Listin Diario Logo
11 de diciembre 2018, actualizado a las 07:57 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
La República martes, 10 de mayo de 2011
0 Comentarios

RESALTAN SU TRAYECTORIA

Feria del Libro homenajea a Miguel Franjul

EL DIRECTOR DEL LISTÍN DIARIO AGRADECIÓ LA DISTINCIÓN AL MINISTERIO DE CULTURA

  • Feria del Libro homenajea a Miguel Franjul
    Familia. Miguel Franjul, director del LISTÍN DIARIO, acompañado de su esposa, Nancy Pérez de Franjul; sus hijos Patricia, Miguel y Adrián Franjul Pérez, así como su nieto Axel.
  • Feria del Libro homenajea a Miguel Franjul
Coralis Orbe / Luis Beiro
Santo Domingo

Estudiantes y miembros de talleres literarios de esta capital, junto a personalidades de la vida cultural del país, homenajearon en el día de ayer al director de LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul, en ocasión de rotular con su nombre una de las calles del recinto de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo.

Jóvenes estudiantes de las escuelas de arte dibujaron su retrato.

El ministro de Cultura José Rafael Lantigua, los viceministros Alexander Santana, Bernarda Jorge y Mateo Morrison; el director general del evento, Alejandro Arvelo y los funcionarios Teófilo Terrero, y Geo Ripley, presidieron el acto junto a la familia del homenajeado, integrada, entre otros, por su esposa, Nancy Pérez de Franjul, sus hijos Patricia, Miguel y Adrián y su nieto Axel.

Calificado por su colega Ruddy González como “banilejo de pura estirpe”, cuando llegó a Listín Diario con apenas 17 años de edad, como la respuesta de Rafael Herrera a Germán Ornes quien había traído desde Estados Unidos para reforzar el staff de El Caribe al periodista Melvin Mathews. González describió a Franjul como una persona llena de valores, con sentido humano, que sufre las dolencias del país. Además, el periodista hizo una reseña de todos los momentos que han vivido juntos y resaltando su calidad humana, su protección y respeto a la familia, a los amigos, y su profunda fe cristiana.

Además, dijo: “Con Miguel he compartido momentos de dolor, en el que lo he visto llorar, ya sea por la partida de un familiar, en solidaridad con el sufrimiento de otros, así como de impotencia y enojo por acontecimientos de corte nacional. Pero también lo he visto sonreír de satisfacción, como cuando nació su nieto Axel”.

Inmediatamente después, los estudiantes del Centro Educativo Morayca hicieron entrega de un reconocimiento por sus contribuciones en el periodismo dominicano.

Luego, Lady Laura Liriano, en representación del Sistema Nacional de Talleres Literarios del Ministerio de Cultura, ofreció una semblanza sobre la vida profesional de Franjul. También, la opinión del Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien expresa su gozo ante el merecido reconocimiento que realiza Cultura a Franjul, además dice que Franjul disfruta de un merecido prestigio y estima como periodista y como persona sensible a los problemas de nuestro país.

 Franjul expresó su satisfacción y gratitud al Ministerio de Cultura por rendirle ese tributo y concluyó diciendo, en tono de broma, que se debe procurar una gestión en el Ayuntamiento del Distrito Nacional para que la calle que lleva su nombre no se llene de hoyos ni de basura.

En el Pabellón de autores
“La pasión por la objetividad es lo que ha marcado al periodista en todas latitudes, pero también existe, la objetividad del lector, quien desentraña las opiniones de los periodistas y se queda con la que mejor le parece. Nunca vamos a encontrar algo pleno sobre el papel de la prensa, unos periodistas son vistos bien y otros no, unos tienen opiniones equivocadas y otros no, pero para eso es que existe la prensa, para que haya siempre una pluraridad de criterios”, expresó Miguel Franjul ante los jóvenes de los talleres literarios “Juan Rulfo”, “Salomé Ureña” y “Emigdio Osvaldo Garrido Puello”. Durante el encuentro, efectuado en el Pabellón de Autores Dominicanos, confesó que su mejor artículo data de 1987 y se tituló “Ya mi papi camina”, frase tomada de labios de su hija Patricia a raíz de su reincorporación al periódco después de sufrir un accidente que estuvo a punto de costarle la vida: “Lo escribí con una sola mano, letra a letra y en él narré cómo mi hija me veía caminar por las calles después de permanecer muchos meses sin caminar. Los artículos con los aspectos humanos y con la realidad son los que más impactan, no los políticos”, confesó.

Con mucho entusiasmo se refirió al programa de pasantía de LISTÍN DIARIO, del cual es mentor y propulsor: “Esa es la mejor inyección de profesionales que ha recibido el Listín en los últimos tiempos, es una escuela superior de periodismo. Todos los años, antes de comenzar el programa, me reúno con los jóvenes que ingresan al Listín en ese programa y les narro estas experiencias y los exhorto a tener el valor de luchar por la verdad y a honrar al periodismo. Muchos de ellos, al terminar la pasantía, se quedan en el Listín como profesionales mientras que otros se incorporan a diversos medios. Estoy orgulloso de todos los jóvenes que han pasado por este programa, pues han demostrado un gran talento y se han formado con rigor y seriedad”. Ante otra pregunta, consideró que el periodismo del pasado siglo se alimentó de profesionales no titulados, debido a que las capacidades de las universidades dominicanas fueron inferiores al auge y crecimiento de los medios impresos, revistas, televisión y radio. Pero desde hace unos años, las universidades sí están ampliando sus programas.

Sobre su motivación por seguir creyendo en la libertad de prensa señaló que: “El día que desaparezca el último periódico, ese día tal vez desaparezca la libertad de prensa, pero no va a desaparecer el espíritu crítico y la naturaleza del periodista. Esos son valores inmortales”, concluyó.

PABELLÓN LIBRO COCINA
Franjul y sus invitados disfrutaron de un almuerzo en el Pabellón libro Cocina, que tuvo como anfitriona a Xiomarita Pérez y contó con la presencia de la chef Esperanza Lithgow. Al finalizar la degustación, Pérez le entregó al homenajeado un delantal inscrito con alegorías de la Feria del Libro, como recuerdo de su visita. Con posterioridad la concurrencia se trasladó hasta el Café Bohemio, donde disfrutaron de una de las bebidas preparadas especialmente para la ocasión.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre