Listin Diario Logo
18 de octubre 2018, actualizado a las 04:21 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La República domingo, 06 de mayo de 2007
0 Comentarios

EXCESO

Las ciudades se ahogan en monóxido de carbono

  • Las ciudades se ahogan en monóxido de carbono
    El 85 por ciento del monóxido de carbono proviene de vehículos que consumen gasolina en RD.
  • Las ciudades se ahogan en monóxido de carbono
Wanda Méndez

SANTO DOMINGO.- El incremento del parque vehicular, la proliferación de plantas de emergencia y la quema de basura a cielo abierto han agravado la contaminación ambiental por monóxido de carbono que, a juicio de expertos ambientales y químicos, constituye un problema ambiental preocupante, y amerita una regulación.   

Las concentraciones de monóxido de carbono en las avenida Sabana Larga con Las Américas, Charles de Gaulle con Carretera Mella, y Charles de Gaulle con autopista de San Isidro, por ejemplo, exceden las normas ambientales mínimas que rigen el país, según un estudio realizado en el 2006 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales junto con el Ayuntamiento del municipio Santo Domingo Este.

El diagnóstico ofrece una idea de la situación ambiental del perímetro central del Distrito Nacional, las zonas industriales y los túneles, estos últimos evaluados en 2004. Las sugerencias planteadas entonces a la Secretaría de Estado de Obras Públicas por la dirección de Gestión Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente con relación a los túneles han sido ignoradas, según José Andrés Rodríguez, encargado de Emisión Atmosférica de la entidad.

En los túneles de Las Américas, 27 de Febrero y Núñez de Cáceres, explicó el especialista, los extractores que expulsan los gases  nocivos hacia fuera están dañados, por lo que, en un momento de tapones, puede concentrarse monóxido de carbono por encima de la norma de calidad del aire y control de emisiones.

Conrado de Pratt, coordinador de Investigaciones del Instituto de Química de la UASD, señaló a los túneles como lugares de extrema concentración de monóxido de carbono, aunque puso en duda que el tránsito por ellos afecte a las personas por la velocidad con que transitan los vehículos. El instituto no podría medir esos datos con certeza, sin embargo, pues carece de los equipos necesarios.

Preocupación
El problema de la contaminación del aire, en particular por monóxido de carbono, es serio, advirtió José Contreras, director del Centro de Gestión Ambiental de la Universidad Intec, quien indicó que, aunque los niveles de contaminación todavía no son comparables con países como México o muchas ciudades de Estados Unidos, los factores que generan el problema aumentan.

Contreras refirió que, cuando Intec realizó una investigación sobre los niveles de monóxido para Santo Domingo en los años 90, la ciudad ya estaba por debajo de las normas de calidad del aire. “La ciudad ha ido creciendo, y es de esperar que esos factores hayan aumentado y por consiguiente los niveles sean más grandes y más problemáticos”, dijo.

Entre los lugares donde se genera más monóxido de carbono, debido al tránsito vehicular, Contreras señaló al perímetro central: Naco, las avenidas Tiradentes y Abraham Lincoln; y por la cantidad de industrias, la avenida Máximo Gómez.

El especialista llamó la atención a que, en la medida que aumenten las construcciones altas, disminuirá el mecanismo de remoción natural del monóxido que tiene la ciudad de Santo Domingo. Recomendó a la ciudadanía evitar la quema de basura, afinar los motores de los vehículos e instalar filtros en las industrias que purifiquen el aire de las chimeneas, sumado a una necesaria campaña de educación de la población.

Las chatarras, culpables
La mayoría de los vehículos después de un año de uso no cumplen con las normas ambientales, señaló el profesor Arismendy Gómez, encargado del laboratorio de Servicio de INTEC.  Igualmente, el experto medioambiental Luis Carvajal afirmó que el país no tiene definida una política clara para regular el problema de la contaminación por monóxido de carbono, con un presupuesto soporte y un cronograma a seguir.

Resaltó que en el país existe un parque vehicular compuesto por miles de chatarras, muchos de esos automóviles importados de segunda mano, tratados por mecánicos, que lo primero que hacen es quitarles el catalizador, es decir, los filtros que reducen las emanaciones peligrosas. “Si nosotros sumamos al problema del parque vehicular las características del parque energético, que constituye otra fuente de producción permanente de gases tóxicos, el problema es grave, tanto que en nuestras ciudades, a pesar del atraso tecnológico y el bajo desarrollo industrial, sufren niveles de contaminación parecidos al de las grandes ciudades industriales”, precisó.

