Listin Diario Logo
30 de julio 2021, actualizado a las 09:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento domingo, 04 de julio de 2021

CINE

Tarantino y Cameron: Dos directores controversiales

  • Tarantino y Cameron: Dos directores controversiales

    James Cameron, dirige a Leonardo Di Caprio y Kate Winsley en una escena de “Titanic”

  • Tarantino y Cameron: Dos directores controversiales
  • Tarantino y Cameron: Dos directores controversiales
  • Tarantino y Cameron: Dos directores controversiales
Francisco M.
Tomado de okdiario
Madrid, España

James Cameron es uno de los directores que mejor ha reunido los gustos y preferencias del público con el reconocimiento de la crítica internacional. Solo un realizador como él puede desmitificar el dicho que reza que segundas partes nunca fueron buenas mediante títulos como Aliens o Terminator 2: El día del juicio final. No obstante, detrás de cada gran director hay normalmente polémicas que se dan en el set de rodaje. Conflictos que sumados al nerviosismo y perfección por parte del líder del proyecto llevan a comportamientos alejados de lo que debería ser una relación sana en el trabajo. Por ello, en una entrevista reciente, James Cameron lamenta haber sido un director de cine tirano años atrás.

De su pasado, muchos de sus ex colaboradores le han dedicado lindezas como “es conocido en el set por su forma dictatorial e intransigente”. También existe la leyenda urbana en la que afirma que alguien intento “deshacerse” de él en el set de Titanic. Cameron trataba al equipo técnico y al artístico a patadas, echando broncas a todo aquel que cometiese algún error y despidiendo a bastante gente. Por eso no es de extrañar que alguien echase la droga polvo de ángel en la comida del equipo, llegando hospitalizar a setenta y ocho técnicos. En una de las charlas Master Class recogidas por Slash Film, Cameron reconocía que su comportamiento podría haber sido mucho mejor: “Podría haber escuchado más. Podría haber sido menos autocrático. Podría haber intentado que la interacción humana fuese más importante que la película”. Además del discurso sincero, Cameron agregó su admiración hacia Ron Howard, señalándolo como el mejor jefe de equipo que había visto nunca. “Aspiro, incluso hoy, a intentar encontrar mi Ron Howard interior”.

Independientemente del arrepentimiento de Cameron, son muchos los directores de los que se sabe su poca elegancia dentro de los rodajes y si uno repasa sus filmografías, son los narradores audiovisuales con más éxitos de la historia: Stanley Kubrick, Sam Peckinpack, Orson Welles…cada uno ha sido un director de cine tirano, lo que lleva a preguntarnos ¿merece la pena no “hacer amigos” con tal de crear la mejor historia posible?

Quentin Tarantino
Que Quentin Tarantino escoge muy bien los pasos que da en su carrera cinematográfica es algo que se puede observar en la separación de años de rodaje que hay entre sus películas. El director siempre deja un espacio de dos a tres años hasta que saca un nuevo proyecto a la luz. Cuando estrenó Los odiosos ocho ya anunció que se retiraría de la dirección en su décima cinta porque según él mismo “uno no debe seguir dirigiendo hasta que la gente se canse y me pida que lo deje”. El western con Samuel L. Jackson es el noveno largometraje y Érase una vez en Hollywood fue el décimo, lo que nos lleva inevitablemente a pensar en una pregunta ¿Cuál será la última película de Quentin Tarantino? ¿Cumplirá su palabra o tendrá algún proyecto más en el futuro con él en la silla del director?

Hace algunos días, el realizador aseguraba que habiendo estudiado la historia del cine, sabe perfectamente que a partir de la décima película los directores, todo va cuesta abajo. Citando filmografías como la de Don Siegel, que si se hubiese retirado con La fuga de alcatraz habría sido la mejor despedida para un director de su talla. Sin embargo, después rodaría películas que no estaban a su altura como creador. En el programa de televisión Real Time de Bill Maher, Tarantino habló de que se había planteado realizar un remake de Reservoir Dogs que descartó prácticamente al instante de mencionarlo en la película: “¡No lo haré,Internet!” aseguró pero con el matiz de que hubo un momento de duda “¡Lo consideré!.

Completadas las diez películas, el director se resiste a abandonar del todo la silla negra, pero sí que parece que le debe quedar como mucho una nueva historia. No obstante si la última película de Quentin Tarantino fuese Erase una vez en América, nadie podría recriminarle nada ya que el dúo Pitt DiCaprio se llevó 10 nominaciones a los Oscar y dos estatuillas. Quizás será otra historia original cercana al western o alguno de los dos proyectos que más han sonado alrededor del director: La tercera parte de Kill bill o Star Trek . Con la tercera entrega de la vengativa historia de Beatrix Kiddo, Tarantino querría contar la posible venganza que la hija de Vernita Green, la cual vio cómo su madre era asesinada por la novia. En cuanto a la aventura trekkie, el director ya aviso que de hacerse, sería una “Pulp Fiction en el espacio” con mafiosos.