para meterlo preso, incluso, según dijo, andaba siempre vestido de civil.

“Esta muerte nos ha sorprendido a todos. Hay que investigar a profundidad esta muerte, porque no puede ser que una persona que no tenía problemas con nadie la hayan matado y no le hayan quitado nada, porque ni resistencia hubo”, indicó Guzmán.

Dijo que el llamado a las autoridades es el mismo de siempre, “que tomen cartas en el asunto, porque se está acabando el país. Los delincuentes nos han quitado el país de las manos haciendo todo lo que ellos quieren, y la mayoría están en las calles sueltos”, indicó Guzmán.

Aseguró que el principal problema que hay en el país es que a los delincuentes los apresan y al otro día los dejan en libertad, “y ese es el mayor problema que tenemos”.

Consideró que la Policía Nacional no ha podido resolver el problema de la delincuencia porque muchos de los agentes policiales ganan menos de RD$6,000.

Guzmán expresó que un agente policial ganando tan poco es imposible que haga un trabajo efectivo para combatir la criminalidad en el país.

“Yo entiendo que la delincuencia sigue viva por los bajos salarios de los policías, porque tú vas a todos los pueblos y están en lo mismo. No hay un pueblo que se quede fuera, todos están llenos de criminalidad”, insistió.


Más en La República