La Secretaría de Medio Ambiente tiene elaborado un plan nacional de aire limpio, que conlleva tres líneas estratégicas.

Acciones
La prioridad es disponer de una revista ambiental para el control vehicular, para que las personas acudan a un taller de mecánica a revisar el vehículo y obtengan una certificación de emisiones, explicó el encargado de Emisión Atmosférica de la dirección de Gestión Ambiental, José Andrés Rodríguez.  

Otro aspecto es instalación de una red de monitoreo en Santo Domingo, Haina y San Pedro de Macorís, las tres ciudades más industriales. Indicó que en Santo Domingo serían instaladas 20 estaciones con mediciones diarias para tener un registro histórico de la contaminación.

Una tercera parte es la supervisión de las empresas, el cual, señaló, ya está funcionando, porque para una empresa poder operar necesita una certificación ambiental.

Arismendy Gómez, encargado del laboratorio de Servicio de INTEC expresó que, aunque posee datos sobre el monóxido de carbono de todas las industrias, son confidenciales, porque los estudios son pagados por las empresas por exigencia de la Secretaría de Medio Ambiente. Gómez consideró que las industrias deben incluir en el presupuesto de cada año los gastos ambientales, para minimizar los efectos del monóxido de carbono, lo cual no se hace, según él, salvo raras excepciones.

Peligro para salud
El monóxido de carbono es un gas inodoro, incoloro e imperceptible que disminuye el óxigeno en la sangre y se produce por la combustión de hidrocarburos. Es un enemigo silente de la salud, porque causa enfermedades respiratorias y provoca una recaida a aquellas personas que padecen de males cardiovasculares.

Los síntomas que causa la exposición al monóxido son: dolor de cabeza, mareos, pérdida de la conciencia, estado de coma y finalmente la muerte. Esos estados van a depender de la concentración y del tiempo de exposición.

El neumólogo Eduardo Gautreaux de Windt, presidente de la Sociedad Dominicana de Neumología, explicó que la contaminación en las ciudades por las emanaciones de gases tóxicos y partículas sólidas inorgánicas que proviene de la  combustión de los hidrócarburos crea daños al organismo, principalmente a las vías respiratorias.

Esa contaminación, dijo, produce irritación e inflamación en los ojos, la nariz y la garganta.  El médico apuntó que algunas investigaciones han asociado la contaminación a la aparición de cáncer.

Además de plantear la necesidad de políticas estatales para regular ese fenómeno, Gautreaux de Windt aconsejó crear conciencia a la ciudadanía sobre la necesidad de dar mantenimiento a los vehículos y de no quemar basura.

El presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, Pedro Díaz Ruiz, sostuvo que en las personas con enfermedad pulmonar obstrusiva crónica, (enfisema, bronquitis crónica,), que han tenido infarto previo o tienen insuficiencia cardíaca o “corazón cansado”, los niveles altos de contaminación con monóxido de carbono producen mayores niveles de rehospitalización, reinfarto, y de nuevo angina.

“Se requiere que tengan la condición previa; en Europa se han hecho estudios que indican que si una persona tiene un infarto previo, es asmático, ha tenido infarto, tiene angina o insuficiencia cardíaca, la recurrencia de eventos es más según sea mayor la contaminación”, explicó. No obstante, aclaró que la principal causa de infarto no es la contaminación, sino el bloqueo de las arterias coronarias por placa de colesterol.  85%  del monóixido de carbono proviene de vehículos que consumen gasolina.

7% lo emanan los vehículos de diesel
4%  viene de la generación eléctrica
4% es causado por la quema de basura a cielo abierto.

En Santiago
90% del monóxido viene de los vehículos que funcionan con gasolina
7% de los de diesel.
3% proviene de la basura quemada al aire libre.

Parque vehicular
2,334,306 de vehículos circulaban en 2003
54,237 más transitaban en 2005, según la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

*Según un diagnóstico realizado en el 2003 por la Secretaría de Medio Ambiente, en Santo Domingo y Haina .

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en La República

    Descubre