Listin Diario Logo
19 de mayo 2019, actualizado a las 10:21 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 13 de abril de 2019

24 FOTOGRAMAS

Charlton Heston

  • Charlton Heston
Rienzi Pared Pérez

Su verdadero nombre era John Charles Carter. Nació en el Estado de Illinois en el 1923 y muere en el 2008 a la edad de 84 años. Fue un consagrado actor que participó en diferentes tipos de géneros cinematográficos, aunque se ha tipificado en papeles bíblicos en lo cual se le ha quedado el mote de Moisés como leyenda personal por su caracterización.

Sin embargo, hay que reconocer su versatilidad para interpretar varios personajes históricos tales como: Rodrigo Díaz de Vivar en la película “El Cid” del 1961. A Miguel Angel en la película “La agonía y el éxtasis” en 1965 y ha participado en películas famosas como: “Ben Hur”; “Cuando ruge la Marabunta”; “Sed de Mal”; “El planeta de los simios”; “Omega Man” y muchas más que lo catapultaron como un verdadero mito en la industria de Hollywood.

Además de un consagrado actor, Charlton Heston fue un activista de los derechos civiles, acompañando a Martin Luther King en la famosa marcha a Washington en la cual éste último pronunció su famoso discurso “I have a dream”.

Charlton Heston fue presidente de la Asociación Nacional del Rifle, que es una institución de mucha influencia y poder en los Estados Unidos, donde siempre defienden el derecho inalienable de que cualquier ciudadano pueda tener el derecho a la defensa y la posesión de armas de fuego.

Aparte de sus actividades extracurriculares del cine, siempre quedará en la memoria colectiva del séptimo arte lo siguiente: por más versiones que se realicen sobre “Los diez mandamientos” o de “Ben Hur” no habrá más Moisés ni más Juda Ben Hur que supere la identificación plena del mismo Charlton Heston.

Charlton Heston no solo protagonizó a Moisés en esta película, sino que su tono de voz también fue utilizado por el director en la escena que refiere el encuentro que sostuvo su protagonista con el Dios Supremo.

En su tiempo fue la película más comercializada en la historia del cine con un total de 65 millones de dólares de ganancia para sus productores.