Listin Diario Logo
12 de agosto 2020, actualizado a las 12:27 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 09 de julio de 2020

DESDE LA ÚLTIMA BUTACA

Red avispa

  • Red avispa
  • Red avispa
Luis Beiro

No acostumbro a mezclar po­lítica con poética. En el caso de “Red Avispa”, que por es­tos días se exhibe en Netflix, nadie puede ne­gar su condición de panfleto.

El guión escrito el propio director, Olivier Assayas, parte del libro Los últimos solda­dos de la Guerra Fría, del brasileño Fernan­do Morais. Es un texto cinematográfico sin correcta vestidura. Quiso abarcar demasia­dos episodios ante los ojos de un especta­dor aburrido por su excesivo metraje y des­orden expositivo.

Assayas eligió el camino de la anécdota. Y construyó aventuras de espionaje, donde los profesionales no las tienen todas consi­go: no hay cambio de color dentro de los seres que encarnan.

A la planicie actoral se suma una direc­ción de actores permisiva, simple y con olor a farándula.

El director se apoya en nombres sonoros para “vender” su producto, y no como de­biera haber hecho un cineasta de su ca­tegoría. Muchos aparecen y desaparecen sin la menor explicación.

Desde la misma salida de Cuba, los dos espías saben a dónde van y a lo que van. No hay un desgarre sicológico o un acto de concientización premeditado. Otros espías caen del cielo. En todos los casos, la escapada ocurre de manera lineal, sin pretextos recurrentes, como si fueran a un acantilado donde los buques de guerra pretenden engañar al contrario.

En el afán de rejuvenecer o envejecer a ciertos actores, Assayas prefiere el ex­ceso de maquillaje. Parece olvidar que los cosméticos y tintes son recursos de apoyo, no totalizantes.

“Red Avispa” es un producto destina­do al simple entretenimiento. Carece de una banda sonora digna, su cámara no tiene nada nuevo que enseñarnos: solo busca el hecho, no los planos ni la estra­tegia mutante. Tampoco su decorado pa­rece la obra de un maestro del cine.

Como cinta de aventuras, el filme no pretende hallazgos formales. Está prepa­rado para navegar por la superficie.

Creo en la libertad de expresión. Todo artista tiene derecho a autodefinirse. Pe­ro con altura y elegancia. El arte no pue­de ser entusiasta ni amparse en simpa­tías o lineamientos extra culturales. El cine se hace con técnicas formales que nadie tiene derecho a pasar por alto.

Ficha técnica

Países: Francia, España, Brasil y Bélgi­ca. Año: 2019. Director: y guion Olivier Assayas. Duración: 127 minutos. Repar­to: Edgar Ramírez, Penélope Cruz, Wag­ner Moura, Gael García, Ana de Armas y Leonardo Sbaraglia.