Listin Diario Logo
16 de junio 2021, actualizado a las 04:31 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 22 de agosto de 2020

El gran Gatsby: Una versión inolvidable

  • El gran Gatsby: Una versión inolvidable
  • El gran Gatsby: Una versión inolvidable
  • El gran Gatsby: Una versión inolvidable
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

 Durante la época de los años veinte en los Esta­dos Unidos, era conocido como “los fe­lices años” como parte del período expansivo de bien­estar económico que vi­vía dicha Nación antes del crack financiero del 1929. La vida bohemia, el jazz y las grandes fiestas estaban a su máximo nivel. Es en es­te contexto que el escritor F. Scott Fitzgerald publica su novela más notoria en el 1925 denominada “El gran Gatsby”.

El séptimo arte, que des­de el mismo momento de su creación va unido de manera literal con la litera­tura, adapta dicha novela en el 1926 durante la épo­ca del cine mudo; pero es­ta versión no gustó mucho. Más tarde, en el 1949 se es­trena otra versión con Alan Ladd como protagonista y fue más o menos. En 1974, Robert Redford y Mía Fa­rrow dan vida a los perso­najes, y por último, Leonar­do DiCaprio en el año 2013 protagoniza esta nueva versión.

De todas estas cuatro ver­siones la más popular ha si­do la del 1974, la cual fue dirigida por Jack Clayton, un director inglés que se ca­racterizó por adaptaciones literarias con los actores que se encontraban en la cúspi­de de su carrera como Ro­bert Redford y Mía Farrow.

La trama comienza cuan­do Nick Carraway (que sir­ve como narrador del rela­to)  llega a vivir a la ciudad de Nueva York, y al lado de él vive Jay Gatsby, un jo­ven apuesto que logró ha­cerse de grandes fortunas  después de la Primera Gue­rra Mundial y organiza con­tinuas y majestuosidades fiestas; pero que no parti­cipa en ella. Este misterio­ so millonario que tuvo un romance hace tiempo con Daysi Buchanan vive espe­ranzado en reavivar el amor que ha perdido de ella. Es por ello, que el estilo de vida extravagante con impresio­nantes fiestas y de lujos, es un intento de impresionar a Daysi con la esperanza de su regreso.

La película posee una adaptación de la novela con buenos diálogos, y aunque para algunos la consideran lenta y grandes espacios de silencio, es una manera de que los gestos y adema­nes hablen por sí solos más que las palabras. Este guion fue una adaptación de Fran­cis Ford Coppola cuando en un principio iba a ser de Truman Capote, logran­do transmitir al público es­te torbellino de amor entre ambos personajes.

“El gran Gatsby” explora varios temas importantes, tales como: la decadencia, el idealismo, la agitación de una vida social al más alto nivel y el placer de consu­mir frente a las exigencias siempre cambiantes de los sectores pudientes. Es una clara alusión al estilo de vi­da del famoso sueño ameri­cano.

Lo que sí se destaca es la forma de vestir de la época que sirvió de base para im­poner modas vanguardistas para la mujer, cambiando ciertos estereotipos que en el filme son bien reflejados bajo la tutela del diseñador Theoni V. Aldredge quien obtuvo un Oscar por el Me­jor Diseño de Vestuario.

“El gran Gastby” no es una excelente película, sin embargo, no es óbice para realizar comparaciones con las distintas versiones sobre la adaptación de una gran novela norteamericana.

Así que este drama–ro­mance es una forma de lle­nar el espacio de aquel cine de los años setenta, cargado de glamour y belleza.

 CLAVES
 Curiosidades

Dentro de todas las adaptaciones el filme del 1974 ha sido la más emblemáticas de todas ellas. Para el papel de Jay Gatsby se había pen­sado en los actores Warren Beatty y Jack Nicholson, sin embar­go, recayó en Robert Redford dado que personificaba mejor al galán que se quería recrear.

Para el papel femeni­no se consideró a va­rias actrices incluyen­do a Faye Dunaway; pero de último mo­mento se escogió a Mía Farrow.

Las críticas del mo­mento no favorecie­ron mucho la actua­ción de Mía Farrow, por eso habría que pensar cómo hubiera quedado si la hubiera interpretado Faye Du­naway.

La película obtuvo seis nominaciones a los Premios Oscars re­sultando ganadora como Mejor Vestua­rio y Mejor Banda So­nora.

El filme tuvo un pre­supuesto de seis mi­llones y medio obte­niendo un poco más de veinte millones de dólares por ingresos de taquillas.