Listin Diario Logo
11 de noviembre 2019, actualizado a las 06:09 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 21 de febrero de 2019

Danza

‘Les ballets de Monte Carlo’

  • ‘Les ballets de Monte Carlo’

    Bailarines. El ballet se presentará en el Teatro Nacional a beneficio de dos fundaciones

Margarita Miranda-Mitrov
(Colaboración especial)
Santo Domingo

Con el ballet LAC (2011), el director y coreógrafo de Les Ballets de Monte-Carlo, Jean-Christophe Maillot, en colaboración con el escritor Jean Rouaud, ha creado una fascinante, compleja, casi telúrica y radicalmente contemporánea relectura de “El Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky, al tiempo que poética, seductora y, en fin, bella.

En el corazón de LAC están las dualidades y las tensiones entre el bien y el mal, el día y la noche, la inocencia y el erotismo, el amor y el deseo.

La historia de LAC es introducida por una elegante proyección en blanco y negro, un flashback en el que el Príncipe óen esta versión, sin nombreó, aún niño, celebra su cumpleaños en la compañía de sus padres óel Rey y la Reina con los rostros cubiertos por máscarasó, y de una pequeña amiga vestida en blanco, con la que juega. Repentinamente, irrumpe en la escena una mujer en negro, Su Majestad La Noche, acompañada por su hija también de negro. La temible recién llegada le arrebata al Príncipe su dulce compañera.

Años más tarde, el Príncipe es un joven infeliz que no está preparado para el matrimonio al que la tradición le obliga. En la narración y la coreografía, hay un sentido de la dramaturgia que permite seguir la historia con facilidad.

Existe también el deseo de escapar al peso de la tradición, sin titubeos para convertir uno de los personajes principales, el del mago von Rothbart, en una mujer, Su Majestad La Noche; o separar en dos diferentes personajes al Cisne Blanco (que aquí no lleva el nombre de Odette) y al Cisne Negro (tampoco llamado Odile), interpretados por dos bailarinas distintas.

La envoltura de LAC es la inmortal música que compuso entre 1875 y 1877 el ruso Piotr Ilyich Tchaikovsky.

Les Ballets de Monte-Carlo, la compañía con sede en el Principado de Mónaco, que podría considerarse la reencarnación contemporánea de las residencias de aquellos Ballets Russes de Diaghilev que hasta 1929 gozaron de la hospitalidad de la Salle Garnier anexa al famoso Casino, vuelve este fin de semana a República Dominicana, casi veinte años después de un inolvidable “Romeo y Julieta”, coreografiado por Jean-Christophe Maillot.

LAC es una presentación del Consulado de Mónaco, que preside con una poco común combinación de élan y elegancia Sonia Villanueva de Brouwer, en coproducción con Mónika Despradel, cuya brillante gestión nos ha permitido disfrutar aquí en casa de la actuación de tantos maravillosos bailarines a lo largo de los años. Serán tres funciones los días jueves 21, viernes 22 y sábado 23 de febrero en el Teatro Nacional Eduardo Brito a beneficio de las fundaciones Quiéreme Como Soy y Nido Para Ángeles.