¡Hey! Julio Iglesias cumple este jueves 78 años de vida y su Instagram está lleno de historias nunca antes contadas

La red social es el escenario escogido por el cantante español para contar anécdotas de situaciones ocurridas a lo largo de su vida

  • Julio Iglesias cumple 78 años este jueves 23 de septiembre. Nació en Madrid, en 1943.

Ramón Almánzar
Santo Domingo, RD

Antes de que pierda la memoria, Julio Iglesias lanzó una cadena a su pasado y en fantásticas notas de su puño y letras lo está trayendo a la era digital en capítulos que parecen guías para armar una inédita serie o biopic sobre su vida.

Instagram es el escenario escogido por el cantante español para contar anécdotas de situaciones ocurridas a lo largo de sus 78 años de vida, edad que precisamente este jueves 23 celebra.

"Hoy estoy cumpliendo 78 años y parece que fue ayer. Que privilegio estar vivo! Y qué ganas de seguir viviendo!", escribió él este día en su Instagram.

Luego agregó: "Quiero daros las gracias por todos estos años donde habéis sido el motor de mi vida y dar las gracias también a mi familia por haberme dado la oportunidad de ser libre, la libertad ha sido el mayor de todos mis privilegios. Así lo siento hoy, lo sentí ayer y lo sentiré siempre. Los años nunca han detenido mis sueños".

Sus anotaciones las viene haciendo desde hace más de un año en su Instagram, con más de 311 mil seguidores, una cifra nada mal para un fenómeno artístico del siglo XX.

Son apenas pinceladas de sus vivencias casi siempre llevadas a canciones, como lo atestigua "Quijote", uno de sus clásicos, escrito por él y arreglado por Ramón Arcusa.

De hecho, hace unos días habló sobre la canción “Quijote” y de cómo pasa el tiempo tan rápido. Como se dice popularmente, la vida misma transcurre en un abrir y cerrar de ojos.

"Me he dado una vuelta intensa por mi vida y de repente, sin darme cuenta, me he topado de frente con el tiempo, no lo esperaba, creía que podía hacerme “amigo de él”, pero el tiempo es inexorable y pasa", reflexiona el artista español en su post.

Luego salta con un comentario de esos que pocas veces se leen porque uno siempre piensa en que lo mejor está por venir:

"Después de estar reflexionando sobre todo lo que ha sucedido en estos años por primera vez he pensado que mi pasado es mucho más importante que el futuro".

Ese pasado es de un gran peso en la canción romántica, género en el que estableció una carrera artística salvada por un accidente de tránsito.

Julio Iglesias llegó al canto por destino de la vida luego de que su carrera como futbolista (era portero del Real Madrid) quedara frustrada por un accidente vial el 22 de septiembre de 1962, justo un día antes de cumplir 19 años de edad, con pronóticos médicos de que nunca más iba a poder caminar.

De aquellos tristes días, el pasado 25 de agosto recordaba en un post junto a una fotografía en la que decía que los bastones que le servían para andar los tenía guardados detrás del muro.

"Tenía 19 años cuando un día cualquiera me encontré en un hospital casi sin vida y con muy pocas esperanzas de poderme recuperar", empieza relatando.

La foto era de cuando iba cumplir 21 años: "Llevaba dos años de recuperación, nadaba seis ó siete horas diarias hasta que no podía más, es ahí cuando empecé a escribir canciones".
 
Un año después, agregó, se fue por primera vez con dos bastones a estudiar inglés en Ramsgate, en el condado de Kent, Inglaterra.

"Volví en navidades a España, pero ya andaba con un solo bastón, tiempo después me fui a estudiar otra vez a Inglaterra, en este caso a Cambridge".

En su proceso de recuperar la salud, "mi alma y mi cabeza me dieron la fuerza suficiente para seguir viviendo. Era un deportista natural y seguramente eso me ayudó muchísimo en mi recuperación. Nunca deje de aprender, es más, creo que aprendí a aprender y aprender a aprender ha sido lo más importante que me ha pasado en todo este largo camino".

Fue entonces cuando anotó un comentario que fue noticia en esos días que lo publicó y que fue su respuesta ante las conjeturas de su actual estado de salud: "Por supuesto que me duele la espalda como siempre me ha dolido, por supuesto que tengo menos fuerzas que tenía antes. Lógico voy a cumplir 78 años y ni siquiera a un grandísimo deportista se le puede pedir que a los 78 años pueda hacer deporte de la misma manera que lo hacía a los 20. Tengo una familia espléndida, y una mujer a la que amo con toda mi alma. A veces oigo que dicen y cuentan que si estoy mal, muchas cosas son absolutamente inciertas. Estoy como tengo que estar a la edad que tengo y si tengo que contar la historia de mi vida nadie la va a contar más ciertamente y mejor que yo, por cierto... “La contaré”.

En 1968 tenía 25 años de edad y fue un año clave para esa transición de la cancha de fútbol a los escenarios de la música. Su primogénita y antológica canción fue bautizada con un título imperecedero: "La vida sigue igual", de su puño y letra, con la que ganó el 17 de julio el Festival de Benidorm.

"Esta canción la escribí justamente cuando lo imposible estaba acercándose a lo posible, la voluntad era mi compañera perfecta y tiene mucho que ver conmigo lo que conté con esta música", escribió Iglesias en ese post del pasado 25 de agosto.

