Listin Diario Logo
21 de enero 2021, actualizado a las 02:43 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 24 de noviembre de 2020

EN SANTIAGO SE COMENTA

La locura llevada a la pantalla

  • La locura llevada a la pantalla
BÉLGICA SUÁREZ
suarezb@hotmail.com

¡Hola, Buenos días! Desde pequeña me preocupa la locura, veía personas que eran los locos del pueblo durmiendo en las calles, harapientos y no eran que perdían totalmente la razón, si­no que la gente los ponías más locos tirán­doles, desde piedras, heces fecales, frutas podridas, era todo un trauma presenciar esto, hasta nombres les tenían en el pue­blo, “Abejón de Coco”, “Lamparita Jumia­dora”, entre otros, hasta que leí “Mis 500 Locos” de Antonio Zaglul, no he olvidado jamás esa obra sobre la realidad de la locu­ra y el destino de los dos hermanos geme­los, ahora llevada al cine por Netflix. An­tonio Zaglul, un dominicano de excepción, murió hace un tiempo, lo leía, tenía una co­lumna en el periódico El Nacional muy inte­resante, en el tiempo que escribió la obra era director del hospital psiquiátrico Padre Billi­ni, el 28.

 Comentarios
“Los Renglones Torcidos de Dios” es otra obra que trata también de locura, muy in­teresante, llevada al cine. Luego que leo un libro no me gusta ver la película, me ha ocurrido con otras, como “Agua para Chocolate”, pues me gusta más leerlas, para mí son más interesantes por muchas razones, como lo es la imaginación, ade­más de que no soy cinéfila.

Un monorriel
Un monorriel para Santiago luce intere­sante. Conocí algo parecido en Milán, Ita­lia, me encantó, muy turístico y hasta ro­mántico, espero que sea una realidad la construcción de este transporte, ya que el presidente Luis Abinader ha ofrecido tan­tas obras a los pueblos y provincias donde va. Esperemos que este mono carril pueda ser un hecho, ya que en la gestión de José Enrique Sued y la de Gilberto Serrulle, lo tenían en agenda.

¡Ah, los políticos!
Los políticos deben tener más cuidado, so­bre todo si no estamos en campaña, us­tedes se imaginan salir en los medios de comunicación, incluyendo las redes, do­nando una greca de café y luego en otra ocasión cartuchos de escopetas. ¡Increíble las cosas de ese senador, de una provin­cia del Cibao, no tienen nombre! Hasta la próxima