Listin Diario Logo
08 de agosto 2020, actualizado a las 12:14 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 16 de agosto de 2012

LA GESTIÓN DEL PRESIDENTE

El liderazgo de Fernández: el heredero

Cuando Balaguer le levantó la mano el 2 de junio de 1996 no sabía que estaba proclamando a su heredero y al de Juan Bosch.

  • El liderazgo de Fernández: el heredero
Ramón Pérez Reyes
[email protected]
Santo Domingo

El dos de junio de 1996,  cuando el entonces presidente de la República y líder del Partido Reformista Social Cristiano, Joaquín Balaguer, le levantaba la mano  al joven candidato presidencial  del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, no solo le estaba cerrando el paso a su rival, José Francisco Peña Gómez, como pretendía, sino  que también estaba eligiendo un nuevo relevo  en el liderato político  dominicano.

La firma del llamado Frente Patriótico Nacional, ocurrida en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, de esta capital, y con la presencia de los entonces dos caudillos de la política nacional, Balaguer y Juan Bosch,  colocó al joven Fernández en el camino a la presidencia de la República y  hacia un papel protagónico en el escenario, que se ha extendido hasta nuestros días.

En esta semana, al cierre de su último mandato,  su partido, el PLD, le  reconoció por el éxito electoral alcanzado por esa organización en las últimas cinco elecciones desde el año 2004. Desde esa fecha ha sido el presidente y líder de la organización.

Un nuevo ciclo
Con el apoyo de Balaguer y el PRSC, Fernández, entonces con 42 años de edad, ganó  las elecciones de 1996  y así “cierra el camino”  al candidato del Partido Revolucionario Dominicano, Peña Gómez, que en ese entonces era  el más popular líder entre clase  baja del país.

Finalmente Peña Gómez murió el 10 de mayo de 1998, seis días antes de las elecciones congresuales  y municipales, a las que acudiría como candidato a síndico del Distrito Nacional por el PRD. Bosch murió el primero de noviembre del 2001 y Balaguer el 14 de julio de 2002, a la edad de 95 años.  Tras estas muertes se abre un nuevo ciclo en el liderato político del país.

“Leonel Fernández marca  una era, un antes y un después en  la historia política dominicana. Siempre habrá que hablar de la trascendencia de su liderato y a la huella que ha dejado a su paso por el poder”, dice el politólogo Belarminio Ramírez Morillo, autor del libro “Leonel como paradigma: Descifrando las claves de su liderazgo eficaz”

Dice que aunque llegó al estrellato político de la mano de Balaguer y Bosch, eligió ser Leonel Fernández.

“Su liderazgo tiene como zapata el conocimiento y esto ha generado cambios en la cultura política dominicana. Pasó de una democracia representativa a la participativa. El se apoyó en la empatía y en los afectos”,  subraya  Ramírez Morillo.

Del liderazgo post caudillismo ilustrado el que más ha crecido en la era de la comunicación y la sociedad del conocimiento es Leonel, agregó y manifestó que hubo una superación del ciclo político, produciendo una evolución en donde el partido ideológico y doctrinario, como era el PLD, fue superado.

Dijo que la llegada de la era mediático, donde ya los líderes no son absoluto, permitió el desarrollo de políticos como Fernández. “Sin dudas que en este ciclo de la historia, el líder político dominicano que más ha brillado es Leonel”, aseguró.

Líder de su partido
El secretario general partido, Reinaldo Pared Pérez, le entregó en la Casa Nacional de ese partido un pergamino reconociendo al mandatario por el liderato mantenido en la organización durante los últimos diez años.

Pared Pérez estuvo acompañado de los miembros del Comité Político, quienes le premiaron por los éxitos  en sus funciones como presidente del partido morado.

Fernández asumió la presidencia del partido en el 2002 cuando el PLD tenía dos años que había dejado de dirigir el gobierno central del país y, por tanto, estaba en la oposición.

Sin embargo, a partir del año 2004, esa situación empezó a variar y desde entonces el PLD  hizo un acuerdo con 14 organizaciones a través del llamado Bloque Progresista, en el que participa el Partido Reformista Social Cristiano y han obtenido el triunfo en cinco elecciones consecutivas con más del 50%, siendo la última victoria la del 20 de mayo del año en curso.

“Desde el 2002 el compañero Leonel Fernández ha venido desempeñando las funciones de presidente del PLD como consecuencia de su elección, llevada a cabo por las instancias orgánicas con calidad para ella”, explicó Pared Pérez.

A pesar sus éxitos su reinado no ha sido absoluto, debido a las confrontaciones que tuvo con el hoy presidente electo Danilo Medina.

