Listin Diario Logo
28 de junio 2022, actualizado a las 07:44 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 30 de junio de 2015

LABOR INFORMATIVA

Canciller sigue plan de trabajo con embajadores

  • Canciller sigue plan de trabajo con embajadores

    Reunión. El canciller Andrés Navarro junto a los embajadores dominicanos en Washington, Canadá, la ONU y la OEA.

Noticias Relacionadas
Washington, EEUU

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana encabezó ayer una reunión de trabajo con los embajadores dominicanos acreditados en Washington, Canadá, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la Organización de Estados Americanos (OEA), como parte de la estrategia mundial de información y divulgación de los resultados del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros que encamina el gobierno del presidente Danilo Medina.

En la reunión, celebrada en la sede de la embajada dominicana en esta ciudad, Navarro conversó con los embajadores José Tomás Pérez, Pedro Vergés, Francisco Cortorreal y Virgilio Alcántara, acerca de la línea de acción dirigida a promover la realidad de los avances en términos migratorios del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, iniciativa que ha representado grandes sacrificios económicos para el país, que ha invertido más de mil 700 millones de pesos, y que ha permitido que más de 300 mil personas con situación mi- gratoria irregular se hayan podido registrar para fines de obtención de sus documentos.

El canciller Navarro instruyó a los funcionarios dominicanos para que convoquen a todo el cuerpo diplomático acreditado en los países donde tienen sede, para que les presenten las informaciones reales y oficiales de la política migratoria que desarrolla el gobierno del presidente Medina.

Recordó que el Plan y todo el sacrificio económico que ha representado para la República Dominicana, con un costo de alrededor de dos mil millones de pesos, ha mostrado la vocación democrática y la voluntad política del jefe de Estado para cumplir con la ley migratoria, respetando la soberanía nacional y el mandato constitucional, pero también con un inquebrantable apego al respeto de los derechos humanos.