Listin Diario Logo
22 de abril 2019, actualizado a las 05:21 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 19 de enero de 2019
0 Comentarios

CINE

ROMA

  • ROMA
  • ROMA
  • ROMA
  • ROMA
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo

Hace alrededor de tres años empezamos a escribir análisis y reseñas sobre películas clásicas de distintos géneros para el deleite del público que nos leen cada semana. Sin embargo, en esta ocasión haré una pequeña excepción para escribir sobre una obra reciente, por un simple motivo. Muchas personas me han abordado que escriba sobre ella.

Cada semana acudo a reunirme con un grupo de amigos en una librería y, en ese lugar, me abordan dichas personas para que haga esta reseña sobre “Roma”, de Alfonso Cuarón, para descubrir la óptica de los críticos y por qué la catalogan de excelente. La obra se estrenó en el portal de Netflix.

La palabra nostalgia proviene del griego nostos (regreso al hogar) y de algos (dolor). Y esto es lo que nuestro director plasma: un sentimiento de anhelo de algo acontecido en su pasado. Alfonso Cuarón hace un pequeño recorrido por su niñez, y a la vez, por una parte de la historia mexicana de principios de la década de los años setenta.  

“Roma” es el nombre de un barrio en la ciudad de México donde se asentaba esa clase media. El comienzo de la película es muy singular, cuando vemos la limpieza del piso que realiza la empleada doméstica como una manera de identificar su oficio, y a la vez, de lavar la suciedad imperante.

Cleo (Yalitza Aparicio) es la empleada de origen indígena que realiza todas las labores de la casa. En un momento de la trama notamos la partida del esposo de la señora, de nombre Sofía (Marina de Tavira), quien dice que este sale para Cánada a una conferencia; pero que en verdad es la partida definitiva del lecho conyugal. Por lo tanto, se nota un ambiente tenso en el hogar. Mientras tanto, Cleo utiliza su tiempo libre para verse con su novio, el cual la abandona cuando se entera que se encuentra embarazada. Cleo se lo informa a su matrona, la cual le extiende su mano de ayuda en lo que tiene que ver con su estado de gestación y de apoyo emocional ante el desenlace del mismo.

Paralelo a este drama familiar vemos cómo la ciudad vive momentos de conflicto cuando manifestantes y/o estudiantes se enfrentan con las fuerzas policiales. Uno de esos manifestantes es el supuesto novio de Cleo. Es así que las mujeres están solas por la ausencia de sus compañeros y tienen que lidiar con todo este panorama adverso a ellas.

Esa soledad que ambas mujeres experimentan es lo que da pie a refugiarse entre ellas y de poder seguir hacia adelante. La cinta posee detalles importantes a destacar. Por ejemplo, cuando Sofía (la madre) cambia el vehículo de la casa de uno grande a uno pequeño porque la necesidad la lleva a eso. Cómo ella, siendo una ingeniera química, decide tomar un trabajo distinto a su oficio, porque su necesidad es perentoria. Todo este drama se encuentra muy delineado sobre la parte de la infancia del director en base a un guion estupendo, acompañado de una fotografía en blanco y negro magistral, con ribetes de sencillez, que refleja la época del movimiento neorrealista italiano.  

Una escena impactante ocurre casi al final del filme, cuando se encuentran en la playa, y Sofía deja al cuidado a dos de sus hijos con Cleo para que los cuide. En un momento de angustia, en el cual podríamos pensar lo peor, toda la familia se abraza junto con Cleo, porque cuando una empleada de la casa pasa tanto tiempo en ella, deviene a ser como un miembro más de la familia, donde los sentimientos llegan a conjugarse.    

Cleo es el eje central de la trama, donde su presencia late en cada fotograma. Posee una fuerza natural que resalta su timidez, su silencio, su entrega a la crianza de niños ajenos, en fin, un personaje que el cineasta le dedica un reconocimiento a su nana cuando era pequeño.

Estamos ante una obra especial con ribetes de excelencia, donde Alfonso Cuarón hizo de productor; director; editor; guionista y director de fotografía, para mostrarnos su mundo, donde existen mujeres valientes y comprometidas con el único elemento de servir a los demás.  

Es por ello, que les exhorto que puedan ver esta obra y poder entender que el cine es arte antes de un mero entretenimiento.

Curiosidades
Personal. “Roma” es una película semi autobiográfica de Alfonso Cuarón y el rol principal de la empleada doméstica está inspirada en Libo, la niñera del director en su infancia.

Reparto. Las protagonistas son actrices novatas. Los papeles principales encarnados en Yalitza Aparicio y Nancy García son dos mujeres de origen del Estado de Oaxaca, donde pudieron combinar la lengua castellana y el mixteco.

Historia. La protesta estudiantil que sale en la película hace referencia a lo que se denominó el “Halconazo” donde perdieron la vida 120 personas.

Homenaje. Se dice que la actriz, Marina de Tavira, consideró “Roma” como una propuesta de amor de Alfonso Cuarón hacia su nana y a su vida familiar, cuando vivía en dicha localidad.

Premio. La película tuvo su estreno en el Festival Internacional de Cine de Venecia, el 30 de agosto del 2018, donde ganó el León de Oro, siendo la primera película mexicana en obtener dicho galardón.

Simbología. En algunas escenas se ven unos aviones cruzando, porque el director tuvo la idea de que las situaciones por la que atraviesan los personajes son pasajeras y que más allá, existe un porvenir.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña