Listin Diario Logo
16 de diciembre 2018, actualizado a las 12:25 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Entretenimiento jueves, 24 de julio de 2008
0 Comentarios

ESTRELLAS DEL JAZZ

Sandy gabriel, un gran maestro del saxo

  • Sandy gabriel, un gran maestro del saxo
    Con su característico “flow”, pero sin humos en la cabeza, Sandy Gabriel clausura con su arte el Festival de Jazz de Casa de Teatro
Grisbel Medina R.
SANTIAGO.- En la pasada edición del Festival Arte Vivo, chocó las manos y abrazó a los amigos y amigas de siempre. Esa noche, el “flow” del saxofonista Sandy Gabriel se resumió en chaqueta negra, jeans y las mejillas pecosas, siempre infladas por el ánimo a mil del más dinámico de los duendes.

La descarga de junio, bautizada como “Relaciones saxuales”, le sirvió para unir las prodigiosas notas de su saxo al silbido de boquillas de sus colegas Carlito Estrada, Frandy Sax y el venerado Crispín Fernández.

Esa vez, Sandy Gabriel, el productor musical y laureado saxofonista (huérfano del “aceite” y el humo que adorna la cabeza de ciertos artistas) ofreció un pedacito de la mermelada musical que sólo él da a probar.

Sandy, el puertoplateño de alma y nacimiento, cercado hoy por las prisas de la urbe capitalina, es capaz de moverse entre pasadizos libertarios del jazz y los acordes populares que retan las caderas, los hombros y el amor. Gabriel, el artista que ha tocado su saxo en las bandas de famosos tipos como Arturo Sandoval y Michel Camilo, no es un alma cohibida ni le asustan los retos. Al contrario, los acoge con aplaudidos inventos a base del cónico alto, el tenor o el soprano que doma perfectamente.

Director musical y arreglista de 14 de los 16 temas de la ovacionada “Big Band Núñez”, Sandy fue invitado recientemente por el maestro José Antonio Molina para tocar en una gala privada donde se tuteó maravillosamente con lo clásico.

Hoy, por novena ocasión, el artista, hijo de Sócrates Gabriel, director de la conocida banda setentera El Combo Candela, ascenderá con sus amigos del Puerto Plata Jazz Ensemble al olimpo multifacético de Casa de Teatro.

¿Eres el maestro actual del saxo?
Nunca me he considerado un maestro, pero he aprovechado los conocimientos adquiridos y me siento seguro de lo que puedo y sé hacer. En esta carrera siempre habrá algo y alguien de quien aprender para seguir.

¿Hay que emigrar para sacar la cabeza en la música?
Para destacarse, aunque se viva en el pueblo más remoto, hay, ante todo, que prepararse. Trabajar con disciplina y perseverancia.

En mi caso, estando en Puerto Plata comencé, desde 1994, a realizar trabajos profesionales para sobresalientes músicos del país. Lo más importante es hacer las cosas bien, entregar el cuerpo y el alma y así lo notarán desde cualquier lugar.

En Casa de Teatro, ¿qué tanto darás?
Es nuestra casa y te confieso que será la mejor de nuestras entregas. Preparamos un variado repertorio al que quise dar un giro y color diferente. Iremos sin metales, que es como se inició el grupo, e interpretaremos temas originales además de un paseo por The Yellow Jackets. También recordaré a mi saxofonista preferido, Michael Brecker, y luego vendrán los invitados explosivos: Krency García, El Prodigio, con quien hice arreglos especialmente para hoy sobre un tema conocido y escrito por uno de los más sobresalientes trompetistas del jazz norteamericano, Dizzy Gillespie.

Será un estreno. También estará Esar Simó en bajo acústico y el joven Javier Rosario, ganador de la Beca Michel Camilo en Berklee.

¿Produjiste o no el disco de la “Big Band Núñez”?
Es uno de los trabajos más profesionales del país. Me entregué en cuerpo y alma sin pensar en el dinero, porque me sentí parte del proyecto. Fui director musical, arreglista y productor musical del espectáculo.

Quien me conoce sabe que no me corono con derechos que no me corresponden. Mi condición humana habla por mí. Aunque aparezca como coproductor musical, eso significó una experiencia con la que aprendí quiénes eran mis verdaderos amigos y que no se debe trabajar sin firmas legales. Estoy orgulloso de salir airoso de ese trabajo y somos más los de conciencia limpia ante la vida siempre.

Dicen que los artistas son duendes, bohemios… ¿con qué vitamina se alimenta Sandy Gabriel?
Uf... Soy alegre, soñador, positivo. Le doy gracias a Dios porque tengo una familia humilde, con valores, educada y disciplinada. Mi padre Sócrates y Aurelina son la vitamina de mi alegría, entusiasmo y creatividad.

La otra vitamina es la música, la que escucho y disfruto. Es lo más maravilloso, dentro y fuera del arte, que pueda pasarle a un ser humano.

Sebastián, ¿cómo dibuja los días de Sandy Gabriel?
El Sebast es un regalo que llegó hace 7 meses. Doy gracias a Dios por permitirnos disfrutar esta obra. Lo busco cuando se despierta y siempre está tranquilito, esperando una cancioncita que le canto y sonríe sin abrir los ojos.

Admiras...

A mi padre. Me enseñó a caminar, a conocer la vida. Lo que hago hoy se lo debo a él.

SE DICE . . .

Que Sandy Gabriel es el más joven y talentoso de los saxofonistas dominicanos. En el 2003 llevó a casa el Premio Nacional de Música de Casa de Teatro. En la década de los noventa fundó su agrupación Jazz Ensemble, en Puerto Plata, eterna novia que ama y besa el Atlántico.

Los amigos del grupo han logrado un acoplamiento increíble y con el tiempo les han llovido aplausos por la originalidad de las piezas creadas y ejecutadas.

El chin de barba que Sandy no se rasura, la ha paseado con su colección de saxos por festivales internacionales como Borinquen Jazz, Heineken Jazz Festival, Ramajay Jazz, Carib Jazz Festival Honduras, Festival de Música Europeo-Latinoamericano y The Caribbean Sea Jazz Aruba, entre otros.

El compositor y arreglista ha participado en más de 100 producciones musicales de artistas nacionales e internacionales como Julio Iglesias, Juan Luis Guerra, Chichí Peralta, Roselyn Sánchez, Enmanuel, Víctor Víctor, Maridalia Hernández, Olga Tañón, Elvis Crespo, Jorge Taveras, José Feliciano, Los Hermanos Rosario y muchos otros. Exigente consigo mismo, sano, amistoso y virtuoso del saxo, Sandy Gabriel es un duende creativo que adora el ángulo positivo de la vida.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre