Listin Diario Logo
28 de septiembre 2021, actualizado a las 03:48 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 20 de agosto de 2021

Mujeres del noroeste encuentran oportunidad en fibras de banano

Además de consumir la fruta, en esta parte del país también aprovechan las fibras de la mata.

  • Mujeres del noroeste encuentran oportunidad en fibras de banano

    La calidad de los productos es un elemento que distingue y hace resaltar los productos que las mujeres de esta asociación realizan, según visitantes. CORTESÍA DE KOSAKY SUBERVÍ

  • Mujeres del noroeste encuentran oportunidad en fibras de banano
JUANA CABRERA
Santo Domingo, RD

La línea noroeste se ca­racteriza por resaltar en sus propuestas turísticas su cultura y los productos que mejor cosechan, co­mo es el caso del banano, el cual se ha convertido desde hace muchos años en un producto importan­te para la economía local. En este sentido, también resaltan los usos alternos que habitantes de la re­gión le han dado, especí­ficamente de Santa Cruz de Mao, Valverde; donde aprovechan no solo la fru­ta, sino también las fibras de las matas.

La Asociación de Fabrican­tes de Artesanía de Valver­de (Asfaval) agrupa a mu­jeres que hacen una gran variedad de productos con terminaciones de alta cali­dad, todas a partir de las fi­bras que se desprenden de la “barriga” de la mata de banano o guineo, generan­do diferentes texturas y co­lores.

Ana Rodríguez, presidenta de Asfaval, explicó que se capacitaron desde el 2015 y brindan una experiencia de turismo cultural comunita­rio. Es a partir del 2017 que se organizan como asocia­ción y se componen de unas 13 mujeres en la mano de obra artesanal.

Para esas damas realizar es­tos productos representa, además, un relajamiento que les da diversión al tiem­po que generan ingresos económicos.

Oportunidad de trabajo
Antes de que se iniciara el proyecto, en Valverde se realizó un estudio que arro­jó que las mujeres estaban en desventaja frente a los hombres en cuanto a la vi­da productiva, así que se vio como una manera de que pudieran recibir ingresos y, más adelante, pudieran de­sarrollarse, todo esto con la alianza del Proyecto Turis­mo Comunitario y el apoyo de instituciones público-pri­vadas.

Es un negocio abierto al pú­blico en general, ubicado en la Casa de la Cultura de Mao, a la espera de contar con un espacio más amplio para el desarrollo de su co­mercio.

En la parte económica, Ro­dríguez explica que aún no hay un gran cambio, puesto que no todos conocen de lo que hacen allí.


Más en El Norte