Listin Diario Logo
11 de diciembre 2018, actualizado a las 12:54 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Entretenimiento domingo, 20 de mayo de 2007
0 Comentarios

DEL SHOW

“Yo la agarro bajando...”

  • “Yo la agarro bajando...”
    Gilberto Santa Rosa cuando cantaba en la Plaza España ante miles de personas.
Ramón Almánzar

SANTO DOMINGO.- El río Ozama dormía en su lecho, pero a pocos metros, más de 8,000 personas estaban muy despiertas, incitadas por el ritmo salsero del puertorriqueño Gilberto Santa Rosa. Hubo salsa en cantidad, y de la buena, durante su participación, hasta la madrugada del sábado, en el concierto “Auténtico”, en el que compartió con Héctor Acosta y Los Hermanos Rosario.

Con el Alcázar de Colón al frente, la multitud copó la capacidad de la Plaza España para disfrutar ese coctel de ritmos caribeños como la bachata, el merengue y la salsa.

Sin bigotes ni canas, vestido muy elegante, Santa Rosa mantuvo el embrujo, hechizando a un público incondicional, que lo esperó sin moverse y que reúne mujeres jóvenes y maduras, así como hombres que lo ven como un caballero y de una oferta artística de gran calidad.

Su estilo
Sus calculados paseos por el escenario, esa aparente calma que  que provoca explosiones de histerias y su inconfundible estilo a la hora de interpretrar la salsa o el bolero lo convierten en una carta de éxito para cualquier presentación en los escenarios dominicanos. Más en salsa que en bolero, desde las 11:05 de la noche del viernes y hasta la 1:00 de la madrugada del sábado, Santa Rosa se paseó por el escenario cargando con títulos muy conocidos: “Yo no te pido”, “Me falta voluntad”, “Vino tinto”, “La conciencia”, Vivir sin ella”, “Esta sombra loca”, “Te propongo” y “Perdóname”. “Estoy encantado de estar de vuelta y de compartir escenario con dos grandes artistas que me dan la oportunidad de compartir su escenario”, manifestó “El caballero de la salsa”.  

A las 11:55 se escuchó uno de los boleros más esperados: “Dicen que no debo illusionarme, que tu amor no está a mi alcancé, que hace mucho te perdí...”. Más adelante vendrían otros dardos románticos: “Mentiras” y “La soledad” y “Que alguien me diga”. Y la euforia era colectiva.  La ciudad amurallada rompía sus muros musicales ante el frenesí, el mismo que cuando comenzaba a apagarse era agitado de nuevo por “El caballero”. Así pasó en un momento que sintió que el ánimo no era el mismo y en base a su sondeo motivó a la gente a recobrar energía para que lo acompañen en sus propuestas.

En merengue
Uno de los momentos tradicionales de sus presentaciones en el país, lo es el segmento dedicado al merengue, que esta vez incluyó  “Jardinera”, que popularizó Joseíto Mateo y luego Fernandito Villalona; “Muchacha bonita de los algodones” y “Siña Juanica”. Aquí subió a escena, empujado por el salsómano Eugenio Pérez, Pablito Barriga (del Combo Show) con una güira encima.

“Si yo hubiera nacido en este país fuera un cantante de merengue”, afirmó el artista para dar paso a otros temas de su amplio arsenal. Con el tema “Almas gemelas” cruzó la línea divisoria del tiempo, de un día a otro. Ya era la madrugada del sábado y faltaba una hora más de música.

A la celebración acudió el salsero dominicano José Alberto El Canario, quien subió al final tras escuchar en voz de Santa Rosa “Yo la agarro bajando”. Era la 1:00 de la madrugada y la dosis musical ya era suficiente por ahora. LUGAR: A pesar de la confusión con el cambio de lugar, de la Fortaleza Ozama a la Plaza España, hay que destacar la gran convocatoria lograda. También ayudó que ambos lugares están en la misma zona.

AUSPICIO: Centennial instaló una gran tarima VIP en la que había de todo, hasta sushi y otros manjares y bebidas. En ese lugar estaban los invitados especiales de la empresa telefónica. Un trato exquisito. El otro VIP, el que se vendió, daba pena por aquello de que el que pagó por uno de estos puestos se encontró apretujado y mezclado con los que pagaron por una entrada general. Eso está pasando con frecuencia. Es bueno que tomen cartas en el asunto.

Los dominicanos quieren mucho a Santa Rosa y de esa celebración de 30 años que él hacía aquí mucho le toca a su gente de este país. Esperamos cumpla muchos más.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre