Listin Diario Logo
31 de marzo 2020, actualizado a las 03:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento domingo, 18 de agosto de 2019

MÚSICA CRISTIANA

Sin sus rostros más conocidos, Hillsong Worship pone a miles a alabar en el Olímpico

  • Sin sus rostros más conocidos, Hillsong Worship pone a miles a alabar en el Olímpico

    La banda australiana Hillsong Worship actuó por primera vez en República Dominicana. Foto cortesía @sjobjio

Jaclin Campos
Santo Domingo

La ausencia de su vocalista principal no impidió que la banda cristiana Hillsong Worship pusiera a miles de dominicanos a cantar y danzar la noche de este sábado 17 de agosto en el Estadio Olímpico Félix Sánchez.

La agrupación surgida en Australia visitó República Dominicana por primera vez como parte de su gira latinoamericana “There is more”.

El reloj apenas pasaba de las 7:00 de la noche cuando los integrantes del grupo Barak saludaban al público para dar inicio al concierto en un ejemplo de puntualidad poco usual para un evento celebrado en Santo Domingo.

Durante casi cuarenta minutos el grupo dominicano, que fungió como telonero, demostró que es profeta en su tierra. La multitud coreó cada una de sus canciones, éxitos conocidos en las congregaciones evangélicas como “La tierra canta”, “Ven, Espíritu Santo”, “Tú eres rey”, “Libre soy” y “A danzar”.

Esta tónica se mantendría el resto de la noche, cuando tomara el escenario la atracción principal de la jornada: Hillsong Worship, una de las agrupaciones musicales de la iglesia Hillsong, congregación evangélica fundada en Australia y con sedes en diferentes ciudades del mundo (otras de sus bandas populares son Hillsong United y Hillsong Young & Free).

Tras una breve intervención a cargo de Chris Méndez (pastor principal de Hillsong en Latinoamérica) y Toni Romero (quien traduce al español las canciones), que obsequiaron camisetas y motivaron al público a contribuir con la obra social de la ONG Visión Mundial, llegó el momento esperado por muchos.

Los acordes de “Tu amor no se rinde” (“Relentless”) comenzaron a sonar cuando eran poco más de las 8:00 de la noche y a partir de ese momento los miles de asistentes, que no llenaron el aforo, cantaron a una sola voz y, como reza una de las alabanzas de la banda, “con manos alzadas”. Unas veces lo hacían en inglés y otras en español (e, incluso, en ambos idiomas a la vez), siempre apoyados en las letras proyectadas en las pantallas gigantes a ambos lados del escenario.

Desde su salida al escenario, un espacio decorado con cinco pantallas gigantes de fondo, el público notó la ausencia de la vocalista principal de Hillsong Worship. La cantautora neozelandesa Brooke Ligertwood, explicaría más adelante Chris Méndez, se encontraba de camino a República Dominicana cuando una emergencia familiar la obligó a regresar a su hogar en Los Ángeles, California.

Otros tenían la esperanza de escuchar en vivo a Taya Gaukrodger (Smith), vocalista de Hillsong United.

Ben Fielding, David Ware y Renee Annabelle Sieff (con apoyo en español de Toni Romero) fueron los encargados de guiar a la audiencia en un recorrido por algunos de los principales éxitos de la banda, cuyas canciones son interpretadas en congregaciones cristianas alrededor del mundo.

La lista incluyó temas de su nueva producción en español, “Hay más”, lanzada en la víspera del concierto, así como algunos clásicos, que, más que simples canciones, constituían declaraciones públicas de fe. Entre ellas estuvieron “Who You say I am” (“Quien dices que soy”), “Anástasis” (“Alabaré al Señor”), “I surrender” (“A Ti me rindo”), “The Passion” (“La pasión”), "So Will I” (“Yo también”), “This I believe” (“En esto creo”), “Hosanna”, “No other name” (“No hay otro nombre”), “Mighty to save” (“Mi Dios puede salvar”) y “The stand” (“Aquí estoy”).

El público las disfrutó de pie durante casi dos horas, con una breve pausa solo para escuchar un mensaje a cargo del pastor Méndez, quien habló a los reunidos en el estadio acerca de la fe en Dios.

Tras interpretar “What a beautiful name” (“Hermoso nombre”), tema que obtuviera el Grammy a la mejor interpretación de música cristiana contemporánea en el 2018, llegó el último tramo del concierto. Entonces, las melodías suaves dieron paso al momento más movido de la noche.

El público, compuesto en su mayoría por jóvenes, tenía energía para más y la consumió al ritmo de “Vives en mí”, “Vivo estás” y “Vida Tú me das”, popularizadas por Hillsong Young & Free.

Para el momento de la despedida, cerca de las 10:00 de la noche, las ausencias perdieron relevancia, las tempranas quejas de las gradas por un fallo en el sonido quedaron en el olvido y hasta la lluvia caída cuando se abrieron las puertas del estadio se convirtió en una simple anécdota.

La gira latinoamericana de Hillsong Worship, “There is more”, tocará también Costa Rica y Puerto Rico.