Listin Diario Logo
16 de octubre 2021, actualizado a las 03:17 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento viernes, 17 de septiembre de 2021

"The Guilty": brillante remake protagonizado por Jake Gyllenhaal

Uno de los problemas centrales: quiere ser una meditación sobre el trabajo policial y la salud mental y, al mismo tiempo, quiere retratar a los agentes como héroes imperfectos

  • "The Guilty": brillante remake protagonizado por Jake Gyllenhaal

    “The Guilty” con Jake Gyllenhaal y Ethan Hawke, dirigida por Antoine Fuqua.

     

Rubén Peralta Rigaud
Santo Domingo, RD

Tan sólo tres años después del tenso thriller danés de bajo presupuesto "The Guilty", de Gustav Möller, Antoine Fuqua dirige este brillante remake estadounidense, aprovechando su sensibilidad en materia de acción para exprimir una cantidad significativa de tensión de su premisa estrechamente enfocada.

La película, que se desarrolla casi por completo en los confines de un centro de control de emergencias de la policía de Los Ángeles, está protagonizada por Jake Gyllenhaal.

Mientras un incendio forestal hace estragos en California, la temperatura sube en un despacho del 911 inundado de teléfonos. Atendiendo llamadas de emergencia que van desde un hombre casado que está siendo robado por una prostituta hasta personas que necesitan del departamento de bomberos, ha sido un turno agitado para el oficial de policía degradado Joe Bayler (Jake Gyllenhaal). Su turno está a punto de alargarse cuando recibe una llamada de una mujer, Emily (Riley Keough), que le anuncia crípticamente que ha sido secuestrada. Es aquí donde el thriller de alto concepto de Antoine Fuqua, The Guilty, se pone en marcha.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de The Guilty tiene lugar en el centro de llamadas, una gran parte de la cual muestra a Joe en una habitación solo, la película de Fuqua depende en gran medida de la actuación de Gyllenhaal para mantener al público involucrado en la difícil situación de Joe.

El actor cumple con su parte del trato al navegar hábilmente por una ola de emociones para hacer de Joe un individuo complejo, su expresión facial y sus venas abultadas transmiten cada punto de tensión y la rabia que se está gestando en su interior.

A pesar de ofrecer una actuación emocionante, el gran trabajo de Gyllenhaal no consigue sacar a la película del cemento en el que está atrapado su irregular guion.

Aunque no he visto la película original de Gustav Möller de 2018 que Fuqua está rehaciendo, uno tiene la sensación de que esta versión nunca está dispuesta a adentrarse en la complicada oscuridad con la que coquetea.

Esto se aplica tanto a la desgarradora situación en la que está inmersa Emily como al cuestionable pasado de Joe.

+ De la historia

A medida que el estado mental de Joe desciende lentamente, el guion (de Nic Pizzolatto, de True Detective) plantea varias cuestiones interesantes sobre la naturaleza del trabajo policial, incluyendo el impacto de las decisiones que los agentes toman en fracciones de segundo sin tener en cuenta todos los hechos. Sin embargo, la película rara vez reflexiona sobre ellas con verdadera profundidad.

Uno de los problemas centrales de The Guilty: quiere ser una meditación sobre el trabajo policial y la salud mental y, al mismo tiempo, quiere retratar a los agentes como héroes imperfectos.

Como señala uno de los colegas de Joe, "la gente rota salva a la gente rota". Está claro que Joe está destruido, pero Fuqua no está dispuesto a explorar del todo el alcance.

Aunque Fuqua encuentra la manera de incorporar breves destellos del exterior de la furgoneta en la que Joe imagina que Emily está atrapada, el director se basa principalmente en cortes rápidos y en informes del incendio forestal para aumentar visualmente la tensión. Lamentablemente, ni siquiera esto es suficiente para salvar la película de sus deficiencias.

La yuxtaposición de Joe tratando de averiguar el paradero de Emily mientras su vida personal se desmorona a su alrededor permite una actuación cautivadora y cargada de emociones, y Gyllenhaal da lo mejor de sí mismo mientras Fuqua mantiene la cámara en movimiento, creando una sensación de energía cinética incluso cuando Joe permanece atado a su escritorio.

"The Guilty" no es exactamente un espectáculo unipersonal, pero bien podría serlo. Aparte de los fugaces destellos de otros operadores del 911, Gyllenhaal es el único actor que vemos, y el reparto secundario -Peter Sarsgaard, Ethan Hawke, Eli Goree y Da'Vine Joy Randolph, sólo por nombrar algunos- se limita a dar voz.

Esto pone a Gyllenhaal en el asiento del conductor de toda la experiencia, y su presencia en la pantalla podría decirse que nunca ha sido tan dominante.

El guion del creador de True Detective, Nic Pizzolatto, ofrece pocas mejoras con respecto al original de 2018, pero la dirección segura de Fuqua y la interpretación de Gyllenhaal, de gran fuerza, merecen el precio de la entrada.