Listin Diario Logo
18 de junio 2019, actualizado a las 08:15 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 04 de abril de 2019

HOSPITAL DE SAN JUAN

Fallece el músico puertorriqueño Joe Quijano, "El rey de la pachanga"

Jorge J. Muñiz Ortiz/ EFE
San Juan

El músico puertorriqueño Joe Quijano, conocido como "El rey de la pachanga", falleció este jueves a sus 83 años en un hospital de San Juan debido a complicaciones de salud, confirmó a Efe el flautista de la agrupación del fenecido artista, Orquesta Cachana, y portavoz de la familia, Carlos Sánchez Zambrana.

Conocido como "El profe", Sánchez Zambrana, quien dijo a Efe que estuvo con Quijano anoche en el Hospital Presbiteriano donde posteriormente murió en la madrugada de hoy, sostuvo que recordará a su "amigo y confidente" como "un Quijote y vanguardia de la música latina".

"Joe fue un referente y un gran conocedor de la música del Caribe y lo que ahora se llama la salsa", afirmó Sánchez Zambrana, catedrático de la Universidad de Puerto Rico.

Quijano nació en el sector capitalino de Puerta de Tierra en San Juan, según detalla la página de la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

A la edad de ocho años fue a vivir con su familia a Nueva York.

Poco después, al tiempo que cursaba sus grados académicos regulares, inició el aprendizaje del piano y el solfeo, pero de adolescente, prosiguió su adiestramiento en la Sound of Jazz School.

Finalmente, amplió sus estudios en la Columbia University.

Aprendió a tocar los timbales, las congas y el bongó de manera autodidacta desde la niñez.

Quijano emprendió su trayectoria musical a la edad de 13 años al unirse, en calidad de bongosero, al quinteto The Mamboys From Banana Kelly Street, en la cual también estuvo Eddie Palmieri.

En 1956 fundó su propia agrupación, el Conjunto Cachana, que tuvo de vocalista a Paquito Guzmán.

Sánchez Zambrana resaltó además a Quijano por ser "un valiente" en la industria musical, pues durante el auge de la música tropical en Nueva York, era el sello Fania Records el que comandaba y dominaba el mercado, pero el ahora fenecido artista puertorriqueño se mantuvo con su sello independiente, Cesta Records (1967).

Igualmente, en Nueva York, Quijano se convirtió en un referente de la pachanga, género musical que se originó en Cuba, luego se difundió en la ciudad estadounidense previo a gestarse la salsa, y que por ello el fallecido músico boricua era conocido en Colombia como "El rey de la pachanga".

"Joe 'guapeó' (guapear) con las corrientes principales y se mantuvo con sus proyectos", resaltó Sánchez Zambrana de Quijano, quien por su intelecto musical produjo una decena de discos, entre ellos, "Salsanatra", en el que junto a un big band grabó temas del legendario Frank Sinatra en el ritmo de salsa.

De igual forma, Sánchez Zambrana recordó que la última ocasión que Quijano se presentó en un escenario fue en junio del año pasado en el Lincoln Center de Nueva York, donde la Orquesta Cachana interpretó varios de sus éxitos, como "La pachanga se baila así" y "La flauta de Bartolo".

Por su parte, el también músico puertorriqueño Bobby Valentín recordó a Quijano en entrevista con Efe, pues con éste fue con quien arrancó su carrera musical en Nueva York a finales de la década del 50.

Según cuenta el libro "Historia de la salsa", de Hiram Guadalupe, Valentín emigró a sus 16 años a Nueva York, donde rápido hizo amistad con algunos de los músicos más destacados de ese entonces, como Quijano y Luis Ramírez.

Con Quijano fue que Valentín logró grabar su primer disco, "La pachanga se baila así", en 1962.

"Fue una gran experiencia, porque Joe en aquella época estaba bien cotizado. El que él me haya dado la oportunidad de pertenecer al grupo, pues imagínate. Fue una experiencia bien bonita", destacó Valentín, conocido como "El rey del bajo".

"Joe fue un comerciante y tenía una visión increíble de lo que él quería. Tenía un gusto especial", agregó Valentín, quien a pesar de que es conocido por interpretar el bajo, arrancó su carrera musical tocando la trompeta y luego la guitarra.

Fue con la trompeta que Valentín se destacó en la Orquesta Cachana con Quijano.

"Fue un grupo con un estilo único. Éramos dos trompetas y una flauta, y que le gustaba al público, no solo al latino, sino también a los estadounidenses y a los judíos", recordó.

Tras permanecer poco tiempo en la orquesta de Quijano, Valentín entonces formó parte de la banda del timbalero puertorriqueño Willie Rosario, con quien trabajó en cuatro producciones.