Listin Diario Logo
13 de noviembre 2018, actualizado a las 09:43 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Entretenimiento viernes, 17 de agosto de 2007
0 Comentarios

TESTIMONIO

Sandy Reyes

SU TESTIMONIO DE CÓMO SALIÓ DEL MUNDO DE LAS DROGAS

  • Sandy Reyes
  • Sandy Reyes
Ynmaculada Cruz Hierro

SANTO DOMINGO.- Tras muchos años de sufrimiento, de tener una vida sumida en el vicio, Sandy Reyes, una de las más grandes voces del merengue en las décadas de los 70 y 80, regresa al ruedo artístico con una nueva vida, entregada Dios y a la música. Ídolo de la orquesta de Wilfrido Vargas, fue la voz de los principales éxitos de esta popular agrupación, entre ellos “El pájaro showí”, “Abusadora, “Solina, Solina” y “San Antonio”.

Luego que deja a Wilfrido fundó junto a Dioni Fernández “El Equipo”. Aquí tuvo varios éxitos, entre los que se destaca “El guardia del arsenal” (Luis Días). A mediado de los 80 formó su propia agrupación con la que también logró triunfo musical. Las drogas y el alcohol terminaron por hundir su carrera artística. Pero un encuentro con Dios le ayudó a recuperar su vida, luego de muchos intentos de rehabilitación.

Un infarto En octubre del año pasado Sandy Reyes sufrió un infarto que le paralizó la mitad del cuerpo. Esa noche, en una sala de cuidados intensivos, cuenta que se vio cara a cara con El Señor, a quien aclamó y le pidió que le permitiera ver su rostro. Sus oraciones fueron respondidas, pues cuenta que al día siguiente se levantó de la cama y su cuerpo había recuperado toda la movilidad. Fue entonces, cuando su esposa, Beatriz Rodríguez, buscó de Dios en agradecimiento por el milagro. Hace seis meses que el merenguero visita la iglesia evangélica, en donde experimentó un cambio de vida, y además aquí encontró el apoyo y cuidado de sus compañeros para dejar las drogas.

“Esta felicidad que siento no la cambio por ningún dinero del mundo. Doy gracias a Dios porque me sacó del infierno, me sacó del abismo. Antes de conocer a mi Señor ya estaba consciente de mi problema, pero no había logrado nada, hasta que recibí la bendición del Señor”, relató.

SU TRABAJO
Actualmente volvió a retomar su trabajo de promotor y reabrió su compañía, SR Music, y así está trabajando al bachatero dominicano, Arcadio, radicado en Estados Unidos.

Sandy Reyes no vino al país a hablar de su vida, ni a hacer promoción; dijo que anda trabajando para su empresa, pero que su amigo fiel, Domingo Bautista, le animó a que contara su experiencia a algunos medios de comunicación. “Es que aún no estoy preparado. Consulté a mi pastor, Salvador Sabino, y a mi doctora, para saber si podía hablar con la prensa y ellos me dieron el permiso, porque a mí me cuidan y le dan seguimiento a mi vida después que estoy rehabilitado”, dice.

En estos momentos Sandy vive la esfervescencia de muchos cristianos que acaban de conocer a Cristo. Dijo que está consciente de que vendrán muchas pruebas a su vida, por eso no ha querido apartarse de Dios en ningún momento de su vida. “Sé que el único que lo puede todo es Dios, por eso estoy aquí, vivo”.

Sandy Reyes: “Empecé a drogarme desde niño”
Con apenas 11 años de edad, el popular merenguero Sandy Reyes se enfrentó a las adversidades de la vida. En busca de ahogar sus penas se refugió en el alcohol, y luego en las drogas.

Hoy totalmente recuperado, tras años de rehabilitación, y con una vida plena, entregada a Dios, aún salen lágrimas de sus ojos al recordar el infierno en el que vivió desde muy joven. Su vida se inicia en el seno de una numerosa familia, en la ciudad de La Vega. El único varón entre 9 hermanas, fue víctima de maltratos físicos y emocionales de parte de su padre, que siendo alcohólico golpeaba a su madre y a sus hermanas.

“Yo vengo de ese patrón, de ver pleitos, y de creer en el machismo. En una ocasión, mi padre golpeaba a mi madre, y me metí a defender a mi madre. En medio del forcejeo me dijo que en su gallinero no podían haber dos gallos, o me iba yo, o se iba él de la casa. Por lo que decidí dejar mi hogar esa misma noche”.

En la calle, viviendo solo, comenzó a ingerir alcohol sin ningún control. “Siendo un niño de 11 años llegué a tomarme hasta cuatro cervezas yo solo, y en medio de esos “jumos” me metía en iglesia, la Catedral de La Vega, porque no encontraba donde refugiarme, y allí vomitaba. este sufrimiento me lo tragaba solo”.

Sandy obtenía su sustento económico dando clases de guitarra en el colegio Inmaculada y cantaba en el restaurante Vega Vieja. “Un día fueron a cantar al Teatro Vega Real Niní Cáffaro, Sonia Silvestre, acompañados del maestro Tito Delgado. Ellos me permitieron cantar y luego me invitaron al programa ‘Nosotros a las ocho”.

Ese fue el inicio de la carrera artística de Sandy Reyes, pues después de su participación se convirtió en un asiduo al programa, hasta que Rafael Solano lo contrató para cantar con su orquesta, tras la muerte de Rico López.

“Este fue mi primer contacto con el merengue. Tenía unos 14 años. Luego me ofrecieron trabajo en el hotel Jaragua, ahí permanecí un año, después me fui a trabajar al hotel Comodoro y allí fue a verme Domingo Bautista, Cholo Brenes y Wilfrido Vargas y me reclutaron para el proyecto Wilfrido Vargas”.

El éxito llegó de inmediato con merengues como “El pájaro Showí”, “Solina, Solina”, “La pringamosa”, entre otros.

Sandy permanece nueve años con Wilfrido y luego funda, junto a Dioni, El equipo de Dioni Fernández. “El guardia del arsenal”, “Yo quisiera” y “Yo te amo más” de Yaqui Núñez fueron algunos de los merengues grabados.

“Luego Wilfrido me llama y regresé a grabar la producción ‘Abusadora’, uno de los merengues más conocidos en el mundo. Este disco contiene los éxitos ‘Cualquiera que te oye’ (Yaqui Núñez). Yo cantaba la mayoría de los temas de la orquesta y luego de este éxito sentí la necesidad de formar tienda aparte”. Es así como hace su agrupación en donde recibe gran respaldo tanto en el país como en Puerto Rico con merengues como: “Tengo un pie aquí y el otro allá”, “El tiburón”, “Enamorar”, “Margarita”, “Mi novia, mi amante y mi mujer” y la famosa balada “Lluvia”. En el 1989 concluye su orquesta y luego logra grabar cuatro producciones que no tuvieron salida.

Durante esa época Sandy Reyes creó su compañía SR récords, y ahora SR Music. La debilidad con los vicios no le permitía salir a camino.

“Siempre hay una excusa para usar drogas. Gracias a Dios, salí del infierno y puede conocer la gloria, porque Dios me tenía seleccionado entre sus ovejas y no permitió que mi vida concluyera perdida en las drogas”.

Toca fondo
Hubo momento en que Sandy tocó fondo. Al contar su experiencia, el merenguero no se avergüenza porque dice que sólo los valientes pueden lograrlo.

“Conmigo han pasado cosas muy grandes, que nunca pensé que pasarían, porque mi vida era solo las drogas y los vicios”.

Sandy intentó recuperarse en varias oportunidades, pero sólo cuando conoce al Señor es que logra terminar con este infierno.

“Porque de Dios he recibido su perdón, su fuerza y la fe. Que aunque vendrán tentaciones, Él me ayudará a superarlas”.

SU COMPAÑÍA
ARCADIO:
En plena experiencia de fe y rehabilitación, Sandy Reyes reabrió su empresa SR Music y comenzó a producirle un disco de bachata al cantante Arcadio.

“Ya grabamos el tema ‘Expectativas’ y estamos en búsqueda de una nueva fusión bachatera con músia colombiana y africana. Queremos experimentar con nuevos ritmos”, dijo el famoso cantante.

El merenguero continuará trabajando con otros artistas, y también se prepara para hacer una producción en donde incluirá música religiosa y merengues populares. “Este disco será mi próximo proyecto y espero presentarlo el año entrante”.

UNA MISIÓN
En ayuda de El Zafiro

Sandy Reyes sabe más que nadie por la situación que está atravesando su homólogo El Zafiro, quien se encuentra perdido en el vicio. “A mí se me sugirió que ayudara a mi amigo El Zafiro, pero tengo que confesar que aún no me siento preparado para bajar a ese mundo, porque podría sentirme tentado.

Cuando esté listo, no sólo ayudaré a El Zafiro, sino, también a otros que necesiten de mi testimonio, de mi amor y mi comprensión. Pero ahora no estoy preparado para compartir con personas que consuman drogas”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre