Listin Diario Logo
15 de diciembre 2019, actualizado a las 12:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 22 de noviembre de 2019

Monumentos naturales del pueblo

Árboles centenarios son parte del patrimonio natural de Santiago

  • Árboles centenarios son parte del patrimonio natural de Santiago

    La ceiba, declarada monumento natural y con casi mil años. Alberto Liranzo/LD

Juana Cabrera
juana.cabrera@listindiario.com
Santiago, RD

Santiago, entre las numerosas riquezas que posee, conserva tesoros naturales de importancia que trascienden incluso los límites regionales. Entre estos están los árboles centenarios, cuyas características les han hecho merecer  la categoría de monumento natural y a otros encontrar quienes luchen porque se les designe esa denominación que por alegados rasgos merecen.

Según la Ley Sectorial de Áreas Protegidas No. 202-04, los monumentos naturales son “Áreas que contengan uno o más rasgos naturales específicos o naturales-culturales que posean un valor sobresaliente o único debido a su rareza intrínseca, a sus cualidades estéticas representativas o a su significación natural-cultural”.

Por elementos como los antes señalados en la Ley, es que fue declarado con la referida denominación al árbol “La Ceiba” mediante el decreto presidencial No 571-09, cuyas medidas son de 55 metros de altura y 43 metros de diámetro, con más de 900 años, localizado entre los municipios Licey y Tamboril.

Luis Polanco, director ejecutivo de la Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci), explica que a pesar de que la provincia posee varios árboles que cumplen con las características para esta declaración, no todos estos están necesariamente protegidos.

Cuidado

La Soeci junto a otras organizaciones, como Acción Verde, Medio Ambiente y la junta de vecinos de Don Pedro ha fungido como guardiana de esa ceiba, considerada, además, el árbol más grande y robusto del territorio nacional.

A la mayoría de esos árboles icónicos, la entidad ambientalista les tiene un nivel de vigilancia especial para ayudar a su prolongada existencia. Sin embargo, Polanco entiende que se necesita más.

“Eso no es suficiente. Necesitamos que esos árboles sean declarados patrimonio natural y que sean vigilados con mayor rigor como lo es la ceiba”.

CLAVE

Más de dos siglos.

Entre los distintos árboles que enriquecen a Santiago con cientos de años, resaltan dos ceibas y dos samanes, con más de 200 años.


Más en El Norte