Película

“Homecoming” es calculada y superficial, que no dice nada y carece de visión

  • Beyonce en una escena de su documental para Netflix.

Runén Peralta Rigaud
Santo Domingo

Netflix lanzó un concierto-documental de dos horas llamado "Homecoming", dirigido por la artista de música pop estadounidense Beyoncé.  El 80% es una grabación en vivo de la celebrity durante el espectáculo del año pasado en el concierto de Coachella. El resto de las inserciones documentales, hablan de los muchos meses de preparación para este show y lo que la artista invirtió para el demandante público del evento.

Mediante imágenes vemos como nuevamente estamos hablando de racismo y de cómo Beyoncé le da a la gente la oportunidad de expresarse: bailarines, músicos, todos afroamericanos cuentan sus historias de cómo llegaron allí y de sus problemas dentro de una comunidad que no los aprecia. Coachella se ha convertido en uno de los festivales de música más importantes de los Estados Unidos, que reúne a los grandes de la industria del entretenimiento en el escenario.

El hecho es que Beyoncé es la primera mujer de piel oscura en convertirse en la protagonista de Coachella, por lo que decidió celebrar un evento significativo en una enorme escala. De todos modos, las mujeres son parte de los 20 años de historia de Coachella. Björk estuvo dos veces (2002, 2007).

En 2017, fue seguida por Lady Gaga como reemplazo de Beyoncé, quien debería haberse desempeñado en ese momento pero tuvo que cancelar debido a su avanzado embarazo, las representaciones femeninas en el evento ha sido por debajo de la minoría.

Homecoming  no tiene nada que decir sobre la historia del festival , es solo un documental sobre el concierto del año pasado de Beyoncé. Lo más importante sobre este trabajo es que se explican las influencias de los movimientos negros, que se pueden encontrar en parte en los trajes elaborados en el escenario y en muchos de los bailes y representaciones.

Por otra parte, cada división entre concierto y la narrativa del camino hasta el espectáculo, son divididos por citas del escritor Toni Morrison, y la artista y activista de los derechos civiles Maya Angelou. Por lo tanto, la película no solo trata sobre música, sino que quiere dejar en claro de que lado esta.

Beyoncé cuenta las dificultades que tuvo que asumir para ponerse en forma después del nacimiento de sus gemelos. De todos modos, ella como director siempre da poca información sobre su vida privada, y sin caer en el sensacionalismo, nos queda la pregunta de ¿Qué significa estar en el centro de atención como madre de tres hijos?. Nos queda asumir. 

Por impresionantes que sean los esfuerzos, que se organizan naturalmente para despertar simpatía del público, Homecoming  no es una documental independiente sobre Beyoncé. Es una película que viene de ella misma, como co-directora. Determina lo que la gente ve. Sabemos que Madonna es uno de sus grandes modelos a seguir, eso se vuelve más que obvio mientras el metraje avanza, sus auto-redenciones se sabían siempre como estrategias calculadas. La intimidad que la película reclama es apenas perceptible, las escenas que se ven detrás de cámaras son demasiado cortas y superficiales.

Si quieres ver un extraordinario concierto, esta es tu película, pero si quieres conocer realmente a la persona detrás de la estrella, puedes ahorrarte más de dos horas y no ver este trabajo. A pesar de las afirmaciones de lo contrario, Homecoming  no quiere y no puede ofrecerte más . Sin embargo, los fanáticos, por supuesto, pueden estar contentos de que disfrutaran del concierto, junto con la extraordinaria estrategia de el álbum lanzado en paralelo, que coincidencia.

Beyoncé hizo historia con su aparición en Coachella, pero no puedo decir eso de la película que le respalda. Mientras que las grabaciones en vivo capturan la energía del espectáculo y le dan un vistazo a la génesis de la historia, "Homecoming" es en realidad una película calculada y superficial, que no dice nada y carece de visión, el impresionante testimonio de un artista hecho por sí misma explotando los mecanismos de marketing queda a medias por unas cuantas ventas de un nuevo disco.