Listin Diario Logo
20 de agosto 2019, actualizado a las 12:40 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 08 de junio de 2019

En ciudad encantada

Una historia de amor entre una princesa y un reportero

  • Una historia de amor entre una princesa y un reportero
  • Una historia de amor entre una princesa y un reportero
  • Una historia de amor entre una princesa y un reportero
  • Una historia de amor entre una princesa y un reportero
Srienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

No siempre un profesional de la actuación, cuando hace su debut en el cine, alcanza una posición cimera de manera instantánea. A veces, esto se logra con años de trabajo y esfuerzo,  y quizás nunca lo logre. Sin embargo, algunos poseen una magia desde su primera aparición. Impactan de una manera tal, que logran convertirse en íconos de excelencia.

Esto es lo que puede decirse de una beldad incuestionable como la de Audrey Hepburn, quien comenzó su rol protagónico en el séptimo arte de la mano del director William Wyler en la película “Vacaciones en Roma”, mejor conocida como “Roman Holiday” (1953).

En esta pieza, la referida actriz hace una química perfecta con el famoso actor Gregory Peck. Ella caracteriza a una princesa que, abrumada por su agitada vida de compromisos reales, decide escaparse para conectarse con la vida misma; pero queda profundamente dormida en la banqueta de un parque donde el reportero norteamericano Joe Bradley (Gregory Peck) la lleva a su departamento por asuntos de seguridad, y a la mañana siguiente, se da cuenta de quién es ella, por lo que tiene la oportunidad de realizar una exclusiva con la afamada princesa.

Sin embargo, Joe Bradley le oculta su condición de reportero para no ahuyentarla, y así pasan las horas, conociendo la ciudad como dos seres normales sin la necesidad del protocolo y las formalidades impuestas a una realeza. Entre idas y venidas, se va creando entre ambos esa conexión sentimental, pero sabemos que los dos protagonistas pertenecen a dos mundos distintos y que el resultado será de acuerdo a sus respectivos espacios sociales.

La gracia de ambos actores es única; pero la que representa Audrey Hepburn, es encantadora y fresca. Con ese carisma, la actriz logra conectarse con los corazones de los cinéfilos por exuberante belleza angelical. El guion, muy bien estructurado, está cargado de ironía. Fue escrito por Dalton Trumbo, quien tuvo que utilizar un seudónimo porque estaba vedado trabajar; ya que había sido denunciado por el famoso Comité de Actividades Antiamericanas del Senador Joseph McCarthy y condenado a sufrir la persecución por “comunista”.      

Las actuaciones de ambos protagonistas logran convencer por su calidad. Alcanzan una importante conexión con el público. Estamos en presencia de una comedia elegante, con ciertos aires de sarcasmo y de burla ante situaciones subyacentes de comportamientos protocolares.

La fotografía (muy buena) incorpora a la ciudad es parte esencial de la trama por el uso de planos amplios para destacar esa libertad abierta de disfrutar Roma en cada una de sus Plazas y lograr que el espectador se sienta como si estuviera viviendo unas verdaderas vacaciones sin estar presente allí.

CURIOSIDADES

Moraleja

El filme nos dice que el disfrute de la vida dependerá del enfoque sencillo que le demos a esta.

Inmortal.

En 1999 fue seleccionada por la Biblioteca del Congreso USA para su conservación en el National Film Registry por ser “cultural, histórica y significativa”.

Las Fuentes.

Algunas de las curiosidades fueron tomadas de la página abandomoviez.net.

Proyecto.

El papel de Gregory Peck fue escrito en primera instancia para Cary Grant; pero éste lo rechazó

Distinciones.

Fue nominada a 7 premios de la Academia, obteniendo tres: mejor actriz para Hepburn, mejor diseño de vestuario para Edith Head y otro para al Mejor Guion entregado de manera póstuma a los familiares de Dalton Trumbo.