Listin Diario Logo
17 de mayo 2019, actualizado a las 01:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 02 de mayo de 2019

DESDE LA ÚLTIMA BUTACA

Mujeres que no juegan en los tronos

  • Mujeres que no juegan en los tronos
Luis Beiro

No quería escribir más de esta teleserie comercial (que pudo ser mejor de haberse reducido). Pero algo de ella me viene llamando la atención. Las mujeres reinan, y eso basta. No se trata de que “Juego de Tronos” tenga un toque feminista que, por otra parte, no le hace falta. En las comarcas ficticias de Invernalia o Desembarco del Rey, se escucha un secreto a voces: las mujeres pueden ser protagonistas en un mundo patriarcal. Si el hombre mata, la mujer ordena, lucha, piensa y provoca. Ella también tiene una alta cuota de heroicidad. Es tan inteligente, determinante, valiente y triunfadora como John Snow o toda la estirpe de los Lannister.

Emilia Clark (Daenerys Targaryen) y Maisie Williams (Ayra Stark) son dos actrices que acaparan popularidad gracias a la fortaleza de sus personajes.

Tampoco se quedan atrás personajes muy fuertes como Cercei Lannister, Samsa Stark, Lyanna Mormont, Yora Greyjoy, Ellaria Arena, Margaery Tyrell, Olenna Tyrell, Briene de Thart, la salvaje Ygritte y Melisandre de Asshai, entre muchas otras.

Esta concepción en una serie donde la acción, la violencia y la estrategia guerrera señorean, contrasta con el protagonismo sexual al que se ha limitado a la mujer en productos de ese tipo, dirigidos al consumo masivo.

Cuatro de ellas (Targaryen, Lannister y las hermanas Stark), se disputan la mayoría del rechazo o popularidad por las conductas que asumen. Sobre ellas cuatro giran sentimientos como la ambición de poder, el resentimiento, y el dolor ante las pérdidas.

Olenna Tyrell es una dama a respetar. Ellaria Arena retrata la venganza, mientras que Briene de Thart se juega la vida para cumplir su palabra de honor.

Samsa Stark , heredó la maldad por haber sido impulsada a vincularse a asesinos que gastaron energías en humillarla. Su hermana Ayra aprendió a usar distintos rostros para sobrevivir en un mundo acostumbrado a las traiciones. Lyanna Mormont es un ejemplo de reina que desde la niñez muestra sólidos principios éticos por la tierra que gobierna, por los hombres que la sirven y por el honor de su apellido.

Estos son acantilados donde se ensartan aros de acero fundido. No es que personajes como Little Finger o Tyrone Lannister hayan decrecido en importancia en la medida en que la serie se ha sumergido en rumbos mucho más emotivos y comerciales. El pulso femenino va llenando la marea y estos avances son puntos que se agradecen a sus realizadores.