Listin Diario Logo
08 de agosto 2022, actualizado a las 01:02 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 12 de julio de 2022

¿Qué es la enfermedad de cambios mínimos, el trastorno que sufre Karla Fatule?

La actriz contó que llegó a pesar 218 libras a causa de la enfermedad

  • ¿Qué es la enfermedad de cambios mínimos, el trastorno que sufre Karla Fatule?

    Karla Fatule

Redacción Entretenimiento
Santo Domingo, RD

Enfermedad de cambios mínimos ECM es lo que padece la actriz Karla Fatule que la llevó a aumentar de manera desproporcionada y pesó hasta 218 libras.

Por este trastorno, la vida de la hija de Tania Báez y Carlos Alfredo Fatule dio un giro y estuvo entre médicos para saber lo que le pasaba.

Tras un mes y dos días sin saber exactamente lo que le sucedía le practicaron una biopsia que determinó la enfermedad de cambios mínimos.

Afortunadamente Karla está en franca recuperación: "Ya me dijeron que estoy bien”, expresó.

Pero, ¿qué es esta enfermedad con cambios mínimos?

Es un trastorno renal que puede llevar a síndrome nefrótico. Este síndrome es un conjunto de síntomas que incluye proteína en la orina, bajos niveles de proteína en la sangre, niveles altos de colesterol y triglicéridos, además de hinchazón, indica la página web Medline Plus.

La ECM es un trastorno que daña los glomérulos (unos vasos sanguíneos diminutos que hay en los riñones) que depuran la sangre.

¿Por qué se habla de enfermedad "de cambios mínimos"? Esto es porque los daños que sufren esos vasos sanguíneos son demasiado pequeños como para que los médicos los puedan ver con un microscopio normal, por lo cual tienen que usar un aparato muy potente llamado microscopio electrónico.

Esta enfermedad es una de las causas más comunes del síndrome nefrótico, especialmente en los niños y aunque se observa en los adultos, es menos común.

Según indica Medline Plus, la causa de la ECM, pero la enfermedad puede ocurrir después de o estar relacionada con: reacciones alérgicas, uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), tumores, vacunas (gripe y neumocócica, si bien es poco frecuente), infecciones virales.