Listin Diario Logo
13 de mayo 2021, actualizado a las 08:52 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 30 de abril de 2021

SONAJERO

Solo una mujer sabe

  • Solo una mujer sabe
GRISBEL MEDINA
sonriete_gris@hotmail.com

 Una mujer embarazada en­frenta riesgos durante y posterior al parto. So­lo una mujer sabe la can­tidad de situaciones que afronta a partir de una prueba positiva. Solo una mujer conoce las implicaciones, los cambios físicos, emocionales, el in­somnio, la perturbación. Solo una mujer sabe.

El embarazo idealizado es un manojo de ternura. Una criatura recién nacida es lo más parecido a Dios. Es la bendición hecha piel. Y es lindo para el alma y, por supuesto, en fotos.

En la vida real, y en circunstancias aun normales, el embarazo es algo muy serio, un desafío. Solo una mujer sabe.

En otras circunstancias, cuando el em­barazo representa un riesgo para la vida de la mujer, si es fruto de una violación o incesto o si existen malformaciones feta­les por las cuales sabemos que la criatura morirá a la hora de nacer, es indigno obli­gar a una mujer a parir.

El Estado penaliza el aborto y la Cáma­ra de Diputados aprobó en primera lectu­ra el Código Penal obviando la interrup­ción del embarazo en tres causales.

A nadie le alegra la idea de abortar. Na­die hace del aborto una fiesta. Es un tema muy serio y se han planteado tres causa­les por conocer las dimensiones de las ci­tadas circunstancias.

Despenalizar el aborto en las tres cau­sales permitiría garantizar un mínimo de derechos a la salud y a la dignidad de las mujeres, conforme a los compromisos in­ternacionales de derechos humanos del Estado dominicano.

En resumen, desde el confort en el Congreso jamás se sabrá el trance de una muchacha embarazada de un violador, y, peor, cuando el hombre que viola es su padre. Diputada Betty, es muy fácil testi­moniar cuando mi bebé ha sido deseado. ¿Usted conoce la empatía y las estadísti­cas de niñas embarazadas en RD?

Basta de decidir sobre el cuerpo de las mujeres. Solo una mujer sabe.


Más en El Norte