Pero la disputa entre ambos ha sido más hacia la candidatura presidencial  que dentro del partido, ya que el segundo se limitó a su función de miembro del Comité Político y no aspiró ni a la presidencia ni la secretaría general, los cargos más altos en el organigrama de dirección.

Según algunos politólogos, a la muerte de Balaguer, el liderazgo de Fernández se ha extendido hasta el PRSC, ya que una importante franja de ese partido obedece a sus intereses. Lo mismo sucede con partidos minoritarios que, aunque tienen sus presidentes, se proclaman como leonelistas.

EL MAESTRO Y SU ALUMNO
Para  1996, el profesor Bosch con   87 años y muy enfermo escribe una carta en la que renunciaba  a la presidencia del PLD. El partido escogió a Leonel   Fernández como su candidato presidencial y éste a su vez seleccionó a Jaime David Fernández Mirabal como candidato vicepresidencial.

LOS PROTAGONISTAS DEL CIERRE DE SIGLO
El enfrentamiento de Peña Gómez con  Fernández, de 59 y 43 años, en 1996,  fue el inicio de su carrera como gobernante. El   PRD tenía  como eslogan “Primero la gente”, y el PLD  “El nuevo camino”, aunque con programas de gobierno casi similares.

Su legado político
Sus seguidores consideran  a Leonel Fernández el precursor  del rediseño del Estado dominicano, produciendo una reingeniería que lo encamina al Estado Social Democrático, que obligaría al  nuevo presidente, Danilo Medina, a continuar su obra.

 Constitución
La Constitución promulgada  en el 2010 es considerada  su  principal legado político  al país.

La Justicia
La creación de las altas cortes contribuye a modernizar el sistema de justicia y quedarán como grandes aportes.

Educación
A las  gestiones de Fernández se le hizo exigencia de cumplir la ley que otorga a la educación el 4% del PIB. No fue posible lograr esa demanda.

Obras Públicas
En sus gobiernos se impulsaron grandes programas de obras públicas,  privilegiando la capital y ciudades del interior.

El inicio
Fernández fue juramentado presidente en 1996,  para convertirse en el primer Jefe de Estado que surge del Partido de la Liberación Dominicana

El segundo
Fue elegido para un segundo mandato  2004 e inicia la construcción del Metro de Santo Domingo.

Tercero
Asumió el nuevo mandato el 16 de agosto de 2008 con una atmósfera internacional llena de problemas económicos y un aumento de la criminalidad y el narcotráfico.

La incógnita
Sobre su futuro existen varias versiones, ya que la reforma constitucional lo habilitó para un intento de regresó en las elecciones de 2016.

LEONEL VISTO DESDE LA OTRA ACERA
Durante sus tres períodos de gobierno, el presidente Leonel Fernández se ha desdoblado constantemente entre su intelectualidad que le permite ver la dimensión global de los problemas socioeconómicos y políticos del país y del mundo, y el acomodaticio enfoque que mantiene en la política local, según dice de él la socióloga, Rosario Espinal.

Mientras que el PRD lo define como un “ídolo de barro” y a través de su comisión económica lo acusa de dejar una deuda de más de 25 mil millones de dólares en sus últimos ocho años de gobierno. Dice que el mandatario, al salir del poder, deja a cuatro millones de dominicanos en condiciones de pobreza, equivalente a 40.8% de la población, y a un millón en extrema pobreza, equivalente al 10.4%. Sin embargo, la ultima reforma constitucional dejó a Fernández hábil para aspirar a un regreso al poder en los comicios del 2016 y desde ya muchos se “alistan manos” para esa ocasión.

Con el presidente Danilo Medina prohibido constitucionalmente de optar por una reelección y un PRD con una grave crisis de división, es casi seguro que Fernández irá por un cuarto mandato, conforme a analistas que atribuyen a esa eventualidad las constantes ceremonias de despedidas que se están haciendo en estos días. Muchos han hecho pública su decisión de “esta con Leonel en el 16”.

Antes de la reforma a la Constitución el futuro de Fernández era ubicado presidiendo un organismo internacional como la Organización de Estados Américanos ( OEA), debido al prestigio que ha obtenido a nivel regional e internacional en su larga trayectoria de gobernante. Sin embargo la tarea más inmediata que tiene es la reorganización del PLD, en el cual le espera una convocatoria del VIII Congreso Ordinario Norge Botello. El VIII Congreso del PLD debe evaluar la plataforma estructural orgánica y de acción del partido morado y la renovación de sus autoridades. Analizará porque bajó su votación en las pasadas elecciones.