Listin Diario Logo
27 de noviembre 2020, actualizado a las 08:50 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 06 de octubre de 2020

EN SANTIAGO SE COMENTA

Apertura de los hoteles para turismo

  • Apertura de los hoteles para turismo
BÉLGICA SUÁREZ
suarezb@hotmail.com

Pienso que es mejor esperar un tiempo más para la reapertura de hoteles y así prevenir que no vuelva otra oleada de Covid-19 y que los dominicanos, cuando ha­gan turismo en su país, se comporten co­mo cuando van a otros destinos y obedez­can las reglas. Figúrense, si ni respetamos el toque de queda, ¿qué podemos esperar? Increíble. Esas imágenes que salieron del hotel Riu Bambú en Punta Cana, y al que se le impuso un millón de pesos por violar el protocolo sanitario, eran deprimentes. Imagínense en otros países cuando vieron eso... Los turistas que quieren conocer Re­pública Dominicana ¿qué dirían? Es una barbaridad. Esa apertura de los hoteles, con el turismo interno, es un fracaso. Fue una mala idea abrirlo así por así. Discipli­na es lo que hay que tener. El ministro de turismo, David Collado, debe buscar otras alternativas.

Nuevo atractivo
Me encanta la Zona Colonial de mi país. Es romántica, histórica y fascinante. Con frecuencia acudo allí. Me gusta hospe­darme en uno de los hoteles de Hodelpa, levantarme y tomarme un café frente a la Catedral, comprar artesanías, visitar uno de los museos o lugares históricos, en fin disfrutar todo el entorno. Ahora veo la introducción de un coche eléctrico, sin caballos, una novedad, excelente, con el auspicio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Alcaldía del Distri­to. Muy bien, la idea es fabulosa. Así los turistas locales y extranjeros dan su vuel­ta por la Zona Colonial. Allí podemos dis­frutar de buenos restaurantes, bares y otros atractivos.

Día de San Miguel
El 29 de septiembre es mi cumpleaños, día de San Miguel. Sale en las publica­ciones del Diario Libre, donde también vi figuras conocidas que ese día cumplen años, entre ellas Miguel Guerrero. Este intelectual escribió una columna de su onomástico y natalicio. Me fascinó. Ca­si no acostumbro a escribir de mí, pe­ro al leer esta fascinante crónica me en­tusiasmé y pensé: debí hacerlo, pero la verdad nunca como él. Lo cierto es que quiero agradecer a tantas personas que me llamaron, me felicitaron por diferen­tes vías, me enviaron y llevaron regalos, un montón de flores, bizcochos, cham­pañas, bocadillos, libros y me cantaron cumpleaños feliz muchas personas que­ridas que no puedo hacer mención por­que se hizo tan larga la lista. Lo que sí me emocionó es que tengo el cariño y respe­to de tantas personas. Gracias.