Listin Diario Logo
08 de agosto 2020, actualizado a las 12:14 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 16 de agosto de 2012

A HORAS DE ENTREGAR

Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero

UNA APRETADA AGENDA, RISAS Y ABRAZOS MARCÓ EL ADIÓS DE UN MANDATARIO QUE, AL PARECER, NO SE DESPIDE

  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
    ¿SOLEDAD? El presidente Fernández no ha conocido la soledad de los que abandonan el poder. En su último día al frente del Estado seguía rodeado de funcionarios y acólitos.
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
  • Leonel en su último día como presidente, como si fuera el primero
Katheryn Luna
Santo Domingo

Leonel Fernández no ha conocido la soledad del poder que suele a acompañar a los presidentes salientes. Por el contrario, sonrisas, abrazos, halagos y  expresiones de satisfacción formaron parte de cada paso de  Fernández al inaugurar distintas obras en su último, y muy ajetreado, día como mandatario de la nación.

El presidente aprovechó cada minuto de su último día al frente del estado, como si no quisiera dejar pendientes. Madrugó.  A las 9:50 de la mañana inició su agenda con la entrega de 247 motocicletas a miembros de la guardia presidencial y a policías que cubren la ruta del jefe del Estado.

Cincuenta minutos después, el mandatario  con rostro sereno y con pocas diferencias de cómo siempre se ha visto en otras actividades, acompañado de la primera dama y vicepresidenta electa, Margarita Cedeño de Fernández, dejó inaugurada la reconstrucción del edificio de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

La entrega se produjo entre  bromas y aplausos, de parte de la primera dama, mañana vicepresidenta, quien aprovechó el momento para lanzar halagos a su esposo.

“Parecería que pelamos en pareja presidente, pero en realidad estudiamos en pareja”, bromeó Cedeño mostrando su lado de esposa y compañera, mientras expresaba que ambos se sentían orgullos de ser egresados de la misma universidad.

El mandatario la escuchaba sonriente,  una sonrisa que se mantuvo cuando abrazó a su esposa en el momento en que ésta le hacía entrega de un reconocimiento por su apoyo a la UASD.

Un acto le seguía al otro. Cuarenta minutos más tarde, Fernández se dirigió a dejar inaugurado el Centro de Alta Tecnología de la UASD.

En este lugar, el presdiente dejó saber su satisfacción por el apoyo a la alta casa de estudio durante su gestión.   “Me siento, por supuesto, regocijado, jubiloso de haber hecho una contribución modesta a favor del avance y la modernización del país”.

Después de estas palabras, y haber realizado un recorrido por el edificio, se dirigió a la apertura  del Instituto Oncológico, que ahora tendrá por nombre Rosa Emilia de Tavares.

La lluvia no impidió que el mandatario continuara con su recorrido, y llegando a cortar la cinta del nuevo centro de salud alrededor de las una de la tarde, inició el tradicional recorrido.

Repartió abrazos, conversó y con muchos de los que le acompañaron durante los últimos recorridos e inauguraciones de su mandato de ocho años.

Treinta minutos fueron suficientes para el recorrido. El mandatario partió bajo la lluvia, junto a su esposa, a quien llevaba del brazo,  a dar continuidad con el programa de inauguraciones en su último día como presidente de la República, que lucía lejos de parecer una despedida. Pero el ambiente en la casa de gobierno sí evidencia que unos se van y otros lelgan.

El Palacio Nacional
Las preparaciones para el recibimiento del nuevo presidente Danilo Medina, se siente en el Palacio Nacional, la limpieza y arreglo del piso, el jardín y cada escenario donde se efectuarán las actividades de lugar para la toma de posesión del nuevo mandatario.

En un recorrido por el palacio presidencial, se observó el personal de mantenimiento moverse de allá para acá organizando, limpiando, puliendo los pisos, cortando el césped y dejando todo en su justo lugar. En los pasillos, empleados cargaban cajas de cartón en lo que parecía la limpieza de alguna oficina.

Pasadas las dos de la tarde, trabajadores terminaban de preparar el salón Las Cariátides que será el escenario, esta noche,  para la cena de bienvenida a los jefes de Estado y de Gobierno, así como de misiones especiales que participarán en la toma de posesión de Danilo Medina como nuevo presidente del país.

Trabajadores cargaban madera para una especie de tarima que se colocará en el salón con capacidad para unas 250 personas.  En las mesas, manteles y bases para platos, en tonos dorados, ya engalanaban las mesas. Mientras, las copas, platos, cortinas y algunos manteles aún guardaban en cajas para ser colocados.

Los rumores
Unos se van y otros se quedan, así piensan algunos empleados del palacio, los cuales se mantienen atentos a los cambios que se puedan dar.

Hay rumores de quiénes serán reemplazados aseguran, pero creen que solo serán algunos porque se trata del mismo partido político.

También consideran que hay unos empleados que están “pegados” y pueden permanecer en sus puestos.