Listin Diario Logo
13 de julio 2020, actualizado a las 04:50 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento domingo, 10 de mayo de 2020

CINE EN CASA

Michelle Obama: una figura de la esperanza a regañadientes

  • Michelle Obama: una figura de la esperanza a regañadientes

    Michelle Obama abraza a una seguidora en el documental "Becoming".

     

Rubén Peralta Rigaud (Colaboración especial)
Santo Domingo

La mirada del tour de 34 ciudades con motivo de la publicación del libro Becoming de la ex primera dama Michelle Obama aterriza en Netflix. El edulcorado documental, dirigido por Nadia Hallgren, se centra en las memorias de ella y en las anécdotas del libro, que es también el título de la película.

A diferencia del documental Hillary que se emitió a principios de este año en la plataforma Hulu, Becoming no hace las preguntas difíciles, ni presenta ninguna información nueva o impactante sobre la primera dama o su tiempo en la Casa Blanca. Pero sí ofrece un brillante retrato de una mujer que, dejando de lado la política, fue y es un icono mundial; la película ofrece una rara visión de cómo funciona la FLOTUS y sus rutinas diarias mientras promociona su libro, pero esta historia fue producida por la propia compañía de producción de los Obamas, Higher Ground, con la cual tienen una sociedad con Netflix.

Así  que ni soñemos con periodismo de investigación, eso debe mantenerse al margen, pero algo me dice que el público ya lo sabía. Además, ya esta asociación tiene un Oscar por el documental ganador American Factory.

+ Lo central

La película presenta una versión adaptada de Michelle Obama y de cómo se ve a sí misma, e incluso esos movimientos calculados y las observaciones entre bastidores ofrecen una visión reveladora de la presión y el escrutinio a los que a menudo se enfrentan las figuras prominentes en el centro de atención.

La mayor parte de la historia se pasa con Michelle Obama y sus asesores, así como con agentes del servicio secreto, e incluye una rara, aunque breve, entrevista con sus dos hijas. Transiciones "en proceso" entre el metraje de un concierto (a menudo vendía los escenarios de todo el país), sus conversaciones con grupos de enfoque minoritarios y adolescentes de color de los centros urbanos, con la ocasional firma de libros.

A veces parece un video promocional extenso, aunque hay una elocuencia en la forma en que MichelleObama habla a sus partidarios y, en todo caso, Becoming ciertamente muestra cómo y por qué se convirtió en una potencia en la campaña electoral y, en última instancia, uno de los factores decisivos en la elección de Barack Obama.

Durante el mandato de su marido (2008-2016) Michelle Obama se propuso interactuar y alentar a la juventud de los Estados Unidos, y su dedicación a esa misión sigue vigente hoy en día combatiendo todos los estereotipos a los que se enfrentó cuando asistió a Princeton y Harvard (nos dice que su compañera de habitación blanca en la universidad se mudó por temor a vivir con una mujer negra). Incluso cuenta los detalles de su noviazgo con Barack, quien en ese momento ya tenía la ambición de luchar contra la desigualdad económica y estaba preocupado por los negros en Estados Unidos.  

+ Su propia imagen

"Como primera dama, lentamente me veía a mí misma siendo expuesta al mundo", dice Michelle Obama. "Tuve que ser más estratégica en la forma en que me presenté porque tenía el potencial de definirme por el resto de mi vida".

“La moda, para una mujer, todavía determina en la forma en que la gente la ve. Y eso no es justo, no es correcto, pero es verdad. Es cuando la moda no es sólo moda, es cómo la conviertes en tu herramienta en lugar de ser una víctima de ella".

Michelle Obama y Jackie Kennedy se sienten similares de una manera que va más allá de su capacidad de funcionar como atractivas anfitrionas y esposas debido a los raros momentos en que estas dos mujeres son expuestas en la vida pública, que es exactamente lo que nos proporcionó la visita de Kennedy a la Casa Blanca en 1962 (documental Camelot).

Ser una primera dama es unirse a una hermandad de emociones sublimadas y ser hiperconsciente de las presiones y expectativas del papel. Es por eso que la parte más memorable de Becoming llega cuando Obama discute los eventos previos e inmediatamente posteriores a la inauguración de Trump en enero de 2017.

Los Obama organizaron una última fiesta de pijamas para las hijas de Sasha y las amigas de Malia, y la mañana de la inauguración estuvo llena de despedidas llorosas para el personal de la Casa Blanca, mientras tanto, Obama estaba tratando de mantener la calma.

"Si salgo a llorar van a jurar que estoy llorando por otra razón", explicó a Oprah Winfrey, que la entrevistó en Chicago.

"Así que yo digo: Tenemos que hacerlo juntos,  así que fue un día muy emotivo. Luego subimos al Air Force One y cuando estábamos en el avión recuerdo que sollocé durante 30 minutos y creo que fue la liberación de ocho años de intentar hacerlo todo perfectamente".

"Becoming" es lo que ofrece Obama a un servicio leal de fans, lo que no es necesariamente algo malo, nadie espera que los Obama se den a sí mismos una versión diferente a esto. Pero es más interesante en los raros momentos en que ella habla con franqueza sobre temas personales y como lograron derrotar esos pequeños monstruos, por ejemplo, cuando ambos decidieron ir a terapia matrimonial.

Michelle Obama puede haber asumido el papel de figura de la esperanza a regañadientes, pero una vez allí, al igual que Jackie Kennedy, fue investida en ella.

Becoming no rehúye las críticas que Michelle recibió de sus expertos, en particular de Fox News, que la criticaron por cualquier defecto menor, incluyendo su ropa, zapatos y apretones de manos; en ese momento, decidió no alimentar a esos medios y siguió las pautas establecidas por sus asesores, esencialmente siguiendo un guión. Pero este documento presenta a una mujer totalmente diferente y transformada: franca y sin miedo a compartir sus propias opiniones.

La película se toma su tiempo para presentar al equipo central de Obama, incluyendo a la jefa de personal Melissa Winter y a la estilista Meredith Kopp.

En un corto segmento, nos encontramos con el guardaespaldas veterano Allen Taylor, quien explica lo que está en juego en el trabajo y cómo no puedes permitirte cometer ni el más mínimo error.

"Becoming" también se reduce a las escenas que siguen a la primera generación de graduados de la escuela secundaria y a veces puede parecer como un relleno, aunque el mensaje general no pierde su inspiración. 

Y es ese mensaje de esperanza y perseverancia, sobre el que se construyó la campaña de Obama, el que alimenta las capas exteriores de este documental mayormente domesticado.

La película sugiere que sigue creciendo como ser humano, y que nunca debemos dejar de mirarnos al espejo y preguntarnos quiénes queremos ser sin importar nuestra edad, posición o inclinaciones.