Listin Diario Logo
29 de octubre 2020, actualizado a las 09:29 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 26 de septiembre de 2020

Billy Wilder y Marlene Dietrich: Dos grandes en un filme inolvidable

  • Billy Wilder y Marlene Dietrich: Dos grandes en un filme inolvidable
  • Billy Wilder y Marlene Dietrich: Dos grandes en un filme inolvidable
  • Billy Wilder y Marlene Dietrich: Dos grandes en un filme inolvidable
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

 Un director favorito de la era clá­sica de Ho­llywood lo fue el carismático Billy Wilder. Este afamado di­rector nacido en Austria y emigrado a Norteamérica, desarrolló una notable ca­rrera en la gran pantalla, donde pudo reinar entre los mejores.

Como guionista prime­ro y como director des­pués, es dueño de un le­gado de obras maestras. Pudo incursionar en varios géneros cinematográficos como el drama, el thriller y la comedia. Mencionar obras maestras tales co­mo: “Perdición”, “El gran carnaval”, “Con faldas y a lo loco”, “El apartamento” y muchas más, hacen de él una figura imborrable.

 Una de sus cintas clási­cas lo es “Testigo de car­go”, estrenada en el 1957, la cual está protagonizada por un elenco de actores probos, como si se trata­ra una obra de teatro. Esta película posee una intriga y un suspenso al más alto nivel que mantendrá con­centrado al espectador de principio a fin.

La historia transcurre a principios de los cincuen­ta del siglo pasado cuan­do un joven llega al bufete de un prestigioso aboga­do de nombre Sir Wilfred Roberts buscando sus ser­vicios profesionales, pues fue acusado del asesina­to de su compañera sen­timental, de mayor edad, para heredar sus bienes.

Aunque el prestigio­so abogado en un princi­pio no está interesado en el caso, la actual esposa del acusado (Marlene Die­trich) motiva que este asu­ma la defensa del imputa­do.

El guion, las actuacio­nes, la fotografía y la pues­ta en escena en sentido general, resultan impeca­bles; la intriga y los giros inesperados del guion ro­zan la excelencia.

El filme se recomienda al público en general, pero en especial a los estudian­tes de leyes que gustan de filmes donde el juicio es el primer protagonista. La cinta está disponible en al­gunos canales streaming. A sus 63 años de estreno, todavía mantiene similar eficacia al ayer.

 SE INTERÉS
 Curiosidades

Está basada en la obra teatral del mismo título escrita por Agatha Christie.

Billy Wilder aceptó el guión de esta película por cien mil dólares de honorarios y un cinco por ciento de los ingresos, pero tenía una idea clara: “Quiero hacer una película como si fuera de Alfred Hitchcock”.

Tyrone Power, falleció repentinamente sólo un año después de rodar esta película de un infarto agudo al corazón.

La película tuvo seis candidaturas a los Oscar: a la mejor película, al mejor director, al mejor actor principal (Charles Laughton), a la mejor actriz de reparto (Elsa Lanchester), al mejor sonido y al mejor montaje.

Las escenas judiciales, salpicadas de giros sorprendentes, mantienen siempre el nivel de tensión, sin olvidar el irónico sentido del humor que siempre se detecta en las obras de Wilder.

“Testigo de cargo” está considerada como una de las películas mejores filmadas que todo cinéfilo deberá de verla antes de morir.

Algunas de las curiosidades fueron tomadas de la página elseptimoarte.net