El joven de entonces se pasó los meses de recuperación acompañado de una guitarra, con la que empezó a componer y a cantar sin imaginarse que conquistaría los escenarios más importantes del mundo y públicos de cualquier rincón del planeta.

Después vinieron cantidad de canciones, interminables giras, aplausos sin cesar, numerosos premios y mucho más. El logró por talento y perseverancia la construcción de un artista nunca antes registrado en España y Latinoamérica, hasta el sol de hoy.

"Siempre es importante seguir, muy importante, pero recordar lo que has hecho te da fuerza para seguir soñando"... Esa es su filosofía actual plasmada en su Instagram.

Casi todas sus anécdotas y recuerdos revividos en su red social giran en torno a sus canciones, como "Nathalie", grabada en 1982, incluida en el álbum "Momentos".

La historia de esta composición es muy simpática, contó: "Estaba comiendo con mis músicos en frente de la playa y de repente vimos salir del agua una chica preciosa, en esos momentos el director del hotel estaba con todos nosotros saludándonos y me acuerdo que todos dijimos al mismo tiempo: 'mira, mira, qué chica más bella'; el director nos miró y dijo es Nathalie, mi hija; todos nos quedamos mudos. Así empieza la historia de la canción Nathalie, lo que pasó se quedó entre nosotros dos".

Aparentemente hubo un "affaire" con aquella chica que el tiempo la ubicó como francesa y de una espectacular belleza y un halo especial que a ningún hombre le pasaba inadvertida.

Como escritor de vivencias, sus hijos también están reflejados en sus canciones. "De niña a mujer" es el mejor ejemplo.

“De niña a mujer”, lanzada en 1981, la escribió con música de Tony Renis "a mi hija Isabel (Chabeli, hoy tiene 50 años)".

"Cuántas veces papás de todo el mundo me han dicho que bailaron con sus hijas el día de su boda esta canción, me llena de satisfacción y cariño", añadió en su post del pasado 20 de agosto.

La respuesta de Chabeli en ese post: "Papi, qué canción tan preciosa. Te quiero y siempre te querré".

Chabeli es la primogénita fruto de su relación con Isabel Preysler. Con ella también procreó a Julio José, de 49 años, y a Enrique, de 47.

Le sigue Miguel Alejandro, de 24 años, el primer hijo que tuvo con Miranda Rijnsburger.

Con la modelo holandesa también tiene a Rodrigo, de 23 años, y las gemelas Victoria y Cristina Iglesias, quienes tienen 20 años.

De esos amores con Isabel Presley siempre se tejieron historias y leyendas. Una de ellas gira en torno a la canción "Hey", lanzada en 1980.

"El significado oculto de 'Hey!', de Julio Iglesias: un dardo envenenado a Isabel Preysler", se puede leer en uno de los titulares que sobre el tema se encuentran en Google.

Hace justo tres años, el portal huffingtonpost.es reseñaba: "Sus canciones esconden mensajes a las mujeres que han pasado por su vida. Y cómo iba a librarse de eso Isabel Preysler, madre de tres de sus hijos, a la que dicen dedicó su éxito Hey! (1980) y no precisamente para mandarle un buen mensaje".

Entonces, la página web rememoraba que la relación entre ambos era tormentosa, atribuidas a las infidelidades de Julio y el 'robo' de protagonismo de Isabel dentro de la pareja, lo que no les condujo a buen puerto.

La pareja acabó separándose en 1979, recién aprobada la ley del divorcio en España y, aunque siempre mantuvieron una relación cordial, en sus letras le mandaba mensajes distintos.

Según cuenta el biógrafo del cantante, Alfredo Fraile, ocurrió al volver del Mundial de Argentina cuando Isabel le dijo que no volviese a su casa.

El 25 de octubre de 2020 Iglesias posteó su sentencia sobre "Hey" y esa historia de amor con Isabel: "A veces las pequeñas leyendas se convierten en misterios y en esta canción no hay ningún misterio. El tiempo coincidió con una situación y equivocó a muchas gentes. En realidad la escribí a personas anónimas, pero nunca a nadie en especial".

En ese transitar por sus recuerdos, Iglesias hace paradas en encuentros memorables, como los que tuvo con el legendario cantante estadounidense Frank Sinatra o su compatriota Stevie Wonder.

También ha tenido palabras hermosas para amigos que se mudan al cielo, entre ellos el futbolista argentino Diego Armando o el cantante español Camilo Sesto.

Por igual, con frecuencia recuerda a su progenitor ya fallecido. Hace un año, rememoraba que cuando escribió la canción "33 años" su padre le dijo: "Estás equivocado, 33 años no es la mitad de la vida. Mi padre murió con 90 años" (el 19 de diciembre de 2005) y Julio hoy cumple 78. "Mi padre tenía razón".

En su Instagram hay muchos más recuerdos, más momentos, historias que dan para que un guionista que quiera rehacer la vida del hispano más famoso del mundo la lleve a una o varias películas o a una serie televisiva.

En una de sus publicaciones, el cantante madrileño resalta que "Instagram me da la posibilidad de compartir con toda mi gente y por el mundo entero momentos que no podría recordar y compartir si no fuera por estos medios de comunicación que nos permiten recuperar momentos singulares de nuestras vidas".