Listin Diario Logo
04 de diciembre 2020, actualizado a las 11:03 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 05 de septiembre de 2020

Mozart y Salieri: Un sentimiento peligroso conocido como envidia

  • Mozart y Salieri: Un sentimiento peligroso conocido como envidia
  • Mozart y Salieri: Un sentimiento peligroso conocido como envidia
  • Mozart y Salieri: Un sentimiento peligroso conocido como envidia
  • Mozart y Salieri: Un sentimiento peligroso conocido como envidia
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

 El nombre de Wolfgang Ama­deus Mozart es sinónimo de genialidad. Su grandeza como compositor ha sido fuente de inspira­ción para muchos que le su­cedieron a raíz de su muer­te prematura. El genio, el hombre, el individuo (con virtudes y defectos), fue lo que motivó a Milos Forman a realizar una película que destaque su vida y difunda parte de su obra como to­que celestial para enrique­cer el alma.

El filme, estrenado en 1984, cuenta con un repar­to de primera línea con Tom Hulce (Mozart) y F. Murray Abraham (Antonio Salieri). Este último obtuvo el Oscar como Mejor Actor Principal de ese año.

La trama muestra a Sa­lieri en un sanatorio evo­cando su condena espiritual por el remordimiento de ha­ber matado en vida a quien era su rival, Wolfgang Ama­deus Mozart. A partir de ahí transcurre el relato paralelo de Salieri contra Mozart y de cómo el joven composi­tor obtiene la grandeza del genio dotado por Dios has­ta su azarosa muerte. Esta vida es narrada por Salieri quie, al mismo tiempo, fue su gran admirador y su prin­cipal enemigo.

El cine como expresión del arte puede tomar un re­lato, una obra literaria o un  evento histórico y reseñarlo; pero también le da la liber­tad al cineasta a jugar con la imaginación. Es precisa­mente en esta obra donde el director demuestra una rivalidad permanente. La puesta en escena es exce­lente y escuchar lo mejor de las partituras de Mozart son deleites al más alto nivel au­ditivo. La cinta se inspira en una obra de teatro escrita por Peter Shaffer que él mis­mo adaptó para el cine, jun­to con Milos Forman.

Entre ambos protagonis­tas existe un hilo conduc­tual: el amor por la música. Uno dotado con la inteli­gencia intuitiva que permite que las notas musicales sal­gan por sus poros; un joven superficial, arrogante, car­gado de una risa burlona. Por otro, Salieri se esfuerza por llegar a la excelencia sin poder lograrlo, llegando in­cluso entregar su castidad a Dios contar de ser lo mejor de lo mejor. Ahí está la para­doja de su vida.

Como telón de fondo de la obra se retrata la gran­deza de una ciudad como Viena, aficionada a la mú­sica clásica y a la conquista de la fama. Y dentro de ella contrapuntean dos hom­bres. Uno palideciendo y llevando una vida munda­na cargada de vicios y des­enfrenos, mientras el otro va derrumbándose espiri­tualmente acusándose de la muerte de ese joven a quien admiraba al extremo, y del que siempre quiso ser como él.

La dirección artística es adecuada a la época y la ci­nematografía se ufana de luces naturales. Ambas tec­nologías permiten disfrutar una verdadera obra de arte.

Aunque existen elemen­tos que no se correspon­den con la verdad históri­ca, lo importante a destacar es la difusión de una músi­ca que encanta y gusta, jun­to a la vida de un personaje que afirma de sí mismo: “Yo soy vulgar; pero les aseguro que mi música no lo es”. Ahí radica el eje central de esta maravillosa obra que mar­ca a una generación, sobre la obra de un individuo que no tuvo una vida satisfacto­ria a lo personal; pero dejó su legado en notas musica­les que se convierten en la perfección musical. En lo di­vino y sublime..

 CURIOSIDADES:

 1. La película fue ro­dada en 1983 en Praga, cuando Checoslovaquia estaba bajo un régimen comunista. El equipo de rodaje era frecuente­mente seguido por la po­licía secreta.

2. Recibió 11 nomina­ciones de las cuales ganó 8 Premios Oscar, inclu­yendo Mejor Película; Mejor Director y Mejor Actor Principal.

3. Tom Hulce dedica­ba cuatro horas al día en tocar el piano durante el rodaje, para practicar y resultar más convincente en pantalla.

4. El vestuario y el ma­quillaje están inspirados en bocetos de las óperas de la época.

5. En la forma de es­cribir su música, los ex­pertos creen que Mozart tenía en su mente toda la obra completa, definida nota por nota. Así es re­señada en la película.

6. La representación de Don Giovanni se fil­mó en el mismo escena­rio en el que se estrenó la ópera por primera vez.

7. El filme resultó una joya de la cinematogra­fía donde, tanto la crítica y el público, la han cata­logado de excelente.