Listin Diario Logo
13 de julio 2020, actualizado a las 05:31 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 21 de mayo de 2020

Novedad

Los auto-conciertos corren con rapidez

  • Los auto-conciertos corren con rapidez

    Los conciertos desde el automóvil representan una opción en el postvirus.
    En la imagen de abajo, los integrantes de The Eli Young Band. AP

  • Los auto-conciertos corren con rapidez
Kristin M. Hall / AP
Shville, Tennessee, EE.UU.

 La última vez que el bajis­ta Jon Jones dio un con­cierto con su grupo de mú­sica country, The Eli Young Band, fue el 8 de marzo. Ahora espera subirse a un escenario en junio para lan­zar una nueva serie de con­ciertos para disfrutar desde el auto en su primera actua­ción con público desde que la pandemia del coronavi­rus azotó a Estados Unidos.

“Este será un escenario surrealista”, dijo Jones de los planes de tocar acústi­camente ante 400 vehículos llenos de gente en el nuevo estadio de los Rangers en Arlington, Texas.

Los organizadores de eventos musicales están probando nuevos modelos de conciertos más pequeños que permiten el distancia­miento social.

Jones expresó un opti­mismo prudente ante la idea de que los auto-con­ciertos puedan ayudar a abrirle a los músicos una puerta que se cerró de golpe en marzo.

Una empresa organi­zó una serie de cuatro con­ciertos titulada “Concert in Your Car” (Concierto en tu automóvil) que comenzará el 4 de junio. El interés fue tal que los boletos se agota­ron rápidamente y tuvieron que añadir más presenta­ciones. En total, se han ven­dido 3,200 entradas.

“Se trata de crear de nue­vo una experiencia de mú­sica en vivo”, dijo Couri. “El impulso determinante para mí es demostrar que puede funcionar. Podría darle a la gente esperanza de que esto pueda repetirse una y otra vez en distintos lugares”.

Los auto-conciertos no son nuevos, pero a raíz de la pandemia la idea fue adop­tada en Europa y ahora en Estados Unidos. El astro de la música country Keith Ur­ban tocó en un auto-teatro en Tennessee la semana pa­sada con una producción y equipo reducidos. Esto abrió los ojos de otros.