Listin Diario Logo
16 de noviembre 2018, actualizado a las 11:50 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
La República miércoles, 04 de mayo de 2016
1 Comentarios

PRM

PRM contra su doble pasado

LA ORGANIZACIÓN SE PRESENTA A LAS ELECCIONES CON EL LIDERAZGO DE LA OPOSICIÓN POLÍTICA DOMINICANA

  • PRM contra su doble pasado

    José Rafael Abinader durante una comparecencia política en la campaña electoral de 1982.

  • PRM contra su doble pasado
Juan Eduardo Thomas
Santo Domingo

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) nació en 1961 y resurgió en 2014 por dos crisis en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). La primera fue entre Juan Bosch y Juan Isidro Jimenes, cuando el partido se aprestaba a regresar del exilio, y la segunda entre Miguel Vargas y Luis Abinader-Hipólito Mejía, por el control de la organización luego de las elecciones de 2012.

Es ese doble pasado una de las cosas que intenta vencer el PRM en las elecciones del 15 de mayo cuando reaparezca en la boleta electoral como la fuerza principal de la oposición dominicana, en una búsqueda por la etiqueta millonaria de organización mayoritaria.

La participación en democracia de esta agrupación política se puede marcar en tres etapas, cada una de ellas con el impulso de un nuevo nombre. En 1962, cuando debutó junto a las elecciones libres, se inscribió como Alianza Social Demócrata, y así se mantuvo hasta perder su personería en las presidenciales de 1982.

Retornó en el año 1994 como Alianza Social Dominicana a unas elecciones en las que presentaron al profesor Juan Bosch como su candidato a la presidencia del país.

Desde esas elecciones se han mantenido dentro del sistema de partidos reconocidos por la Junta Central Electoral.

Su tercera etapa la vive a partir del año 2014 cuando la crisis por el control del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se hizo insostenible, y un grupo de dirigentes decidió apartarse luego que 33 sentencias en las altas cortes les negaran sus reclamos de vencimiento de funciones y de exclusión en los organismos de dirección.

La primera intención del grupo de dirigentes, denominados en ocasiones como “históricos del PRD”, fue formar una nueva organización política. El detalle del tiempo que tarda en conocerse una solicitud de reconocimiento político, con un proceso electoral tan próximo, les llevó a caminar en otra dirección: la de reestructurar una agrupación existente, para lo cual solo necesitarían pasar la aprobación de cambio de nombre y de símbolos partidarios.

La opción más viable fue la entonces Alianza Social Dominicana (ASD), una agrupación política vinculada a la familia Abinader que, de hecho, fue la única organización que soportó y presentó las candidaturas presidenciales del patriarca de la familia, José Rafael.

La salida de esos dirigentes sumió al PRD en la que ha sido, sin lugar a dudas, su más severa y peligrosa crisis. El conflicto político más desgarrador que incluso le ha puesto en la necesidad de pactar una alianza electoral con el PLD, su archirrival en los pasados veinte años de vida política. Ese pacto incluyó la aprobación de la reelección presidencial, en contra de la bandera más conocida de los principios políticos del partido blanco. Ese fantasma de división constante es el que ha acompañado a esta agrupación desde sus cimientos, con fuertes atisbos de fraccionamiento en el actual proceso, atestiguados por las partidas de Tony Peña Guaba, la mano derecha de Luis Abinader, ahora candidato presidencial del PRM, y de Héctor Guzmán, vocero y uno de los principales dirigentes del expresidente Hipólito Mejía, precisamente quien le disputaba la candidatura presidencial al joven Abinader.

Hay quienes se atreven a asegurar males mayores, como el propio Guzmán, que asegura una vez pasadas las elecciones presidenciales, comenzaría un pugilato por el control de la organización política. Las autoridades del PRM vencen a mediados del año 2017.

“En su historia, la ASD no ha tenido líderes que hayan concurrido a algún certamen electoral y que llevaran a ese partido a superar el 2% (de los votos). Se recuerda que alcanzó la votación más alta en 1962, cuando Jimenes-Grullón fue su candidato presidencial”, señala el estudio descriptivo del Observatorio Político Dominicano de Funglode.

Participación
Esta agrupación política ha par- ticipado en 13 procesos electorales: en tres lo ha hecho como Alianza Social Demócrata (ASD) y en los otros 10 como Alianza Social Dominicana (Presidenciales: 1962, 1978, 1982, 1994, 1996, 2000, 2004, 2008 y 2012), según cuenta Héctor Rolando Santana, en un análisis para Funglode.

El mismo estudio señala que el partido no participó en cinco procesos electorales: 1966, 1970, 1974, 1986 y 1990. El de 2016, ahora con la figura de Luis Abinader como candidato, será su décimo cuarta elección.

Un dato curioso de este partido es no haber apoyado a las candidaturas presidenciales del PRD en momentos históricos importantes, como en los comicios de 1994, donde se produjo al final el quiebre institucional que llevó a una reforma constitucional para acortar el período gubernamental a solo dos años. En ese proceso se disputaron el poder José Francisco Peña Gómez y Joaquín Balaguer.

Algo parecido sucedió en 1996 cuando esa agrupación presentó la candidatura de José Rafael Abinader, mientras el PRD presentaba a Peña Gómez y el PLD a Leonel Fernández. En esos comicios fue necesaria una segunda vuelta electoral, un estreno inmediato a la modificación constitucional de 1994.

(+) PARTICIPACIÓN ELECTORAL Y ACUERDOS ALIANZAS
Esta agrupación política ha ido aliada en las elecciones de 1978 al Revolucionario Dominicano (PRD), que postuló al expresidente Antonio Guzmán. De la misma forma acudieron en 1994 junto al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que presentaba a Juan Bosch como su candidato presidencial. Con pactos de alianzas se presentaron a los comicios del año 2000 y a los del 2008, en ambos casos para respaldar las candidaturas de Hipólito Mejía y de Miguel Vargas, respectivamente, dentro del PRD.

Para 2012 fueron aliados otra vez en soporte a las aspiraciones de Hipólito Mejía. Su participación electoral más alta en cuanto a votos registrados fue en 1962, cuando debutó junto a la democracia dominicana en elecciones libres. El candidato de esa ocasión, Juan Isidro Jimenes, sacó 1.7% de los votos, según los registros electorales de la época.

Para las elecciones de 2016 el PRM ha firmado pactos de alianza electoral con el Frente Amplio, una organización liberal del sistema; con el Partido Humanista Dominicano (PHD); con Dominicanos por el Cambio y con el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), uno de los considerados por la legislación dominicana como mayoritario por haber superado el 5% de los votos válidos emitidos en el pasado torneo electoral. A estas agrupaciones les corresponde una mayor inversión de recursos económicos.

Junto a esta coalición de partidos políticos, que su comienzo se llamó “Convergencia por un mejor país”, participarán en las elecciones generales otras siete propuestas presidenciales. Seis de ellas desde el sector de la oposición al gobierno del PLD, que está en el gobierno desde el año 2004 de forma ininterrumpida.

COMENTARIOS 1

Comentó: Antuanliseaux
De:
Apuntes para la historia politica del ahora llamado PRM, que de moderno no tiene nada



04 may 2016 09:12 a.m.
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre